Real Decreto 849/1986, de 11 de abril, por el que se aprueba el Reglamento del Dominio Público Hidráulico que desarrolla los títulos preliminar, I, IV, V, VI, VII y VIII del texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio - Boletín Oficial del Estado de 30-04-1986

TIEMPO DE LECTURA:

  • Ámbito: Estatal
  • Estado: Versión VIGENTE. Validez desde 03 de Octubre de 2018
  • Fecha de entrada en vigor: 30/04/1986
  • Boletín: Boletín Oficial del Estado Número 103
  • Fecha de Publicación: 30/04/1986
  • Este documento tiene versiones

Preambulo

(TÉNGASE EN CUENTA la Sentencia TC 227/1988, de 29 de noviembre, en cuanto a la estimación parcial de recursos de inconstitucionalidad interpuestos contra la Ley 29/1985, de 2 de agosto de Aguas y atribución de competencias del País Vasco.)

La ley 29/1985, de 2 de agosto, de aguas, vigente desde el dia 1 de enero de 1986, autoriza al gobierno en su disposicion final segunda para dictar, a propuesta del ministerio de obras publicas y urbanismo, las disposiciones reglamentarias necesarias para su cumplimiento.

El desarrollo reglamentario previsto en el texto legal no se presenta, sin embargo, con un caracter uniforme de necesidad y urgencia para todos sus capitulos, dado que dicho texto resulta lo suficientemente explicito en algunos de sus conceptos para permitir su aplicacion directa y, por otra parte, las disposiciones transitorias contenidas en la propia ley ofrecen un suficiente grado de prevision que permite a su vez elaborar sin tanta premura las disposiciones reglamentarias correspondientes.

Por el contrario, las materias reguladas en los titulos preliminar, i, iv, v, vi y vii, que se refieren a la definicion del dominio publico hidraulico y a su utilizacion y proteccion, incluidos los regimenes de policia y economico-financiero del mismo, reclaman un inmediato desarrollo a nivel reglamentario que permita, en coordinacion con lo dispuesto en el real decreto 2473/1985, de 27 de diciembre, relativo a la tabla de vigencias en materia de derecho de aguas, aprobado de conformidad con lo dispuesto en la disposicion derogatoria tercera de la ley 29/1985, la aplicacion de esta ley, que ha de conformar de manera progresiva el nuevo orden hidraulico deseado por el legislador.

En su virtud, de acuerdo con el consejo de estado, a propuesta del ministro de obras publicas y urbanismo y previa deliberacion del consejo de ministros en su reunion del dia 11 de abril de 1986,

Dispongo:


Articulo 1. Aprobación del Reglamento del Dominio Público Hidráulico

Se aprueba, como anexo al presente real decreto, el Reglamento del Dominio Público Hidráulico, que desarrolla los títulos Preliminar, I, IV, V (con excepción del régimen jurídico aplicable a los criterios de seguimiento y evaluación del estado de las aguas superficiales y las normas de calidad ambiental, que se regirán por lo previsto en el Real Decreto 817/2015, de 11 de septiembre), VI, VII y VIII del texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio; Reglamento que entrará en vigor en el momento de su publicación en el "Boletín Oficial del Estado".

Modificaciones

Art. 2.

A la entrada en vigor del reglamento del dominio publico hidraulico quedaran derogadas las disposiciones contenidas en el apartado segundo del anexo del real decreto 2473/1985, de 27 de diciembre, por el que se aprueba la tabla de vigencias a que se refiere el apartado 3 de la disposicion derogatoria de la ley 29/1985, de 2 de agosto, de conformidad con lo dispuesto en el citado real decreto.

Dado en madrid a 11 de abril de 1986.

Juan carlos r.

El ministro de obras publicas y urbanismo, javier saenz de cosculluela


Reglamento del Dominio Público Hidráulico que desarrolla los títulos preliminar, I, IV, V, VI, VII y VIII del texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio.
Titulo preliminar
Articulo 1.

1. Es objeto del presente Reglamento el desarrollo de los títulos Preliminar, I, IV, V, VI, VII y VIII del texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, en el marco definido en el artículo 1.1 de dicho texto refundido.

Lo dispuesto en el apartado anterior se entenderá, respecto del desarrollo complementario del título V, sin perjuicio de lo establecido en el Real Decreto 817/2015, de 11 de septiembre, por el que se establecen los criterios de seguimiento y evaluación del estado de las aguas superficiales y las normas de calidad ambiental.

2. Las aguas continentales superficiales, asi como las subterraneas renovables, integradas todas ellas en el ciclo hidrologico, constituyen un recurso unitario, subordinado al interes general, que forma parte del dominio publico estatal como dominio publico hidraulico (art. 1.2 de la la).

3. Corresponde al estado, en los terminos que se establece en la ley de aguas y en este reglamento, la planificacion hidrologica a la que debera someterse toda actuacion sobre el dominio publico hidraulico (art. 1.3 de la la) 4. Las aguas minerales y termales se regularan por su legislacion especifica (art. 1.4 de la la). En el expediente para su calificacion como tales se habra de oir al ministerio de obras publicas y urbanismo a los efectos de su exclusion del ambito de la ley de aguas, si procediere.

Modificaciones

TITULO PRIMERO. DEL DOMINIO PUBLICO HIDRAULICO DEL ESTADO
CAPITULO PRIMERO. DE LOS BIENES QUE LO INTEGRAN
Art. 2.

Constituyen el dominio publico hidraulico del estado, con las salvedades expresamente establecidas en la ley:

A) las aguas continentales, tanto las superficiales como las subterraneas con independencia del tiempo de renovacion.

B) los cauces de corrientes naturales, continuas o discontinuas.

C) los lechos de los lagos y lagunas y los de los embalses superficiales en cauces publicos.

D) los acuiferos subterraneos, a los efectos de los actos de disposicion o de afeccion de los recursos hidraulicos (art. 2 de la la).


Art. 3.

1. La fase atmosferica del ciclo hidrologico solo podra ser modificada artificialmente por la administracion del estado o por aquellos a quienes esta autorice (art. 3 de la la).

Toda actuacion publica o privada tendente a modificar el regimen de lluvias debera ser aprobada previamente por el ministerio de obras publicas y urbanismo, a propuesta del organismo de cuenca.

2. A tal efecto, el organismo de cuenca, a la vista del proyecto presentado por el solicitante, del conocimiento que exista sobre la materia y de los posibles efectos negativos sobre las precipitaciones en otras areas, previo informe del instituto nacional de meteorologia, elevara propuesta al ministerio de obras publicas y urbanismo.

3. Cuando la modificacion de la fase atmosferica del ciclo hidrologico tenga por finalidad evitar precipitaciones en forma de granizo o pedrisco, la autorizacion se otorgara por el organismo de cuenca

Por un plazo de doce meses, renovables por periodos identicos.

En la instancia se indicara el alcance de la pretension y los medios previstos para conseguirla. El organismo de cuenca, previos los asesoramientos que estime oportunos, otorgara la autorizacion con caracter discrecional, pudiendo revocarla en cualquier momento si se produjesen resultados no deseados.

4. Cuando los procedimientos empleados a los efectos de este articulo impliquen la utilizacion de productos o formas de energia con propiedades potencialmente adversas para la salud, se requerira el informe favorable de la administracion sanitaria para el otorgamiento de la autorizacion.


CAPITULO II. DE LOS CAUCES, RIBERAS Y MARGENES
Art. 4.

1. Álveo o cauce natural de una corriente continua o discontinua es el terreno cubierto por las aguas en las máximas crecidas ordinarias (artículo 4 del texto refundido de la Ley de Aguas). La determinación de ese terreno se realizará atendiendo a sus características geomorfológicas, ecológicas y teniendo en cuenta las informaciones hidrológicas, hidráulicas, fotográficas y cartográficas que existan, así como las referencias históricas disponibles.

2. En los tramos de cauce donde exista información hidrológica suficiente, se considerará caudal de la máxima crecida ordinaria la media de los máximos caudales instantáneos anuales en su régimen natural, calculada a partir de las series de datos existentes y seleccionando un período que incluirá el máximo número de años posible y será superior a diez años consecutivos. Dicho periodo será representativo del comportamiento hidráulico de la corriente y en su definición se tendrá en cuenta las características geomorfológicas, ecológicas y referencias históricas disponibles.

En los tramos de cauce en los que no haya información hidrológica suficiente para aplicar el párrafo anterior, el caudal de la máxima crecida ordinaria se establecerá a partir de métodos hidrológicos e hidráulicos alternativos, y, en especial, a partir de la simulación hidrológica e hidráulica de la determinación del álveo o cauce natural y teniendo en cuenta el comportamiento hidráulico de la corriente, las características geomorfológicas, ecológicas y referencias históricas disponibles.


Art. 5.

1. Son de dominio privado los cauces por los que ocasionalmente discurran aguas pluviales, en tanto atraviesen, desde su origen, unicamente fincas de dominio particular.

2. El dominio privado de estos cauces no autoriza hacer en ellos labores ni construir obras que puedan hacer variar el curso natural de las aguas en perjuicio del interes publico o de tercero, o cuya destruccion por la fuerza de las avenidas pueda ocasionar daños a personas o cosas (art. 5 de la la).


Art. 6.

1. Se entiende por riberas las fajas laterales de los cauces públicos situadas por encima del nivel de aguas bajas y por márgenes los terrenos que lindan con los cauces.

