A vueltas con las grabaciones y el despido tras la LOPDGDD: ¿toda grabación en el trabajo constituye una «injerencia ilegítima en la intimidad»?

TIEMPO DE LECTURA:

  • Autor: Jose Juan Candamio Boutureira
  • Materia: Administrativo
  • Fecha: 12/06/2019

Noticias Iberley

Como complemento a nuestro blog Despido basado en prueba de videovigilancia: ya no es suficiente un cartel indicativo de «zona videovigilada» (RGPD y la LOPDGDD), esta semana analizaremos la reciene SJS Bilbao Nº 128/2019, de 4 de abril de 2019, Rec 314/2018, Ecli: ES:JSO:2019:1266, donde nuevamente las Salas de lo Social siguen tratando el binomio control empresarial de la actividad mediante grabaciones y derecho a la intimidad del trabajador.

Ya tratábamos en nuestra anterior entrada en la Revista de Iberley el necesario cambio que, sobre la doctrina «flexibilizadora» en el cumplimiento del deber informativo, suponían las nuevas exigencias del RGPD y la LOPDGDD, quedando reflejadas, con base a la SJS Pamplona/Iruña Nº 52/2019, e 18 de Febrero de 2019, Rec 875/2018, Ecli: ES:JSO:2019:281, las posibles dudas interpretativas en relación al art. 89 LOPDGDD «Derecho a la intimidad frente al uso de dispositivos de videovigilancia y de grabación de sonidos en el lugar de trabajo».

Nuevamente, llega a las Salas de lo Social de primera instancia la determinación de los términos en que pueden entenderse cohonestados, de un lado el derecho del trabajador al que se le respete su vida privada, y de otro el de la empresa a comprobar que la actividad profesional de sus empleados es ejercida con corrección y se adecua a sus directrices, cuando el empleador no establezca de forma clara y meridiana que las cámaras sirven para el control de la actividad laboral.

El caso

En el caso analizado nos encontramos ante un hallazgo «casual» por parte de la empresa, de una alteración informática sospechosa, en la que una empleada de la farmacia simula la devolución de productos de nevera que generalmente se dispensan con receta, (de prohibida devolución, de importes económicos importantes y generalmente no de abono en metálico integro por el paciente), que modifica posteriormente su stock para corregir el desfase, que teclea la venta inmediata de productos de parafarmacia de escasa cuantía para no dejar visible la última operación, no apareciendo en caja en el recuento el importe de ese producto, simuladamente devuelto, lo que ocurriría en caso de ser un mero error informático, cuadrando la caja final, lo que evidencia apropiación del dinero que consta como devuelto, pero que no pudo devolverse un producto que no se vendió tantas veces y cuya devolución está prohibida.

Ante el descubrimiento relatado, el empresario procede a verificar las cámaras de seguridad y descubre que uno de los días en los que se hace informáticamente esta operación, en el puesto de trabajo en el que se desarrolla, puesto de trabajo junto a la nevera, se observa a la trabajadora demandante cogiendo la caja del producto, escaneándola y volviendo a guardarla en la nevera.

La persona trabajadora señala en su defensa que no puede usarse como prueba la grabación de las cámaras atendiendo a la doctrina emanada de la STJUE de 9.1.18, caso López Ribalda, dado que el empresario no identificó el uso de las cámaras de videovigilancia, y que en ellas no se aprecia a la empleada apoderándose de dinero alguno, pudiendo ser otro empleado el que haya usado su número de empleado

Se opone la empresa señalando que las cámaras y su utilización fue aceptada por la trabajadora en el contrato de trabajo y ésta conocía de forma expresa su ubicación, que la prueba fundamental de cargo son los registros informáticos donde se constatan las operaciones realizadas y que la apropiación del dinero no se constata porque no se apropiaba de él en el mismo momento, podía hacerlo de forma fraccionada en cualquier cobro o al retirar las cajas registradoras en los lugares a los que se las llevaba y que no eran accesibles a las cámaras instaladas.

Flexibilización de las exigencias en torno a la existencia de cámaras de vigilancia 

En este supuesto a la persona trabajadora se le había informado, a la formalización de su contrato, de la existencia de las cámaras de vigilancia con las que había compartido su actividad laboral durante 10 años, siendo plenamente consciente de su localización y de la grabación de las imágenes, si bien no consta que a la misma se le haya realizado una información adicional a la del momento de contratación respecto a los fines de estas cámaras de vigilancia.

