Extinción del contrato de trabajo por prejubilación del trabajador

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Regulación de las jubilaciones anticipadas por expediente de regulación de empleo

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 09/06/2016

    La DT4 ,Ley General de la Seguridad Social, en su apartado segundo, regula el acceso a la jubilación anticipada, a partir de los sesenta años, para quienes tuvieran la condición de mutualista el 1 de enero de 1967; viendo reducida la cuantía de l...

  • Suspensión del contrato de trabajo por prejubilación

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 11/02/2016

    Prejubilación del trabajador. La prejubilación es una figura que no aparece regulada en nuestro Derecho Positivo, y que, por tanto, ha de regirse por lo pactado válidamente entre las partes, siendo definido por la doctrina como el cese prematuro y...

  • Suspensión del contrato de trabajo por causas consignadas válidamente

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 04/02/2016

    El apdo 1. a) Art. 45 ,ET, establece que podrá incorporarse al contrato de trabajo una cláusula por la que la relación laboral quede suspendida y no extinguida. Las condiciones de suspensión (reincorporación, reserva de puesto de trabajo, remun...

  • Contrato de trabajo de sustitución por anticipación de edad de jubilación (Derogado desde 01/01/2013)

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 07/08/2012

    El contrato de trabajo de sustitución por anticipación de la edad de jubilación (derogado desde el 1/1/2013) tenía por objeto la contratación de trabajadores desempleados en sustitución de trabajadores que anticipen su edad ordinaria de jubilac...

  • Causas de suspensión del contrato de trabajo

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 01/04/2014

    La suspensión del contrato de trabajo se encuentra regulada en los Art. 45-48 ,ET, en donde se define como la suspensión temporal de las obligaciones básicas de trabajador y empresario propias de la relación jurídica, estableciéndose igualment...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 25/02/2016

Prejubilación del trabajador. La prejubilación es una figura que no aparece regulada en nuestro Derecho Positivo, y que, por tanto, ha de regirse por lo pactado válidamente entre las partes, siendo definido por la doctrina como el cese prematuro y definitivo en la vida laboral del trabajador de edad avanzada antes del cumplimiento de la edad normal de jubilación, mediante las correspondientes contrapartidas económicas a cargo de la empresa. Sentencia Juzg. de lo Social - Donostia-San Sebastián nº 2, nº 13/2015, de 13/01/2015, Rec. 216/2014

La prejubilación es una figura que no aparece regulada en nuestro Derecho positivo, por tanto se regirá por lo pactado validamente entre las partes. La doctrina la define como el cese prematuro y definitivo en la vida laboral del trabajador de edad avanzada antes del cumplimiento de la edad normal de jubilación, mediante las correspondientes contrapartidas económicas a cargo de la empresa.

Hay que advertir previamente respecto a la invocación de que se hace en el pacto a la "suspensión del contrato" que conforme a reiterada jurisprudencia, la verdadera naturaleza de un contrato o pacto ha de determinarse con arreglo a su contenido real, con independencia de la denominación que las partes le diesen.

Partiendo de estas premisas, se debe resaltar sobre esta cuestión:

Suspensión

Como se cita el comentario "Suspensión del contrato de trabajo por prejubilación", la prejubilación NO SUPONE SUSPENSIÓN DEL CONTRATO SINO SU EXTINCIÓN, sustituyéndolo por otro contrato nuevo regulador de las relaciones entre las propias partes derivadas de la extinción acordada y fomentada por la empleadora con diferencia de efectos para antes o después de que el antiguo empleado se jubile conforme a la normativa de Seguridad Social.

La suspensión de un contrato, entre ellos el contrato de trabajo, comporta la inexigibilidad de los derechos y las obligaciones recíprocas básicas derivadas del mismo durante un periodo de tiempo, determinado o determinable, y con una voluntad inicial de que se produzca la finalización de la suspensión cuando desaparezcan sus causas justificativas, lo que explica la posible subsistencia de ciertos deberes recíprocos en dicho periodo temporal; por lo que, conceptualmente, la suspensión en la exigibilidad de las prestaciones reciprocas básicas de un contrato establecida de forma o con carácter indefinido no podría calificarse de mera suspensión contractual con pervivencia del inicial contrato, sino que se estaría ante una novación extintiva del originario contrato y su sustitución por uno nuevo entre las mismas partes, al resultar ser las antiguas y las nuevas obligaciones básicas "de todo punto incompatibles" (arg. ex arts. 1204 Código Civil y Art. 45 ,ET).