2. La protección del dominio público hidráulico tiene como objetivos fundamentales los enumerados en el artículo 92 del texto refundido de la Ley de Aguas. Sin perjuicio de las técnicas específicas dedicadas al cumplimiento de dichos objetivos, las márgenes de los terrenos que lindan con dichos cauces están sujetas en toda su extensión longitudinal:

a) A una zona de servidumbre de cinco metros de anchura para uso público, que se regula en este reglamento.

b) A una zona de policía de cien metros de anchura, en la que se condicionará el uso del suelo y las actividades que en él se desarrollen.

3. La regulación de dichas zonas tiene como finalidad la consecución de los objetivos de preservar el estado del dominio público hidráulico, prevenir el deterioro de los ecosistemas acuáticos, contribuyendo a su mejora, y proteger el régimen de las corrientes en avenidas, favoreciendo la función de los terrenos colindantes con los cauces en la laminación de caudales y carga sólida transportada.

4. En las zonas próximas a la desembocadura en el mar, en el entorno inmediato de los embalses o cuando las condiciones topográficas o hidrográficas de los cauces y márgenes lo hagan necesario para la seguridad de personas y bienes, podrá modificarse la anchura de dichas zonas en la forma que se determina en este Reglamento.
Modificaciones

Art. 7.

1. La zona de servidumbre para uso público definida en el artículo anterior tendrá los fines siguientes: a) Protección del ecosistema fluvial y del dominio público hidráulico.

b) Paso público peatonal y para el desarrollo de los servicios de vigilancia, conservación y salvamento, salvo que por razones ambientales o de seguridad el organismo de cuenca considere conveniente su limitación. c) Varado y amarre de embarcaciones de forma ocasional y en caso de necesidad.

2. Los propietarios de estas zonas de servidumbre podrán libremente sembrar y plantar especies no arbóreas, siempre que no deterioren el ecosistema fluvial o impidan el paso señalado en el apartado anterior.

Las talas o plantaciones de especies arbóreas requerirán autorización del organismo de cuenca. 3. Con carácter general no se podrá realizar ningún tipo de construcción en esta zona salvo que resulte conveniente o necesaria para el uso del dominio público hidráulico o para su conservación y restauración. Solo podrán autorizarse edificaciones en zona de servidumbre en casos muy justificados. Las edificaciones que se autoricen se ejecutarán en las condiciones menos desfavorables para la propia servidumbre y con la mínima ocupación de la misma, tanto en su suelo como en su vuelo. Deberá garantizarse la efectividad de la servidumbre, procurando su continuidad o su ubicación alternativa y la comunicación entre las áreas de su trazado que queden limitadas o cercenadas por aquélla.
Modificaciones

Art. 8.

Por razones topograficas, hidrograficas, o si lo exigieran las caracteristicas de la concesion de un aprovechamiento hidraulico, podra modificarse la zona de servidumbre. La modificacion se hara por causas justificadas de exigencia del uso publico, previa la tramitacion de un expediente en el que se oira al propietario del terreno y, en su caso, al titular de la concesion, determinandose la correspondiente indemnizacion de acuerdo con la legislacion de expropiacion forzosa, si procediera.


Art. 9.

1. En la zona de policía de 100 metros de anchura medidos horizontalmente a partir del cauce quedan sometidos a lo dispuesto en este Reglamento las siguientes actividades y usos del suelo:

a) Las alteraciones sustanciales del relieve natural del terreno.

b) Las extracciones de áridos.

c) Las construcciones de todo tipo, tengan carácter definitivo o provisional.

d) Cualquier otro uso o actividad que suponga un obstáculo para la corriente en régimen de avenidas o que pueda ser causa de degradación o deterioro del estado de la masa de agua, del ecosistema acuático, y en general, del dominio público hidráulico.

2. Sin perjuicio de la modificación de los límites de la zona de policía, cuando concurra alguna de las causas señaladas en el artículo 6.2 del Texto Refundido de la Ley de Aguas (TRLA), la zona de policía podrá ampliarse, si ello fuese necesario, para incluir la zona o zonas donde se concentra preferentemente el flujo, al objeto específico de proteger el régimen de corrientes en avenidas, y reducir el riesgo de producción de daños en personas y bienes. En estas zonas o vías de flujo preferente sólo podrán ser autorizadas aquellas actividades no vulnerables frente a las avenidas y que no supongan una reducción significativa de la capacidad de desagüe de dichas zonas, en los términos previsto en los artículos 9 bis, 9 ter y 9 quáter.

La zona de flujo preferente es aquella zona constituida por la unión de la zona o zonas donde se concentra preferentemente el flujo durante las avenidas, o vía de intenso desagüe, y de la zona donde, para la avenida de 100 años de periodo de retorno, se puedan producir graves daños sobre las personas y los bienes, quedando delimitado su límite exterior mediante la envolvente de ambas zonas.

A los efectos de la aplicación de la definición anterior, se considerará que pueden producirse graves daños sobre las personas y los bienes cuando las condiciones hidráulicas durante la avenida satisfagan uno o más de los siguientes criterios:

a) Que el calado sea superior a 1 m.

b) Que la velocidad sea superior a 1 m/s.

c) Que el producto de ambas variables sea superior a 0,5 m2/s.

Se entiende por vía de intenso desagüe la zona por la que pasaría la avenida de 100 años de periodo de retorno sin producir una sobreelevación mayor que 0,3 m, respecto a la cota de la lámina de agua que se produciría con esa misma avenida considerando toda la llanura de inundación existente. La sobreelevación anterior podrá, a criterio del organismo de cuenca, reducirse hasta 0,1 m cuando el incremento de la inundación pueda producir graves perjuicios o aumentarse hasta 0,5 m en zonas rurales o cuando el incremento de la inundación produzca daños reducidos.

En la delimitación de la zona de flujo preferente se empleará toda la información de índole histórica y geomorfológica existente, a fin de garantizar la adecuada coherencia de los resultados con las evidencias físicas disponibles sobre el comportamiento hidráulico del río.

3. La modificación de los límites de la zona de policía, cuando concurra alguna de las causas señaladas en el apartado 2 del presente artículo, solo podrá ser promovida por la Administración General del Estado, autonómica o local.

La competencia para acordar la modificación corresponderá al organismo de cuenca, debiendo instruir al efecto el oportuno expediente en el que deberá practicarse el trámite de información pública y el de audiencia a los ayuntamientos y comunidades autónomas en cuyo territorio se encuentren los terrenos gravados y a los propietarios afectados. La resolución deberá ser motivada y publicada, al menos, en el Boletín Oficial de las provincias afectadas.

4. La ejecución de cualquier obra o trabajo en la zona de policía de cauces precisará autorización administrativa previa del organismo de cuenca, sin perjuicio de los supuestos especiales regulados en este Reglamento. Dicha autorización será independiente de cualquier otra que haya de ser otorgada por los distintos órganos de las Administraciones públicas.


Artículo 9 bis. Limitaciones a los usos en la zona de flujo preferente en suelo rural.

Con el objeto de garantizar la seguridad de las personas y bienes, de conformidad con lo previsto en el artículo 11.3 del TRLA, y sin perjuicio de las normas complementarias que puedan establecer las comunidades autónomas, se establecen las siguientes limitaciones en los usos del suelo en la zona de flujo preferente:

1. En los suelos que se encuentren en la fecha de entrada en vigor del Real Decreto 638/2016, de 9 de diciembre, en la situación básica de suelo rural del texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana aprobado por el Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre, no se permitirá la instalación de nuevas:

a) Instalaciones que almacenen, transformen, manipulen, generen o viertan productos que pudieran resultar perjudiciales para la salud humana y el entorno (suelo, agua, vegetación o fauna) como consecuencia de su arrastre, dilución o infiltración, en particular estaciones de suministro de carburante, depuradoras industriales, almacenes de residuos, instalaciones eléctricas de media y alta tensión; o centros escolares o sanitarios, residencias de personas mayores, o de personas con discapacidad, centros deportivos o grandes superficies comerciales donde puedan darse grandes aglomeraciones de población; o parques de bomberos, centros penitenciarios, instalaciones de los servicios de Protección Civil.

b) Edificaciones, obras de reparación o rehabilitación que supongan un incremento de la ocupación en planta o del volumen de edificaciones existentes, cambios de uso que incrementen la vulnerabilidad de la seguridad de las personas o bienes frente a las avenidas, garajes subterráneos, sótanos y cualquier edificación bajo rasante e instalaciones permanentes de aparcamientos de vehículos en superficie.

c) Acampadas, zonas destinadas al alojamiento en los campings y edificios de usos vinculados.

d) Depuradoras de aguas residuales urbanas, salvo en aquellos casos en los que se compruebe que no existe una ubicación alternativa o, en el caso de pequeñas poblaciones, que sus sistemas de depuración sean compatibles con las inundaciones. En estos casos excepcionales, se diseñarán teniendo en cuenta, además de los requisitos previstos en los artículos 246 y 259 ter, el riesgo de inundación existente, incluyendo medidas que eviten los eventuales daños que puedan originarse en sus instalaciones y garantizando que no se incremente el riesgo de inundación en el entorno inmediato, ni aguas abajo. Además se informará al organismo de cuenca de los puntos de desbordamiento en virtud de la disposición adicional segunda. Quedan exceptuadas las obras de conservación, mejora y protección de las ya existentes.

e) Invernaderos, cerramientos y vallados que no sean permeables, tales como los cierres de muro de fábrica estancos de cualquier clase.

f) Granjas y criaderos de animales que deban estar incluidos en el Registro de explotaciones ganaderas.

g) Rellenos que modifiquen la rasante del terreno y supongan una reducción significativa de la capacidad de desagüe. Este supuesto no es de aplicación a los rellenos asociados a las actuaciones contempladas en el artículo 126 ter, que se regirán por lo establecido en dicho artículo.

h) Acopios de materiales que puedan ser arrastrados o puedan degradar el dominio público hidráulico o almacenamiento de residuos de todo tipo.

i) Infraestructuras lineales diseñadas de modo tendente al paralelismo con el cauce. Excepcionalmente, cuando se demuestre en que no existe otra alternativa viable de trazado, podrá admitirse una ocupación parcial de la zona de flujo preferente, minimizando siempre la alteración del régimen hidráulico y que se compense, en su caso, el incremento del riesgo de inundación que eventualmente pudiera producirse. Quedan exceptuadas las infraestructuras de saneamiento, abastecimiento y otras canalizaciones subterráneas así como las obras de conservación, mejora y protección de infraestructuras lineales ya existentes. Las obras de protección frente a inundaciones se regirán por lo establecido en los artículos 126, 126 bis y 126 ter.