Partiendo de la necesidad de atender en cada caso concreto a las circunstancias concurrentes para poder valorar si la intromisión en la intimidad de la persona trabajadora estaba justificada y era legítima o no, para el JS:

«La única forma en la que la empresa podía comprobar la autoría de las referidas actuaciones presuntamente irregulares era por las cámaras, al no tener limitado el uso personal del número de empleado cada una de las personas que prestaba servicios en la farmacia, por lo que el control de la actividad y la injerencia realizada con esas grabaciones era absolutamente necesaria y se encuentra dentro de los limites constitucionales no suponiendo una injerencia ilegitima en la intimidad del trabajador que determine la nulidad de la prueba de grabación.

Injerencia que de haberla supuesto determinaría la nulidad de la prueba de grabación y no la nulidad del resto de pruebas derivadas del sistema informático que, siendo un hallazgo causal, no se encuentran envenenadas por esa nulidad de la video grabación, asi se establece en la STS 119/18 de 8 de febrero que señala que el hallazgo casual implica que la posible nulidad de una prueba por afectación de la esfera constitucional de los derechos del trabajador no implique la del resto de pruebas que han sido objeto del hallazgo causal, así lo ha entendido el TS en sentencia 119/18 de 8 de febrero que recuerda otras anteriores al establecer: Que el hallazgo 'casual' de la referida prueba documental excluye la aplicación de la doctrina anglosajona del 'fruto del árbol emponzoñado', en cuya virtud al juez se le veda valorar no sólo las pruebas obtenidas con violación de un derecho fundamental, sino también las que deriven de aquéllas (sobre ello, SSTC 98/2000, de 10/Abril (RTC 2000 , 98 ) ; 186/2000, de 10/Julio (RTC 2000 , 186 ) ; 29/2013, de 11/Febrero (RTC 2013 , 29 ) ; y 39/2016, de 3/Marzo (RTC 2016, 39) . Y SSTS 05/12/03 (RJ 2004, 313) -rec. 52/03 -; 07/07/16 -rcud 3233/14 (RJ 2016 , 4434) -; SG 31/01/17 (RJ 2017, 1429) -rcud 3331/15 -; y 20/06/17 (RJ 2017, 3195) -rcud 1654/15 -).»

Para el Juzgado de lo Social, dado que la empresa ha realizado un uso proporcionado de la visualización de las cámaras habitualmente, en orden al hallazgo causal de irregularidades en el sistema informático y para validar la autoría de los hechos, siendo esta actividad limitada a los días en los que se produjo la irregularidad en el sistema informático de la empresa, al existir actividades sospechosas, y por ello limitado en el tiempo y en el espacio y de carácter proporcional, esta visualización (utilización de grabaciones), por ser necesaria, está dentro de los límites constitucionales y no supone una injerencia ilegitima en la intimidad de la persona trabajadora que determine la nulidad de la prueba de grabación.

Grabación
Derecho a la intimidad
Puesto de trabajo
Derechos de los trabajadores
Actividades profesionales
Control de la actividad laboral
Nulidad de los medios de prueba
Contrato de Trabajo
Actividad laboral
Prueba documental
Derechos fundamentales
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Regulación de la jornada laboral de los artistas en espectáculos públicos

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 24/02/2016

    La jornada laboral del artista comprenderá la prestación efectiva de su actividad artística ante el público y el tiempo en que está bajo las órdenes de la Empresa, a efectos de ensayo o de grabación de actuaciones. Quedará excluida, en todo c...

  • Regulación de las intromisiones ilegítimas

    Orden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

    Los Art. 7,Art. 8 ,Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo recogen aquellas conductas consideradas como intromisiones ilegítimas (y por tanto, habilitantes de los oportunos mecanismos de protección de la norma) así como las excepciones o supuestos que ...

  • Derecho a la desconexión digital y demás derechos digitales en el ámbito laboral en la LOPDGDD

    Orden: Administrativo Fecha última revisión: 08/02/2019

    Con respecto a los derechos digitales, en el ámbito laboral la nueva LO 3/2018 ha sido bastante profusa, al recoger hasta 5 derechos en este ámbito, contenidos en los artículos 87 a 91. Estos artículos a su vez se complementan con las disposicion...

  • El contrato de producción de obra audiovisual

    Orden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    El contrato de producción de obra audiovisual, se posiciona como una de las modalidades de arrendamiento de obra, cuya regulación se recoge a lo largo de los Art. 86-94 ,Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril.  Tal y como establece el A...

  • Vista y conclusiones en el procedimiento Contencioso-Administrativo

    Orden: Administrativo Fecha última revisión: 06/02/2017

    Los trámites de vista y conclusiones del procedimiento Contencioso-Administrativo se regirán por los Art. 62-66 ,Ley 29/1998, de 13 de julio. Los Art. 62-66 ,Ley 29/1998, de 13 de julio se dedican a regular la vista y las conclusiones en el proced...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados