Régimen general de las fundaciones

Pertenece al Grupo
Incluídos en este Concepto
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Constitución de las fundaciones laborales

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 14/12/2012

    Constitución de nuevas fundaciones La Ley reconoce con carácter general la capacidad para fundar tanto a las personas físicas como a las jurídicas, sean éstas públicas o privadas (arts. 8-13, Ley 50/2002, de 26 de diciembre) Las personas físic...

  • Constitución de fundaciones

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 28/01/2016

    Según establece el Art. 11 ,Ley de Fundaciones, los Estatutos de la Fundación deberán ser redactados haciendo constar las siguientes menciones: Denominación. Fines fundacionales. Domicilio y ámbito territorial. Composición del órgano de gobie...

  • Constitución de la fundación

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

    La constitución de fundaciones se encuentra regulada, dentro de su capítulo II, en los Art. 8-13 ,Ley 50/2002, de 26 de diciembre.  Es el capítulo II de la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones, el que se ocupa de regular la constituci...

  • Las fundaciones en Cataluña

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

    Las fundaciones encuentran su regulación en la Ley 4/2008, de 24 de abril, del libro tercero del Código Civil de Cataluña, relativo a las personas jurídicas,  concretamente en el Art. 331.1 ,Código Civil Catalán y siguientes. La Ley 4/2008, ...

  • Regulación del funcionamiento de la fundación

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

    El funcionamiento y actividad de las fundaciones tiene su regulación en los Art. 23-28 ,Ley 50/2002, de 26 de diciembre, correspondientes a su capítulo V. En el mismo se establecen las obligaciones de destinar patrimonio y rentas a los fines fundac...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 28/01/2016

Las fundaciones se encuentran reguladas en la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones. Tal y como se desprende de la Exposición de Motivos de la Ley de Fundaciones, el Art. 34 ,CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA reconoce el derecho de fundación para fines de interés general.

 

La Ley 30/1994, de 24 de noviembre, de Fundaciones y de incentivos fiscales a la participación privada en actividades de interés general se había quedado obsoleta. Con  la promulgación de la nueva Ley de Fundaciones se persiguen tres objetivos.

En primer lugar, reducir la intervención de los poderes públicos en el funcionamiento de las fundaciones.

En segundo lugar, flexibilizar y simplificar  los procedimientos eximiendo además a las fundaciones de menor tamaño del cumplimiento de ciertas obligaciones exigibles a las de mayor entidad.

Y finalmente, la Ley de Fundaciones, persigue dinamizar y potenciar el fenómeno fundacional.

Son fundaciones las organizaciones constituidas sin fin de lucro que, por voluntad de sus creadores, tienen afectado de modo duradero su patrimonio a la realización de fines de interés general.

Se regirán, en todo caso, por la Ley, por la voluntad del fundador y por los Estatutos de la propia fundación. Tendrán personalidad jurídica desde la inscripción de la escritura pública de su constitución en el correspondiente Registro de Fundaciones.
La inscripción sólo podrá ser denegada cuando dicha escritura no se ajuste a las prescripciones de la ley.

Deberán estar domiciliadas en España las fundaciones que desarrollen principalmente su actividad dentro del territorio nacional.

Tendrán su domicilio estatutario en el lugar donde se encuentre la sede de su Patronato, o bien en el lugar en que desarrollen principalmente sus actividades.
Las fundaciones que se inscriban en España para desarrollar una actividad principal en el extranjero, tendrán su domicilio estatutario en la sede de su Patronato dentro del territorio nacional.

Tendrán capacidad para constituir fundaciones, las personas físicas y jurídicas, ya sean éstas públicas o privadas.

La fundación podrá constituirse por actos «inter vivos», mediante escritura pública la cual deberá cumplir con lo estipulado en el Art. 10 ,Ley 50/2002, de 26 de diciembre

También podrá hacerlo mediante acto «mortis causa», a través de testamento cumpliendo de igual forma con lo establecido en el citado artículo.

La dotación, que podrá consistir en bienes y derechos de cualquier clase, ha de ser adecuada y suficiente para el cumplimiento de los fines fundacionales. Se presumirá suficiente la dotación cuyo valor económico alcance los 30.000 euros.