2. Excepcionalmente se permite la construcción de pequeñas edificaciones destinadas a usos agrícolas con una superficie máxima de 40 m2, la construcción de las obras necesarias asociadas a los aprovechamientos reconocidos por la legislación de aguas, y aquellas otras obras destinadas a la conservación y restauración de construcciones singulares asociadas a usos tradicionales del agua, siempre que se mantenga su uso tradicional y no permitiendo, en ningún caso, un cambio de uso salvo el acondicionamiento museístico, siempre que se reúnan los siguientes requisitos:

a) No represente un aumento de la vulnerabilidad de la seguridad de las personas o bienes frente a las avenidas.

b) Que no se incremente de manera significativa la inundabilidad del entorno inmediato, ni aguas abajo, ni se condicionen las posibles actuaciones de defensa contra inundaciones de la zona urbana. Se considera que se produce un incremento significativo de la inundabilidad cuando a partir de la información obtenida de los estudios hidrológicos e hidráulicos, que en caso necesario sean requeridos para su autorización y que definan la situación antes de la actuación prevista y después de la misma, no se deduzca un aumento de la zona inundable en terrenos altamente vulnerables.

3. Toda actuación en la zona de flujo preferente deberá contar con una declaración responsable, presentada ante la Administración hidráulica competente e integrada, en su caso, en la documentación del expediente de autorización, en la que el promotor exprese claramente que conoce y asume el riesgo existente y las medidas de protección civil aplicables al caso, comprometiéndose a trasladar esa información a los posibles afectados, con independencia de las medidas complementarias que estime oportuno adoptar para su protección. Dicha declaración será independiente de cualquier autorización o acto de intervención administrativa previa que haya de ser otorgada por los distintos órganos de las Administraciones públicas, con sujeción, al menos, a las limitaciones de uso que se establecen en este artículo. En particular, estas actuaciones deberán contar con carácter previo a su realización, según proceda, con la autorización en la zona de policía en los términos previstos en el artículo 78 o con el informe de la Administración hidráulica de conformidad con el artículo 25.4 del TRLA (en tal caso, a menos que el correspondiente Plan de Ordenación Urbana, otras figuras de ordenamiento urbanístico o planes de obras de la Administración, hubieran sido informados y hubieran recogido las oportunas previsiones formuladas al efecto). La declaración responsable deberá presentarse ante la Administración hidráulica con una antelación mínima de un mes antes del inicio de la actividad en los casos en que no haya estado incluida en un expediente de autorización.

4. Para los supuestos excepcionales anteriores, y para las edificaciones ya existentes, las administraciones competentes fomentarán la adopción de medidas de disminución de la vulnerabilidad y autoprotección, todo ello de acuerdo con lo establecido en la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil y la normativa de las comunidades autónomas.


Artículo 9 ter. Obras y construcciones en la zona de flujo preferente en suelos en situación básica de suelo urbanizado.

1. En el suelo que se encuentre en la fecha de entrada en vigor del Real Decreto 638/2016, de 9 de diciembre, en la situación básica de suelo urbanizado de acuerdo con el artículo 21.3 y 4 del texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana, se podrán realizar nuevas edificaciones, obras de reparación o rehabilitación que supongan un incremento de la ocupación en planta o del volumen de edificaciones existentes, cambios de uso, garajes subterráneos, sótanos y cualquier edificación bajo rasante e instalaciones permanentes de aparcamientos de vehículos en superficie, siempre que se reúnan los siguientes requisitos y sin perjuicio de las normas adicionales que establezcan las comunidades autónomas:

a) No representen un aumento de la vulnerabilidad de la seguridad de las personas o bienes frente a las avenidas, al haberse diseñado teniendo en cuenta el riesgo al que están sometidos.

b) Que no se incremente de manera significativa la inundabilidad del entorno inmediato ni aguas abajo, ni se condicionen las posibles actuaciones de defensa contra inundaciones de la zona urbana. Se considera que se produce un incremento significativo de la inundabilidad cuando a partir de la información obtenida de los estudios hidrológicos e hidráulicos, que en caso necesario sean requeridos para su autorización y que definan la situación antes de la actuación prevista y después de la misma, no se deduzca un aumento de la zona inundable en terrenos altamente vulnerables.

c) Que no se traten de nuevas instalaciones que almacenen, transformen, manipulen, generen o viertan productos que pudieran resultar perjudiciales para la salud humana y el entorno (suelo, agua, vegetación o fauna) como consecuencia de su arrastre, dilución o infiltración, en particular estaciones de suministro de carburante, depuradoras industriales, almacenes de residuos, instalaciones eléctricas de media y alta tensión.

d) Que no se trate de nuevos centros escolares o sanitarios, residencias de personas mayores, o de personas con discapacidad, centros deportivos o grandes superficies comerciales donde puedan darse grandes aglomeraciones de población.

e) Que no se trate de nuevos parques de bomberos, centros penitenciarios o instalaciones de los servicios de Protección Civil.

f) Las edificaciones de carácter residencial se diseñarán teniendo en cuenta el riesgo y el tipo de inundación existente y los nuevos usos residenciales se dispondrán a una cota tal que no se vean afectados por la avenida con periodo de retorno de 500 años. Podrán disponer de garajes subterráneos y sótanos, siempre que se garantice la estanqueidad del recinto para la avenida de 500 años de período de retorno, y que se realicen estudios específicos para evitar el colapso de las edificaciones, todo ello teniendo en cuenta la carga sólida transportada y que además dispongan de respiraderos y vías de evacuación por encima de la cota de dicha avenida. Se deberá tener en cuenta, en la medida de lo posible, su accesibilidad en situación de emergencia por inundaciones.

2. Además de lo exigido en el artículo 9 bis.3, con carácter previo al inicio de las obras, el promotor deberá disponer del certificado del Registro de la Propiedad en el que se acredite que existe anotación registral indicando que la construcción se encuentra en zona de flujo preferente.

3. Para los supuestos excepcionales anteriores, y para las edificaciones ya existentes, las administraciones competentes fomentarán la adopción de medidas de disminución de la vulnerabilidad y autoprotección, todo ello de acuerdo con lo establecido en la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil y la normativa de las comunidades autónomas.


Artículo 9 quáter. Régimen especial en municipios con más de 1/3 de su superficie incluida en la zona de flujo preferente.

1. En los municipios en que al menos un 1/3 de su superficie esté incluida en la zona de flujo preferente o que por la morfología de su territorio tengan una imposibilidad material para orientar sus futuros desarrollos hacia zonas no inundables, se podrá permitir como régimen especial la realización de nuevas edificaciones o usos asociados en la zona de flujo preferente, siempre que cumplan los siguientes requisitos y sin perjuicio de las normas adicionales que establezcan las comunidades autónomas:

a) Estén ubicados fuera de la zona de policía.

b) No incrementen de manera significativa el riesgo de inundación existente. Se considera que se produce un incremento significativo del riesgo de inundación cuando a partir de la información obtenida de los estudios hidrológicos e hidráulicos, que en caso necesario sean requeridos para su autorización y que definan la situación antes de la actuación prevista y después de la misma, no se deduzca un aumento de la zona inundable en terrenos altamente vulnerables.

c) No representen un aumento de la vulnerabilidad de la seguridad de las personas o bienes frente a las avenidas, al haberse diseñado teniendo en cuenta el riesgo al que están sometidos, cumpliendo además con lo establecido en el artículo 9 ter.1.f).

d) No se permitirá la construcción de instalaciones que se encuentren entre las contenidas en el artículo 9 bis.1.a), e) y h), ni grandes superficies comerciales donde puedan darse grandes aglomeraciones de población.

e) No se permitirá, salvo que cuando con carácter excepcional se demuestre que no existe otra alternativa de ubicación, el nuevo establecimiento de servicios o equipamientos sensibles o infraestructuras públicas esenciales para el núcleo urbano tales como: hospitales, centros escolares o sanitarios, residencias de personas mayores o de personas con discapacidad, centros deportivos, parques de bomberos, depuradoras, instalaciones de los servicios de Protección Civil o similares. Para estos casos excepcionales, las infraestructuras requeridas no deberán incrementar de manera significativa la inundabilidad del entorno inmediato ni aguas abajo, de forma que no se produzca un aumento de la zona inundable en terrenos altamente vulnerables. Igualmente, no condicionarán las posibles actuaciones de defensa contra inundaciones de la zona urbana, ni representarán un aumento de la vulnerabilidad de la seguridad de las personas o bienes frente a las avenidas, al haberse diseñado teniendo en cuenta el riesgo al que están sometidas, cumpliendo además con lo establecido en el artículo 9 ter.1.f); para ello se realizarán los oportunos estudios hidrológicos e hidráulicos que definan la situación antes de la actuación prevista y después de la misma.