En esta línea interpretativa, la jurisprudencia de la Sala IV del TS ha declarado que aunque el Estatuto de los Trabajadores no define la suspensión del contrato de trabajo, si que enumera sus causas de suspensión en el Art. 45 ,ET y su efecto principal en el número 2 del propio precepto, por lo que se puede definir como "la situación anormal de una relación laboral, originada por la voluntad de las partes o por la ley, caracterizada por la exoneración temporal de las obligaciones básicas de trabajar y remunerar el trabajo, con pervivencia del vínculo jurídico, de cuya definición surgen los requisitos esenciales de la suspensión: la temporalidad de la situación, la no prestación de trabajo durante ella y su no remuneración, y la continuidad y pervivencia del contrato que, por la concurrencia de una causa suspensiva sufre tan sólo una especie de 'aletargamiento'" (en especial, SSTS 07-05-1984 y 18-11-1986), y se han precisado jurisprudencialmente como notas definidoras de la suspensión del contrato de trabajo las siguientes: "1) Característica esencial de todos los supuestos de suspensión es la de que el contrato no extingue, paralizándose simplemente algunos de sus efectos, aunque éstos sean generalmente ... los más importantes. 2) En cada una de las suspensiones, su específica significación ha de obtenerse de la correspondiente normativa, legal o contractual, por la que se rijan. 3) En principio, la suspensión afecta primordial, y a veces exclusivamente, al deber de realizar la actividad convenida y de remunerar el trabajo, respectivamente para trabajador y empresario, pero quedan subsistentes aquellas otras relaciones y expectativas no paralizadas o destruidas por la suspensión, entre ellas los beneficios que deriven de los sucesivos Convenios Colectivos ... salvo que otra cosa se deduzca de su propio articulado" (STS19-11-1986).

En la verdadera suspensión contractual, con voluntad inicial de reanudar la relación laboral suspendida o de conservar el derecho a reanudarla y con exoneración "de las obligaciones recíprocas de trabajar y de remunerar el trabajo" (apdo. 2, Art. 45 ,ET), las normas legales (Art. 45-48 ,ET) o convencionales o los pactos en los que válidamente pudiera establecerse contemplan sus causas y efectos, en especial la conservación o no de la concreta plaza o reserva del puesto de trabajo, el derecho a la conservación del empleo y al reingreso cuando cese la causa de suspensión (48.1 ,ET), los plazos y condiciones para solicitar el reingreso, los efectos del tiempo transcurrido con el contrato suspendido en cuanto a antigüedad, ascensos o retribuciones, o los posibles deberes, especialmente del trabajador, durante dicho periodo intermedio.

La prejubilación no produce la suspensión de la relación laboral sino su extinción pese lo establecido en expediente de regulación de empleo (STS 29/09/20006), a pesar de que en supuestos excepcionales se han admitido las suspensiones por pacto expreso (Ssentencias TS, de 09/02/2006, Rec. 3752/2004 y TS, de 21/09/2005, Rec. 3977/2004)

Despido prejubilado

La situación de prejubilación no comporta la suspensión del contrato de trabajo y, en consecuencia, la relación laboral no subsistente entre el prejubilado y la empresa en la que había venido prestando efectivos servicios con sus derivadas consecuencias. No obstante el Tribunal sí considera posible despedir al prejubilado por hechos anteriores al inicio de tal situación.

El TS mantiene las siguientes argumentaciones sobre esta cuestión:

  1. La suspensión de un contrato, entre ellos el contrato de trabajo, comporta la inexigibilidad de los derechos y las obligaciones recíprocas básicas derivadas del mismo durante un periodo de tiempo, determinado o determinable, y con una voluntad inicial de que se produzca la finalización de la suspensión cuando desaparezcan sus causas justificativas, lo que explica la posible subsistencia de ciertos deberes recíprocos en dicho periodo temporal; por lo que, conceptualmente, la suspensión en la exigibilidad de las prestaciones reciprocas básicas de un contrato establecida de forma o con carácter indefinido no podría calificarse de mera suspensión contractual con pervivencia del inicial contrato, sino que se estaría ante una novación extintiva del originario contrato y su sustitución por uno nuevo entre las mismas partes, al resultar ser las antiguas y las nuevas obligaciones básicas "de todo punto incompatibles" (arg. ex arts. 1204 Código Civil y 45 ET).
  2. En esta línea interpretativa, la jurisprudencia de esta Sala ha declarado que aunque el Estatuto de los Trabajadores no define la suspensión del contrato de trabajo, si que enumera sus causas de suspensión en el art. 45 y su efecto principal en el número 2 del propio precepto, por lo que se puede definir como "la situación anormal de una relación laboral, originada por la voluntad de las partes o por la ley, caracterizada por la exoneración temporal de las obligaciones básicas de trabajar y remunerar el trabajo, con pervivencia del vínculo jurídico, de cuya definición surgen los requisitos esenciales de la suspensión: la temporalidad de la situación, la no prestación de trabajo durante ella y su no remuneración, y la continuidad y pervivencia del contrato .
  3. En la verdadera suspensión contractual, con voluntad inicial de reanudar la relación laboral suspendida o de conservar el derecho a reanudarla y con exoneración "de las obligaciones recíprocas de trabajar y de remunerar el trabajo" (ex art. 45.2, ET), las normas legales (ex arts. 45-48, ET) o convencionales o los pactos en los que válidamente pudiera establecerse contemplan sus causas y efectos, en especial la conservación o no de la concreta plaza o reserva del puesto de trabajo, el derecho a la conservación del empleo y al reingreso cuando cese la causa de suspensión (ex art. 48.1, ET), los plazos y condiciones para solicitar el reingreso, los efectos del tiempo transcurrido con el contrato suspendido en cuanto a antigüedad, ascensos o retribuciones, o los posibles deberes, especialmente del trabajador, durante dicho periodo intermedio.
  4. En el acuerdo de prejubilación no se constata la existencia de una voluntad de temporalidad en la suspensión de las recíprocas obligaciones contractuales ni se contempla la posibilidad de que el trabajador pudiera tener un derecho al reingreso en alguna circunstancia, ni siquiera por incumplimiento trascendente del concreto pacto por parte de la empleadora.
  5. El pacto de prejubilación no establece la suspensión del contrato de trabajo preexistente sino su extinción, sustituyéndolo por otro contrato nuevo regulador de las relaciones entre las propias partes derivadas de la extinción acordada y fomentada por la empleadora con diferencia de efectos para antes o después de que el antiguo empleado se jubile conforme a la normativa de Seguridad Social
  6. Por lo expuesto, el pacto de prejubilación examinado comportó el cese definitivo en la actividad por parte del demandante incentivada por la empresa, que, a falta de causa específica propia en nuestro ordenamiento legal laboral, puede tener en este caso normal encaje en el apdo. 1 a) del Art. 49 ,ET, regulador de la extinción contractual por mutuo acuerdo de las partes en un momento en el que aquél no tenía la edad suficiente para jubilarse anticipadamente conforme a la normativa de Seguridad Social y estableciéndose por parte de la empresa compensaciones por el cese anticipado del trabajador de edad madura o extinción prematura de su contrato de trabajo.
  7. Extinguido el contrato de trabajo existente entre las partes y sustituida la relación entre las mismas por lo estipulado en el pacto de prejubilación mediante el que se nova de forma extintiva aquél, la consecuencia es que carece de eficacia jurídica la decisión unilateral empresarial de poner fin mediante un despido disciplinario a una relación laboral ya inexistente, lo que obliga, oído el Ministerio Fiscal, a estimar el recurso de casación unificadora. (STS de 25 de junio de 2.001 y 14 de diciembre de 2001).