Si la aportación es dineraria, podrá efectuarse en forma sucesiva. En tal caso, el desembolso inicial será, al menos, del 25%, y el resto se deberá hacer efectivo en un plazo no superior a cinco años, contados desde el otorgamiento de la escritura pública de constitución de la fundación.

El Patronato, se constituye como un órgano de gobierno y representación de la misma, que adoptará sus acuerdos por mayoría en los términos establecidos en los Estatutos.

Estará constituido por un mínimo de tres miembros, que elegirán entre ellos un Presidente, si no estuviera prevista de otro modo la designación del mismo en la escritura de constitución o en los Estatutos.

Asimismo, el Patronato deberá nombrar un Secretario, cargo que podrá recaer en una persona ajena a aquél, en cuyo caso tendrá voz pero no voto, y a quien corresponderá la certificación de los acuerdos del Patronato.

El patrimonio de la fundación está formado por todos los bienes, derechos y obligaciones susceptibles de valoración económica que integren la dotación, así como por aquellos que adquiera la fundación con posterioridad a su constitución, se afecten o no a la dotación.

Su administración y disposición, corresponderá al Patronato.

Según el Art. 23 ,Ley 50/2002, de 26 de diciembre, las fundaciones estarán obligadas a:

a) Destinar efectivamente el patrimonio y sus rentas, de acuerdo con la presente Ley y los Estatutos de la fundación, a sus fines fundacionales.

b) Dar información suficiente de sus fines y actividades para que sean conocidos por sus eventuales beneficiarios y demás interesados.

c) Actuar con criterios de imparcialidad y no discriminación en la determinación de sus beneficiarios.

Las fundaciones deberán llevar una contabilidad ordenada y adecuada a su actividad, que permita un seguimiento cronológico de las operaciones realizadas. Para ello llevarán necesariamente un Libro Diario y un Libro de Inventarios y Cuentas Anuales.

Reglamentariamente se desarrollará un modelo de Ilevanza simplificado de la contabilidad, que podrá ser aplicado por las fundaciones en las que, al cierre del ejercicio, se cumplan al menos dos de las siguientes circunstancias.

a) Que el total de las partidas del activo no supere 150.000 euros. A estos efectos, se entenderá por total activo el total que figura en el modelo de balance.

b) Que el importe del volumen anual de ingresos por la actividad propia, más, en su caso, el de la cifra de negocios de su actividad mercantil, sea inferior a 150.000 euros.

c) Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a 5.

5. Existe obligación de someter a auditoría externa las cuentas anuales de todas las fundaciones en las que, a fecha de cierre del ejercicio, concurran al menos dos de las circunstancias siguientes.

a) Que el total de las partidas del activo supere 2.400.000 euros.

b) Que el importe neto de su volumen anual de ingresos por la actividad propia más, en su caso, el de la cifra de negocios de su actividad mercantil sea superior a 2.400.000 euros.

c) Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio sea superior a 50.

Las fundaciones podrán obtener ingresos por sus actividades siempre que ello no implique una limitación injustificada del ámbito de sus posibles beneficiarios.

El Protectorado velará por el correcto ejercicio del derecho de fundación y por la legalidad de la constitución y funcionamiento de las fundaciones, y será ejercido por la Administración General del Estado.

Sus funciones vienen enumeradas en el Art. 35 ,Ley 50/2002, de 26 de diciembre

La fundación se extinguirá por las siguientes causas:

a) Cuando expire el plazo por el que fue constituida.

b) Cuando se hubiese realizado íntegramente el fin fundacional.

c) Cuando sea imposible la realización del fin fundacional, sin perjuicio de lo dispuesto en los Art. 29,Art. 30 ,Ley 50/2002, de 26 de diciembre

d) Cuando así resulte de la fusión a que se refiere el artículo anterior.

e) Cuando concurra cualquier otra causa prevista en el acto constitutivo o en los Estatutos.

f) Cuando concurra cualquier otra causa establecida en las leyes.

 

 

 

No hay versiones para este comentario

Fundaciones
Patronato
Escritura pública
Voluntad
Poderes públicos
Beneficios fiscales
Personalidad jurídica
Registro de Fundaciones
Persona física
Testamento
Actividad mercantil
Escritura de constitución
Cifra de negocios
Fin de la fundación
Cuentas anuales
Libro diario
Estatutos de la fundación
Libro de inventarios y cuentas anuales
Protectorado