2. Además de lo exigido en el artículo 9 bis.3, con carácter previo al inicio de las obras, el promotor deberá disponer del certificado del Registro de la Propiedad en el que se acredite que existe anotación registral indicando que la construcción se encuentra en zona de flujo preferente.

3. Para los supuestos anteriores, y para las edificaciones ya existentes, las administraciones competentes fomentarán la adopción de medidas de disminución de la vulnerabilidad y autoprotección, todo ello de acuerdo con lo establecido en la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil y la normativa de las comunidades autónomas.


Artículo 10. Gestión de los episodios de avenidas e inundaciones.

1. Podrán realizarse en caso de urgencia trabajos de protección de carácter provisional en las márgenes de los cauces. Serán responsables de los eventuales daños que pudieran derivarse de dichas obras los propietarios o en su caso los promotores que las hayan construido.

2. La realización de los citados trabajos en la zona de policía deberá ser puesta en conocimiento del organismo de cuenca en el plazo de quince días, al objeto de que éste, a la vista de los mismos y de las circunstancias que los motivaron, pueda resolver sobre su legalización o demolición de conformidad con el artículo 78.

3. En la gestión de una avenida, en la operación de los órganos de desagüe de los embalses de la cuenca se procederá de acuerdo con lo establecido en el artículo 49 del Reglamento de la Administración Pública del Agua y de la planificación hidrológica aprobado por Real Decreto 927/1988, de 29 de julio, y con las obligaciones establecidas para los titulares de presas y embalses en el artículo 367 de este Reglamento.

4. Con el fin de minimizar, en la medida de lo posible, los daños aguas abajo de los embalses existentes, en el conjunto de operaciones destinadas a la gestión de una avenida en un determinado tramo de río situado aguas abajo de un embalse, o sistema de embalses, las maniobras de los órganos de desagüe se realizarán con el objetivo de que el caudal máximo desaguado no supere, a lo largo del periodo de duración de la avenida, al máximo caudal de entrada estimado en dicho período, sin perjuicio de las maniobras que se realicen con el objetivo de aumentar la capacidad de regulación del embalse o su propia seguridad mediante desembalses preventivos ni de las obligaciones derivadas del cumplimiento del régimen de caudales ecológicos.


Art. 11.

Las situaciones juridicas derivadas de las modificaciones naturales de los cauces se regiran por lo dispuesto en la legislacion civil. En cuanto a las modificaciones que se originen por las obras legalmente autorizadas, se estara a lo establecido en la concesion o autorizacion correspondiente (art.8 de la la).


CAPITULO III. DE LOS LAGOS, LAGUNAS, EMBALSES Y TERRENOS INUNDABLES
Art. 12.

1. Lecho o fondo de los lagos o lagunas es el terreno que ocupan sus aguas en las epocas en que alcanzan su mayor nivel ordinario.

2. Lecho o fondo de un embalse superficial es el terreno cubierto por las aguas cuando estas alcanzan su mayor nivel a consecuencia de las maximas crecidas ordinarias de los rios que lo alimentan (art. 9 de la la).


Art. 13.

Las charcas situadas en predios de propiedad privada se consideraran como parte integrante de los mismos, siempre que se destinen al servicio exclusivo de tales predios (art. 10 de la la).


Art. 14.

1. Se considera zona inundable los terrenos que puedan resultar inundados por los niveles teóricos que alcanzarían las aguas en las avenidas cuyo período estadístico de retorno sea de 500 años, atendiendo a estudios geomorfológicos, hidrológicos e hidráulicos, así como de series de avenidas históricas y documentos o evidencias históricas de las mismas en los lagos, lagunas, embalses, ríos o arroyos. Estos terrenos cumplen labores de retención o alivio de los flujos de agua y carga sólida transportada durante dichas crecidas o de resguardo contra la erosión. Estas zonas se declararán en los lagos, lagunas, embalses, ríos o arroyos.

La calificación como zonas inundables no alterará la calificación jurídica y la titularidad dominical que dichos terrenos tuviesen.

2. Los organismos de cuenca darán traslado a las Administraciones competentes en materia de ordenación del territorio y urbanismo de los datos y estudios disponibles sobre avenidas, al objeto de que se tengan en cuenta en la planificación del suelo, y en particular, en las autorizaciones de usos que se acuerden en las zonas inundables.

De igual manera los organismos de cuenca trasladarán al Catastro inmobiliario así como a las Administraciones competentes en materia de ordenación del territorio y urbanismo los deslindes aprobados definitivamente, o las delimitaciones de los mismos basadas en los estudios realizados, así como de las zonas de servidumbre y policía, al objeto de que sean incorporados en el catastro y tenidos en cuenta en el ejercicio de sus potestades sobre ordenación del territorio y planificación urbanística, o en la ejecución del planeamiento ya aprobado.

3. El conjunto de estudios de inundabilidad realizados por el Ministerio de Medio Ambiente y sus organismos de cuenca configurarán el Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables, que deberá desarrollarse en colaboración con las correspondientes comunidades autónoma, y, en su caso, con las administraciones locales afectadas. En esta cartografía, además de la zona inundable, se incluirá de forma preceptiva la delimitación de los cauces públicos y de las zonas de servidumbre y policía, incluyendo las vías de flujo preferente.

La información contenida en el Sistema Nacional de Cartografía de las Zonas Inundables estará a disposición de los órganos de la Administración estatal, autonómica y local.

Se dará publicidad al Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables de conformidad con lo dispuesto en la Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente.


Artículo 14 bis. Limitaciones a los usos del suelo en la zona inundable.

Con el objeto de garantizar la seguridad de las personas y bienes, de conformidad con lo previsto en el artículo 11.3 del texto refundido de la Ley de Aguas, y sin perjuicio de las normas complementarias que puedan establecer las comunidades autónomas, se establecen las siguientes limitaciones en los usos del suelo en la zona inundable:

1. Las nuevas edificaciones y usos asociados en aquellos suelos que se encuentren en situación básica de suelo rural en la fecha de entrada en vigor del Real Decreto 638/2016, de 9 de diciembre, se realizarán, en la medida de lo posible, fuera de las zonas inundables.

En aquellos casos en los que no sea posible, se estará a lo que al respecto establezcan, en su caso, las normativas de las comunidades autónomas, teniendo en cuenta lo siguiente:

a) Las edificaciones se diseñarán teniendo en cuenta el riesgo de inundación existente y los nuevos usos residenciales se dispondrán a una cota tal que no se vean afectados por la avenida con periodo de retorno de 500 años, debiendo diseñarse teniendo en cuenta el riesgo y el tipo de inundación existente. Podrán disponer de garajes subterráneos y sótanos, siempre que se garantice la estanqueidad del recinto para la avenida de 500 años de período de retorno, se realicen estudios específicos para evitar el colapso de las edificaciones, todo ello teniendo en cuenta la carga sólida transportada, y además se disponga de respiraderos y vías de evacuación por encima de la cota de dicha avenida. Se deberá tener en cuenta su accesibilidad en situación de emergencia por inundaciones.

b) Se evitará el establecimiento de servicios o equipamientos sensibles o infraestructuras públicas esenciales tales como, hospitales, centros escolares o sanitarios, residencias de personas mayores o de personas con discapacidad, centros deportivos o grandes superficies comerciales donde puedan darse grandes aglomeraciones de población, acampadas, zonas destinadas al alojamiento en los campings y edificios de usos vinculados, parques de bomberos, centros penitenciarios, depuradoras, instalaciones de los servicios de Protección Civil, o similares. Excepcionalmente, cuando se demuestre que no existe otra alternativa de ubicación, se podrá permitir su establecimiento, siempre que se cumpla lo establecido en el apartado anterior y se asegure su accesibilidad en situación de emergencia por inundaciones.

2. En aquellos suelos que se encuentren a en la fecha de entrada en vigor del Real Decreto 638/2016, de 9 de diciembre, en la situación básica de suelo urbanizado, podrá permitirse la construcción de nuevas edificaciones, teniendo en cuenta, en la medida de lo posible, lo establecido en las letras a) y b) del apartado 1.

3. Para los supuestos anteriores, y para las edificaciones ya existentes, las administraciones competentes fomentarán la adopción de medidas de disminución de la vulnerabilidad y autoprotección, todo ello de acuerdo con lo establecido en la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil y la normativa de las comunidades autónomas. Asimismo, el promotor deberá suscribir una declaración responsable en la que exprese claramente que conoce y asume el riesgo existente y las medidas de protección civil aplicables al caso, comprometiéndose a trasladar esa información a los posibles afectados, con independencia de las medidas complementarias que estime oportuno adoptar para su protección. Esta declaración responsable deberá estar integrada, en su caso, en la documentación del expediente de autorización. En los casos en que no haya estado incluida en un expediente de autorización de la administración hidráulica, deberá presentarse ante ésta con una antelación mínima de un mes antes del inicio de la actividad.

4. Además de lo establecido en el apartado anterior, con carácter previo al inicio de las obras, el promotor deberá disponer del certificado del Registro de la Propiedad en el que se acredite que existe anotación registral indicando que la construcción se encuentra en zona inundable.