Prestaciones acordadas con la empresa durante la prejubilación

Las prestaciones acordadas con la empresa durante la prejubilación no se consideran mejoras voluntarias, pues no complementan prestaciones de la Seguridad Social, al no tratarse de prejubilación de una contingencia específica protegida en el marco del sistema público de Seguridad Social. (Ver "Seguridad Social complementaria (mejoras voluntarias de la Seguridad Social)")

La prejubilación puede preverse no sólo mediante ERE, sino también por acuerdo en las consultas previas al expediente, por lo establecido en convenio colectivo o, simplemente por acuerdo individual entre empresa y trabajador (STS 28/02/2000 (R. 793/1999)). (Ver "Regulación de las jubilaciones anticipadas por expediente de regulación de empleo")

Pacto de prejubilación. Extinción contractual por mutuo acuerdo

El pacto de prejubilación como norma general supone el cese definitivo en la actividad por parte del trabajador incentivado por la empresa, alcanzado un acuerdo, que, a falta de causa específica propia en nuestro ordenamiento legal laboral, puede tener en este caso normal encaje en el apdo. 1 a) Art. 49 ,Estatuto de los Trabajadores, regulador de la extinción contractual por mutuo acuerdo de las partes en un momento en el que aquél no tenía la edad suficiente para jubilarse anticipadamente conforme a la normativa de Seguridad Social y estableciéndose por parte de la empresa compensaciones por el cese anticipado del trabajador de edad madura o extinción prematura de su contrato de trabajo, en forma de indemnizaciones una a tanto alzado y otras diferidas, rentas de sustitución o mejoras voluntarias a cargo de la empresa, con asunción por parte del trabajador aun no jubilado de obligaciones de lealtad y de no concurrencia y sin perjuicio de otras obligaciones recíprocas complementarias. Como destaca la doctrina científica, la suspensión lleva consigo la expectativa de reiniciar la prestación laboral, mientras que la prejubilación supone la ruptura definitiva del contrato aunque la empresa se vincule con el trabajador a través de una serie de compromisos que surgen como consecuencia del pacto en que se fijen las condiciones de la prejubilación. (STS 25/06/2001 (R. 3442/2000)). Ver comentario "Extinción del contrato laboral por desaparición, incapacidad o jubilación del trabajador"

Garantias establecidas y cambio en convenio colectivo

Sentencias TS, Sala de lo Social, de 22/10/2013, Rec. 3000/2012 La garantia establecida para los trabajadores prejubilados de mantener una equiparación con el personal activo en cuanto a los beneficios sociales no impide que por convenio colectivo se establezca un nuevo subplan para unificar los beneficios del personal procedente de dos centrales

 

 

No hay versiones para este comentario

Prejubilación
Suspensión del contrato de trabajo
Obligaciones recíprocas
Contrato de Trabajo
Extinción del contrato de trabajo
Novación extintiva
Voluntad de las partes
Vínculo jurídico
Convenio colectivo
Expediente de regulación de empleo
Reserva de puesto de trabajo
Extinción del contrato
Falta de causa
Obligación contractual
Mejora voluntaria de la Seguridad Social
Despido disciplinario
Jubilación anticipada
Incapacidad
Jubilación del trabajador