5. En relación con las zonas inundables, se distinguirá entre aquéllas que están incluidas dentro de la zona de policía que define el artículo 6.1.b) del TRLA, en la que la ejecución de cualquier obra o trabajo precisará autorización administrativa de los organismos de cuenca de acuerdo con el artículo 9.4, de aquellas otras zonas inundables situadas fuera de dicha zona de policía, en las que las actividades serán autorizadas por la administración competente con sujeción, al menos, a las limitaciones de uso que se establecen en este artículo, y al informe que emitirá con carácter previo la Administración hidráulica de conformidad con el artículo 25.4 del TRLA, a menos que el correspondiente Plan de Ordenación Urbana, otras figuras de ordenamiento urbanístico o planes de obras de la Administración, hubieran sido informados y hubieran recogido las oportunas previsiones formuladas al efecto.


CAPITULO IV. DE LOS ACUIFEROS SUBTERRANEOS
Art. 15.

1. Se entiende por acuiferos, terrenos acuiferos o acuiferos subterraneos aquellas formaciones geologicas que contienen agua, o la han contenido y por las cuales el agua puede fluir.

2. El dominio publico de los acuiferos o formaciones geologicas por las que circulan aguas subterraneas, se entiende sin perjuicio de que el propietario del fundo pueda realizar cualquier obra que no tenga por finalidad la extraccion o aprovechamiento del agua ni perturbe su regimen ni deteriore su calidad, con la salvedad prevista en el apartado 2 del articulo 52 de la ley de aguas (art. 12 de la la).


TITULO II. DE LA UTILIZACION DEL DOMINIO PUBLICO HIDRAULICO
CAPÍTULO PRELIMINAR. Definiciones
Art. 15 bis. Definiciones.

A los efectos de este título se entiende por:

a) Altura geométrica o desnivel máximo: máxima diferencia de cotas entre el nivel de agua del embalse/balsa superior e inferior en una central hidroeléctrica reversible.

b) Aprovechamiento de aguas: derecho a utilizar un volumen determinado de agua que se toma de uno o varios puntos, para uno o varios usos, dentro de una misma concesión o derecho al uso privativo de las aguas.

c) Asiento: cada uno de los apuntes que se realizan sobre una inscripción del Registro de Aguas y que refleja los cambios que se han ido produciendo en el historial administrativo de un aprovechamiento.

d) Capacidad útil de una balsa o embalse: volumen de agua almacenado entre los niveles de aguas mínimo y el máximo ordinario en condiciones normales de explotación.

e) Captación: toma, derivación o extracción, directa o indirecta, de un caudal de agua en dominio público hidráulico que podrá tener procedencia superficial o subterránea y que se lleva a cabo en un lugar denominado punto de captación. Asociada a la captación principal en dominio público hidráulico, podrán existir una o varias captaciones secundarias de agua o subtomas, a través de las infraestructuras u obras hidráulicas asociadas al aprovechamiento (canales, acequias, balsas, depósitos…).

f) Caudal de mantenimiento concesional: caudal a respetar para garantizar en el tiempo y en el espacio el régimen de caudales ecológicos establecido en el tramo de río donde radica un aprovechamiento de aguas.

g) Caudal máximo instantáneo de captación: volumen que atraviesa el punto de captación durante el instante de mayor detracción o derivación, adoptando como unidad de tiempo el segundo.

h) Caudal unitario máximo: caudal turbinado por una unidad operando con salto crítico y apertura total.

i) Caudal unitario nominal: caudal turbinado por una unidad operando con salto nominal y apertura total.

j) Cota: altitud referida al sistema de referencia altimétrico definido en el Real Decreto 1071/2007, de 27 de julio, por el que se regula el sistema geodésico de referencia oficial en España.

k) Jornada restringida: número máximo de horas diarias que se permiten extraer o derivar aguas de dominio público hidráulico en el punto de captación.

l) Modulación: distribución temporal del volumen máximo anual de aguas derivado en el punto de captación en la unidad temporal correspondiente.

m) Notas marginales: notas que acreditan circunstancias que atañen a la inscripción principal cuyo objeto es facilitar la mecánica del Registro no formando parte de la inscripción registral y, por tanto, tampoco son objeto de certificación.

n) Potencia máxima instalada: potencia global que entrega el conjunto de grupos de una central hidroeléctrica operando con salto máximo y apertura total.

o) Potencia nominal de una turbina: potencia que se entrega cuando la turbina opera con salto nominal y apertura total.

p) Predio: porción de terreno delimitada cuya propiedad pertenece a una sola persona o a varias en pro indiviso.

q) Repositorio electrónico de inscripciones: depósito o archivo en donde se almacenará y mantendrá la información de cada inscripción digital, constituido por una plataforma de almacenamiento que cumple con los requisitos de autenticidad, integridad, fiabilidad, disponibilidad, imposibilidad de eliminación y conservación de forma indefinida de cada documento.

r) Salto bruto: diferencia de cotas entre el nivel del agua en el punto de toma y el punto en que el agua se reintegra al río.

s) Salto crítico: salto neto para el cual la potencia que entrega una turbina operando con apertura total proporciona la capacidad nominal del alternador.

t) Salto máximo: salto neto correspondiente al nivel máximo normal de embalse y al nivel de agua en el punto de restitución con una turbina en operación.

u) Salto neto: diferencia entre el salto bruto y las pérdidas de carga que se originan en las estructuras que conforman la toma y conducción.

v) Salto nominal o de diseño: salto neto con el que se consigue el punto de máxima eficiencia en la turbinación.

w) Superficie con derecho a riego: cantidad máxima de superficie que puede regarse anualmente en virtud del título habilitante; esta cantidad será siempre menor o igual a la superficie regable.

x) Superficie regable: extensión de terreno constituido por una o varias parcelas en las que se puede ejercer el derecho a riego establecido en la concesión y que incluye las superficies que alternativa o sucesivamente se pueden regar o el perímetro máximo de superficie dentro del cual el concesionario podrá regar unas superficies u otras.


CAPITULO PRIMERO. SERVIDUMBRES LEGALES
Seccion 1. Disposicion general
Art. 16.

1. Los predios inferiores estan sujetos a recibir las aguas que naturalmente y sin obra del hombre desciendan de los predios superiores, asi como la tierra o piedra que arrastren en su curso. Ni el dueño del predio inferior puede hacer obras que impidan esta servidumbre, ni el del superior obras que la agraven.

2. Si las aguas fueran producto de alumbramiento, sobrantes de otros aprovechamientos, o se hubiese alterado de modo artificial su calidad espontanea, el dueño del predio inferior podra oponerse a su recepcion, con derecho a exigir resarcimiento de daños y perjuicios de no existir la correspondiente servidumbre (art. 45 de la la).


Art. 17.

1. El expediente de constitucion de servidumbre debera reducir, en lo posible, el gravamen que la misma implique sobre el predio sirviente (art.46.3 de la la).

2. La variacion de las circunstancias que dieron origen a la constitucion de una servidumbre dara lugar, a instancia de parte, al correspondiente expediente de revision, que seguira los mismos tramites reglamentarios que los previstos en el de constitucion(art. 46.4 de la la).

3. El beneficiario de una servidumbre forzosa debera indemnizar los daños y perjuicios ocasionados al predio sirviente de conformidad con la legislacion vigente (art. 46.5 de la la).


Seccion 2. Servidumbre de acueducto
Art. 18.

1. Los organismos de cuenca podran imponer, con arreglo a lo dispuesto en el codigo civil y en este reglamento, la servidumbre forzosa de acueducto, si el aprovechamiento del recurso o su evacuacion lo exigiera (art. 46.1 de la la).

2. El derecho que asiste al titular de la concesion para conducir las aguas objeto de la misma a traves de fundos ajenos sera independiente de la finalidad o clase de la concesion y se regira por lo dispuesto, para la servidumbre de acueducto, en la ley de aguas, en este reglamento y, subsidiariamente, en el codigo civil.


Art. 19.

1. Por la servidumbre de acueducto se otorga al propietario de una finca que quiera servirse del

Agua de que pueda disponer para la misma, o evacuar las sobrantes, el derecho a hacerla pasar por los predios intermedios, con obligacion de indemnizar a sus dueños y a los de los predios inferiores sobre los que se filtren o caigan las aguas.

2. Servidumbre forzosa de acueducto podra imponerse tanto por motivos de interes publico como de interes privado.

3. Se consideran motivos suficientes de interes privado los siguientes:

A) abastecimiento de viviendas y establecimiento o ampliacion de riegos, aprovechamientos energeticos, balnearios o industrias, asi como evacuacion de las aguas sobrantes o residuales.

B) desecacion de lagunas y terrenos pantanosos, siempre que se cumplan las previsiones contenidas en el capitulo v del titulo iii de este reglamento.

C) evacuacion de aguas procedentes de alumbramientos artificiales, de escorrentias y drenajes.


Art. 20.

1. No puede imponerse la servidumbre forzosa de acueducto por motivos de interes privado en los supuestos contemplados en el articulo 559 del codigo civil.

2. Tampoco podra constituirse la servidumbre forzosa de acueducto por dentro de otro acueducto preexistente, pero si el dueño de este lo consintiere y el dueño del predio sirviente se negare, se instruira el oportuno expediente para obligar a este a avenirse al nuevo gravamen, previa indemnizacion, si se le ocupare mayor zona de terreno.


Art. 21.

Cuando un terreno de regadio que recibe el agua por un solo punto se divida por herencia, venta u otro titulo entre dos o mas dueños, estos quedan obligados a dar paso al agua de modo que puedan regarse todas las fincas resultantes de la division, sin poder exigir por ello indemnizacion, de no existir pacto en contrario.


Art. 22.

El dueño del terreno sobre el que se trate de imponer la servidumbre forzosa de acueducto podra oponerse por alguna de las causas siguientes:

A) por no acreditar el que la solicite la disponibilidad del agua.

B) por no acreditar, ademas, la propiedad del terreno en que intente utilizarla, para objeto de interes privado, si la disponibilidad se deriva de titulo distinto al concesional, al amparo de los supuestos excepcionales previstos en la ley de aguas.

C) por poderse establecer sobre otros predios con iguales ventajas para el que pretende imponerla y menores inconvenientes para el que haya de sufrirla.

Los expedientes que al respecto se tramiten exigiran la audiencia de los interesados.


Art. 23.

La servidumbre forzosa de acueducto se constituira:

A) con acequia cubierta cuando lo exija su profundidad, su contiguidad a edificios o caminos o algun otro motivo analogo, o cuando lo estimare necesario la autoridad competente.

B) con acequia abierta, si asi se solicitase y no estuviese incluida en los supuestos del apartado anterior.

C) con tuberia o conduccion impermeable cuando puedan ser absorbidas otras aguas, cuando las aguas conducidas puedan contaminar a otras o absorber sustancias nocivas, o causar daños a obras o edificios, y siempre que resulte necesario segun el expediente que al efecto se instruya.


Art. 24.

Al establecerse la servidumbre forzosa de acueducto se señalara la anchura de los terrenos del predio sirviente que han de ser ocupados por la acequia o conduccion y sus zonas de servicio.


Art. 25.

El establecimiento de la servidumbre forzosa de acueducto exigira el previo abono de la indemnizacion que corresponda de acuerdo con lo dispuesto en la legislacion de expropiacion forzosa.


Art. 26.

Seran de cuenta del que haya promovido y obtenido la servidumbre de acueducto todas las obras necesarias para su construccion, conservacion y limpieza. A tal efecto se le autorizara para ocupar temporalmente los terrenos indispensables para el deposito de materiales, previa la indemnizacion, o en el caso de no ser su extension facil de prever, o no conformarse con ella los interesados, previo el deposito de una fianza suficiente. Estos o la administracion podran compelerle a ejecutar las obras y mondas necesarias para impedir estancamientos o filtraciones que originen deterioro de los bienes colindantes.


Art. 27.

Si el acueducto atravesase vias publicas o particulares, de cualquier naturaleza que sean, quedara obligado el titular de la servidumbre a constituir y conservar las alcantarillas y puentes necesarios, y si hubiese de atravesar otros acueductos, se procedera de modo que no retarde ni acelere el curso de las aguas, ni disminuya su caudal, ni adultere su calidad.


Art. 28.

El dueño de un acueducto podra, en su caso, consolidar sus margenes con cespedes, estacadas, paredes o ribazos de piedra suelta, pero no con plantaciones de ninguna clase. El dueño del predio sirviente tampoco podra hacer plantaciones ni operacion alguna de cultivo en las mismas margenes, y las raices que penetren en ellas podran ser cortadas por el dueño del acueducto.


Art. 29.

La servidumbre de acueducto no obsta para que el dueño del predio sirviente pueda cerrarlo y cercarlo, asi como edificar sobre el acueducto mismo de manera que este no experimente perjuicio ni se imposibiliten las reparaciones y limpias necesarias, de acuerdo con lo prevenido en el articulo 560 del codigo civil. Asimismo, en identicas condiciones podran construirse puentes sobre el acueducto para atravesarlo.


Art. 30.

Nadie podra derivar productos de ella ni de los de las margenes, ni utilizar la fuerza de la corriente sin titulo administrativo suficiente.

En las acequias pertenecientes a comunidades de usuarios se observara, en cuanto al aprovechamiento de las corrientes y de los cauces y margenes, lo prescrito en la ley de aguas, en este reglamento y en sus propias ordenanzas.


Art. 31.

El dueño del predio dominante vendra obligado a reponer las cosas a su antiguo estado una vez extinguida la servidumbre.


Art. 32.

Se entendera implicito en la servidumbre forzosa de acueducto el derecho de paso por sus margenes para el exclusivo servicio del mismo.


Art. 33.

La servidumbre de acueducto podra extinguirse:

A) por consolidacion, cuando se reunan en una sola persona la propiedad de los predios dominante y sirviente.

B) por expiracion del plazo fijado al otorgarla.

C) por expropiacion forzosa.

D) por renuncia del titular del predio dominante.

E) por perdida del derecho a la disposicion del agua.


Art. 34.

El uso de la servidumbre de acueducto por cualquiera de los cotitulares conserva el derecho para todos, impidiendo la prescripcion por falta de uso, segun lo establecido en el articulo 548 del codigo civil.


Art. 35.

Al establecimiento de la servidumbre de acueducto debera preceder expediente administrativo justificativo de la utilidad del gravamen que se pretende imponer.


Art. 36.

El expediente se iniciara mediante escrito dirigido al presidente del organismo de cuenca a que correspondan los terrenos sobre los que se intenta imponer la servidumbre. A la solicitud, que debera reunir los requisitos previstos en el articulo 69 de la ley de procedimiento administrativo, habran de acompañar planos suscritos por tecnico competente que definan la topografia del terreno y las obras, debiendo figurar en los mismos la situacion del acueducto respecto a los predios que ha de atravesar y la longitud y anchura que ocupara en cada uno de ellos. Esta documentacion sera completada con una memoria explicativa.


Art. 37.

El organismo de cuenca notificara a los propietarios afectados en el plazo de diez dias la solicitud de establecimiento de servidumbre, concediendoles otros quince para formular las alegaciones que estimen oportunas.


Art. 38.

Constituida la servidumbre de acueducto, el dueño del predio dominante podra ejercer su derecho una vez abonado el importe de la correspondiente indemnizacion.

En caso de falta de avenencia o disconformidad en cuanto al importe de la indemnizacion, esta sera fijada de acuerdo con lo dispuesto en la legislacion de expropiacion forzosa.


Art. 39.

Todos los gastos que ocasione la tramitacion del expediente de servidumbre forzosa de acueducto seran de cuenta del peticionario, salvo los que se deriven, en el transcurso de la tramitacion

Del expediente, de la oposicion del duedel predio sirviente al establecimiento del gravamen.


Art. 40.

En toda acequia o acueducto, el cauce, los cajeros y margenes seran considerados como parte integrante de la heredad o edificio a que vayan a ser destinadas las aguas, o bien, cuando se trate de su evacuacion, de los que procedieran (art. 47 de la la).

Seccion 3. Otras servidumbres


Art. 41.

Con arreglo a las normas del codigo civil y del presente reglamento, los organismos de cuenca podran imponer las servidumbres de saca de agua y abrevadero, de estribo de presa y de parada o partidor, asi como las de paso cuando se trate de garantizar el acceso o facilitar el mismo a la zona de dominio publico de los cauces, para usos determinados, incluyendo los deportivos y recreativos y, en general, cuantas servidumbres esten previstas en el codigo civil (art. 46.2 de la la).


Art. 42.

Las servidumbres forzosas de abrevadero y de saca de agua, solamente podran imponerse por causa de utilidad publica, en favor de vivienda o nucleo de poblacion, previa la correspondiente indemnizacion, de acuerdo con lo establecido en el articulo 555 del codigo civil.


Art. 43.

No se impondran estas servidumbres sobre cisternas o aljibes ni edificios o terrenos cercados con pared.


Art. 44.

Las servidumbres de abrevadero y de saca de agua llevan consigo la obligacion de los predios sirvientes de dar paso a personas y ganados hasta el punto donde hayan de utilizarse aquellas, debiendo ser extensiva a este servicio la indemnizacion, segun lo preceptuado en el articulo 556 del codigo civil.


Art. 45.

Son aplicables a la imposicion de esta clase de servidumbres las prescripciones establecidas para el otorgamiento de las de acueducto. Al concederlas se fijara, segun su objeto y las circunstancias de la localidad, la anchura de la via o senda que hayan de conducir al abrevadero o punto destinado para sacar agua.


Art. 46.

Los dueños de los predios sirvientes podran variar la direccion de la via o senda destinada al uso de estas servidumbres, pero no su anchura ni entrada y siempre que la variacion no perjudique el uso de la servidumbre.


Art. 47.

1. La servidumbre de paso para facilitar el acceso a las margenes de los cauces publicos podra imponerse por los organismos de cuenca cuando de otro modo resultase imposible o particularmente dificil tal acceso.

2. La finalidad concreta de la servidumbre se justificara por quien pretenda establecerla en el expediente que el organismo de cuenca deba instruir. Las indemnizaciones que procedan correran a cargo del titular de la servidumbre.


Art. 48.

Si para precaver que las avenidas arrebaten las maderas u objetos conducidos a flote por los rios, fuese necesario extraerlos, podran ser depositados temporalmente en la zona de servidumbre de los predios ribereños.


Art. 49.

Cuando los cauces publicos hayan de desbrozarse y limpiarse de arena y piedras depositadas por las aguas, o hayan de retirarse otros objetos que al obstruir o torcer el curso de las aguas amenacen con que estas produzcan daños, podran depositarse temporalmente en las zonas de servidumbre de los predios ribereños.


CAPITULO II. USOS COMUNES Y PRIVATIVOS
Sección preliminar. Disposiciones generales
Artículo 49 bis. Clasificación del uso del agua.

 

1. A los efectos de determinar el procedimiento concesional o de autorización aplicable y teniendo en cuenta lo previsto en el artículo 60.3 del texto refundido de la Ley de Aguas, se establece la siguiente clasificación de los usos de las aguas en ocho categorías:

a) Uso destinado al abastecimiento:

1.º Uso destinado al abastecimiento de núcleos urbanos.

i) Consumo humano.

ii) Otros usos domésticos distintos del consumo humano.

iii) Municipal (baldeos, fuentes y otros…).

iv) Industrias, comercios, ganadería y regadío de poco consumo de agua, situados en núcleos de población y conectados a la red municipal.

2.º Uso destinado a otros abastecimientos fuera de los núcleos urbanos.

i) Consumo humano.

ii) Otros usos domésticos distintos del consumo humano.

iii) Regadío de poco consumo de agua (riego de jardines o asimilable).

Se entiende por consumo humano el correspondiente a beber, cocinar, preparar alimentos e higiene personal. El riego de poco consumo hace referencia al riego de jardines o asimilable.

b) Usos agropecuarios:

1.º Regadíos.

2.º Ganadería.

3.º Otros usos agrarios.

c) Usos industriales para producción de energía eléctrica:

1.º Centrales hidroeléctricas y de fuerza motriz.

2.º Centrales térmicas renovables: termosolares y biomasa.

3.º Centrales térmicas no renovables: nucleares, carbón y ciclo combinado.

d) Otros usos industriales.

1.º Industrias productoras de bienes de consumo.

2.º Industrias del ocio y del turismo.

3.º Industrias extractivas.

En los usos de industrias de ocio y turismo quedan incluidos los que implican derivar agua del medio natural y tienen como finalidad posibilitar esta actividad en instalaciones deportivas (campos de golf, estaciones de esquí, parques acuáticos, complejos deportivos y asimilables), picaderos, guarderías caninas y asimilables, así como las que tienen como finalidad el mantenimiento o rehabilitación de instalaciones industriales culturales: fraguas, fuentes, aserraderos, lavaderos, máquinas y otros de este tipo, que no pueden ser atendidos por las redes urbanas de abastecimiento.

La tramitación de las concesiones para industrias productoras de energía eléctrica de centrales térmicas seguirá el mismo procedimiento que el previsto para los usos industriales de este apartado.

e) Acuicultura.

f) Usos recreativos.

En los usos recreativos quedan incluidos los que no estando incluidos en los apartados anteriores tienen un carácter recreativo privado o colectivo sin que exista actividad industrial o comercial, y, en concreto, los siguientes:

1.º Las actividades de ocio que usan el agua en embalses, ríos y parajes naturales de un modo no consuntivo, como los deportes acuáticos en aguas tranquilas (piragüismo, vela, windsurf, remo, barcos de motor, esquí acuático, etc.) o bravas (piragüismo, rafting, etc.), el baño y la pesca deportiva.

2.º Las actividades de ocio relacionadas con el agua de un modo indirecto, utilizada como centro de atracción o punto de referencia para actividades afines, como acampadas, excursiones, ornitología, caza, senderismo y todas aquellas actividades turísticas o recreativas que se efectúan cerca de superficies y cursos de agua.

g) Navegación y transporte acuático, incluyendo navegación de transportes de mercancías y personas.

h) Otros usos:

1.º De carácter público.

2.º De carácter privado.

Estos usos comprenderán todos aquéllos que no se encuentren en alguna de las categorías anteriores, que en ningún caso implicarán la utilización del agua con fines ambientales que sean condicionantes del estado de las masas de agua, ni se referirán a los supuestos previstos en el artículo 59.7 del texto refundido de la Ley de Aguas.

2. Los aprovechamientos que usen la climatización geotérmica podrán estar asociados a cualquiera de los usos previstos en este artículo.


Artículo 49 ter. Régimen de caudales ecológicos.

1. El establecimiento del régimen de caudales ecológicos tiene la finalidad de contribuir a la conservación o recuperación del medio natural y mantener como mínimo la vida piscícola que, de manera natural, habitaría o pudiera habitar en el río, así como su vegetación de ribera y a alcanzar el buen estado o buen potencial ecológicos en las masas de agua, así como a evitar su deterioro. Así mismo, el caudal ecológico deberá ser suficiente para evitar que por razones cuantitativas se ponga en riesgo la supervivencia de la fauna piscícola y la vegetación de ribera.

2. Los caudales ecológicos no tendrán el carácter de uso, debiendo considerarse como una restricción que se impone con carácter general a los sistemas de explotación. En consecuencia, las disponibilidades hídricas obtenidas en estas condiciones, son las que pueden ser objeto de asignación y reserva en los planes hidrológicos de cuenca.


Artículo 49 quáter. Mantenimiento del régimen de caudales ecológicos.

1. La exigencia en el cumplimiento de los caudales ecológicos se mantendrá en todos los sistemas de explotación, con la única excepción del abastecimiento a poblaciones cuando no exista una alternativa razonable que pueda dar satisfacción a esta necesidad, y hayan planificado conforme al artículo 22.3.a) del texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana, aprobado por el Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre.

2. La inexistencia de obligación expresa en relación con el mantenimiento de caudales ecológicos en las autorizaciones y concesiones otorgadas por la Administración hidráulica no exonerará al concesionario de la observancia de los mismos.

3. En cauces de ríos no regulados, la exigencia de los caudales ecológicos quedará limitada a aquellos periodos en que la disponibilidad natural lo permita.

4. Sin perjuicio de lo establecido en los siguientes apartados, en los ríos que cuenten o puedan contar con reservas artificiales de agua embalsada, se exigirá el mantenimiento del régimen de caudales ecológicos aguas abajo de las presas conforme a lo previsto en la disposición transitoria quinta y cuando la disponibilidad natural lo permita. A tal efecto, el régimen de caudales ecológicos no será exigible si el embalse no recibe aportaciones naturales iguales o superiores al caudal ecológico fijado en el correspondiente plan hidrológico, quedando limitado en estos casos al régimen de entradas naturales al embalse.

No obstante, el régimen de caudales ecológicos será exigible, siempre y en todo caso, cuando exista una legislación prevalente como la aplicable en Red Natura o en la Lista de Humedales de Importancia Internacional de acuerdo de acuerdo con el Convenio de Ramsar, de 2 de febrero de 1971, en la que se establece la prevalencia del caudal ecológico frente al uso.

En todo caso, la exigibilidad del cumplimiento de los caudales se mantendrá atendiendo al estado en que se encuentren los ríos aguas abajo debido a previas situaciones de estrés hídrico cuando, pese a haber cesado la aportación natural aguas arriba, se puedan realizar aportaciones adicionales provenientes de agua embalsada que pudieran contribuir a mitigar tal estrés.

5. Aquellas subzonas o sistemas de explotación que, conforme al sistema de indicadores de sequía integrado en el Plan Especial de Actuación ante Situaciones de Alerta y Eventual Sequía de la demarcación hidrográfica correspondiente, se encuentren afectados por este fenómeno coyuntural, con sequía formalmente declarada, podrán aplicar un régimen de caudales ecológicos menos exigente de acuerdo a lo previsto en su plan hidrológico, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 18.4 del RPH.

6. Los caudales de desembalse a pie de presa que sea preciso liberar para mantener el régimen de caudales ecológicos, pueden ser objeto de concesión o autorización para aprovechamiento hidroeléctrico, en la medida en que no distorsione el régimen de caudales ecológicos aguas abajo de la presa.

7. Los caudales desembalsados para mantener el régimen de caudales ecológicos deberán ofrecer unas condiciones de calidad, y en especial de oxigenación, que no pongan en riesgo los objetivos ambientales de la masa de agua superficial situada inmediatamente aguas abajo de la presa que los libera por causa de las operaciones de suelta de estos caudales. Por otra parte, la masa de agua que reciba los caudales ecológicos no deberá registrar un deterioro en su estado o potencial como consecuencia de recibir unos caudales ecológicos en peores condiciones cualitativas que las de entrada al embalse que los libera. En la exigibilidad de estos requisitos, serán de aplicación los periodos temporales que se regulan en la disposición transitoria quinta en relación a la adaptación de los órganos de desagüe de las presas.


Artículo 49 quinquies. Control y seguimiento del régimen de caudales ecológicos.

1. Los organismos de cuenca vigilarán el cumplimiento de los regímenes de caudales ecológicos en las estaciones de aforo integradas en redes de control que reúnan condiciones adecuadas para este fin. Adicionalmente, podrán valorar el cumplimiento de los regímenes de caudales ecológicos mediante campañas de aforo específicas u otros procedimientos.

2. (Anulado)

3. Los titulares de aprovechamientos de aguas que incorporen en el mismo una presa con embalse están obligados a instalar y mantener los sistemas de medición que garanticen la información precisa sobre el mantenimiento de los caudales ecológicos, debiendo comunicar al organismo de cuenca con la periodicidad que éste establezca, los caudales desembalsados para el cumplimiento del régimen de caudales ecológicos.

4. Los titulares de aprovechamientos de aguas que no incluyan sistemas de regulación en su título habilitante, están obligados a instalar y mantener sistemas de medición que garanticen la información precisa sobre el mantenimiento de los caudales ecológicos en sus puntos de captación.

5. El incumplimiento sistemático del régimen de caudales ecológicos en una masa de agua, entendiendo como tal el registro de alguna de las circunstancias indicadas en el apartado 2 durante tres meses consecutivos, conducirá a la clasificación de dicha masa como en riesgo de no alcanzar los objetivos ambientales.

6. La operación de los órganos de desagüe de las presas por razones de seguridad en situaciones extraordinarias debidamente acreditadas podrá dar lugar al incumplimiento coyuntural del régimen de caudales ecológicos, aunque esto suponga el deterioro temporal del estado o potencial de la masa de agua.

Modificaciones

Seccion 1. Usos comunes. Principios generales
Art. 50.

1. Todos pueden, sin necesidad de autorizacion administrativa y de conformidad con lo que dispongan las leyes y reglamentos, usar de las aguas superficiales, mientras discurran por sus cauces naturales, para beber, bañarse y otros usos domesticos, asi como para abrevar el ganado (art. 48.1 de la la).

2. Estos usos comunes habran de llevarse a cabo de forma que no se produzca una alteracion de la calidad y caudal de las aguas. Cuando se trate de aguas que circulen por cauces artificiales tendran, ademas, las limitaciones derivadas de la proteccion del acueducto. En ningun caso las aguas podran ser desviadas de sus cauces o lechos, debiendo respetarse el regimen normal de aprovechamiento (art. 48.2 de la la).

3. La proteccion, utilizacion y explotacion de los recursos pesqueros en aguas continentales, asi como la repoblacion acuicola y piscicola, se regulara por la legislacion general del medio ambiente y, en su caso, por su legislacion especifica (art. 48.3 de la la).

4. De acuerdo con lo establecido en la ley de aguas, no sera amparado el abuso del derecho en la utilizacion de las aguas, ni el desperdicio o mal uso de las mismas, cualquiera que fuese el titulo que se alegare (art. 48.4 de la


Seccion 2. Usos comunes especiales. Normas generales
Art. 51.

1. Se presentará una declaración responsable para el ejercicio de los siguientes usos comunes especiales:

a) La navegación y flotación.

b) El establecimiento de barcas de paso y sus embarcaderos.

c) Cualquier otro uso, no incluido en el artículo anterior, que no excluya la utilización del recurso por terceros.

2. El ejercicio de estos usos comunes especiales deberá respetar los fines e integridad del dominio público hidráulico y, en particular, la calidad y caudal de las aguas. A estos efectos, los organismos de cuenca deberán establecer, atendiendo a las características y circunstancias de cada cuenca hidrográfica, las condiciones, cupos y demás requisitos que deberán observarse en el ejercicio de los citados usos y conforme a los cuales se valorará la compatibilidad de la actividad con la protección del dominio público hidráulico.

Dichos requisitos deberán publicarse cada año, mantenerse actualizados y estar a disposición del público en la página web del organismo de cuenca para que puedan consultarse en cualquier momento, y en todo caso, con la antelación suficiente para el ejercicio de la actividad.

En particular, se pondrá a disposición del público la información detallada de los requisitos, plazos y documentación necesarios para el ejercicio de cada uno de los usos, así como el régimen de acceso, prohibiciones, condiciones, limitaciones, cupos, pago del canon o presentación de fianza, aplicables en cada caso y los modelos de presentación de la declaración responsable y, en su caso, de las autorizaciones.

3. En ningún caso se permitirá dentro del dominio público hidráulico la construcción, montaje o ubicaciones de instalaciones destinadas a albergar personas, aunque sea con carácter provisional o temporal.


Art. 51 bis.

1. Las declaraciones responsables relativas a los usos comunes especiales se ajustarán a lo previsto en la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y Procedimiento Administrativo Común y en esta norma.

2. En la declaración responsable, además del contenido previsto para cada tipo de uso en los artículos 55 y siguientes de este reglamento, se describirá el modo en qué va a realizarse la actividad, incluido el plazo previsto para su ejercicio. Asimismo, en la declaración se hará constar la realización de los trámites previos necesarios en cada caso.

3. Tras la presentación de la declaración responsable, y una vez transcurrido el plazo que se fije por el organismo de cuenca, el interesado podrá iniciar la actividad.

Cuando el organismo de cuenca considere que la actividad descrita en la declaración es incompatible con los fines e integridad del dominio público hidráulico, notificará al interesado mediante resolución, de forma motivada y antes de que finalice el plazo previsto en el párrafo anterior, la imposibilidad de llevar a cabo esta actividad.

4. La actividad prevista en la declaración responsable deberá realizarse conforme a lo manifestado en ella y en el plazo de tiempo indicado. Si no se hubiera desarrollado la actividad en ese plazo, no podrá llevarse a cabo, salvo que se presente nueva declaración.

En el caso de actividades cuyo ejercicio esté sometido a un cupo, el declarante deberá comunicar a la autoridad administrativa, en su caso, su decisión de no realizar la actividad o su cese en el ejercicio de la misma.

5. La inexactitud, falsedad u omisión, de carácter esencial, en cualquier dato, manifestación o documento que se acompañe o incorpore a una declaración responsable, o la no presentación ante la Administración competente de la declaración responsable, determinará la imposibilidad de continuar con el ejercicio de la actividad afectada desde el momento en que se tenga constancia de tales hechos, sin perjuicio de las responsabilidades, penales, civiles o administrativas a que hubiera lugar.

Asimismo, la resolución de la Administración pública que declare tales circunstancias, podrá determinar la obligación del interesado de reponer las cosas al estado previo al inicio de la actividad correspondiente, así como la imposibilidad de instar un nuevo procedimiento con el mismo objeto durante un periodo de tiempo determinado, todo ello conforme a los términos establecidos en las normas sectoriales de aplicación.


Art. 52.

1. En las declaraciones responsables que se requieran para la realización de usos comunes especiales del dominio público hidráulico de los cauces, el organismo de cuenca recabará del interesado un proyecto justificativo u otra documentación complementaria que estime necesaria, en especial se podrá recabar la presentación de un estudio, elaborado por técnico responsable, sobre la evaluación de los efectos que pudieran producirse sobre el medio ambiente, la salubridad y los recursos pesqueros, así como sobre las soluciones que, en su caso, se prevean.

2. Se acordará, un período de información pública por un plazo no inferior a veinte días, ni superior a dos meses.

3. Estos trámites deberán realizarse en el plazo de tres meses, que quedará ampliado a seis en el supuesto de que el plazo de información pública sea superior a un mes o proceda la confrontación del proyecto, desde que se presente el proyecto a la autoridad administrativa. En este plazo la administración, mediante resolución motivada, deberá notificar al interesado su conformidad o disconformidad con el proyecto en función de su compatibilidad con la protección del dominio público hidráulico.

4. Cuando se presente la declaración responsable, se acreditará la realización de los trámites mencionados.

5. La declaración responsable se presentará ante el organismo de cuenca competente cuando se trate de obras que ejecute la Administración del Estado o en el caso de que éstas deban llevarse a cabo en cauces que delimiten el territorio de dos o más comunidades autónomas.


Art. 53.

1. Los usos comunes especiales a los que se refieren las secciones V y VI de este capítulo, que por su especial intensidad puedan afectar a la utilización del recurso por terceros, requerirán autorización. Los procedimientos de otorgamiento de las autorizaciones respetarán los principios de publicidad, transparencia y objetividad. Se aplicará además el principio de concurrencia competitiva, en los términos previstos en la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de contratos del sector público, en los siguientes supuestos:

a) Cuando se trate de una actividad de servicios cuya contratación se promueva por el organismo de cuenca conforme a los usos previstos atendiendo a las características y circunstancias de cada cuenca hidrográfica,

b) Cuando el ejercicio de la actividad excluya el ejercicio de otras actividades por terceros.

2. Los criterios para el otorgamiento de autorizaciones estarán directamente vinculados a la protección del medio ambiente.

3. Las autorizaciones se ajustarán a la siguiente tramitación:

a) En los supuestos en que sea necesaria la presentación de un proyecto o un periodo de información pública estos trámites se realizarán conforme a lo dispuesto en el artículo 52.2 y 3.

b) El plazo de la Administración para resolver el procedimiento de autorización será de tres meses, que quedará ampliado a seis en el supuesto de que el plazo de información pública fuera superior a un mes o procediera la confrontación del proyecto. Transcurrido dicho plazo podrá entenderse desestimada la solicitud, en aplicación de párrafo segundo del apartado primero del artículo 43 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre.

4. En los casos en que la tramitación de la autorización haya sido encomendada a una comunidad autónoma, ésta formulará propuesta de resolución al organismo de cuenca, quien, a su vez, comunicará a aquélla la resolución que se dicte, para su notificación al interesado.

Se entenderá que la resolución es conforme con la propuesta formulada cuando, en el plazo de tres meses, contados a partir de la fecha de entrada de aquélla en el organismo de cuenca, éste no hubiera comunicado la resolución a la comunidad autónoma.

La tramitación de expedientes de esta naturaleza corresponderá al organismo de cuenca, cuando se trate de obras que ejecute la Administración del Estado o en el caso de que éstas deban llevarse a cabo en cauces que delimiten el territorio de dos o más comunidades autónomas.

5. Las resoluciones de los organismos de cuenca dependientes de la Administración General del Estado previstas en los artículos 51.bis.3. segundo párrafo, 52.3 y en este artículo pondrán fin a la vía administrativa.


Art. 54.

1. El ejercicio de los usos comunes especiales se realizará sin menoscabo del derecho de propiedad y sin perjuicio de tercero, con independencia de las condiciones específicas que puedan establecerse en cada caso concreto.

2. El ejercicio de los usos comunes especiales estarán sujetos al pago del canon de ocupación de los terrenos de dominio público hidráulico establecido en el artículo 112 del Texto Refundido de la Ley de Aguas.

3. Quien realice un uso común especial quedará obligado, incluso en caso de finalización anticipada de la actividad, a dejar el cauce en condiciones normales de desagüe, pudiendo el organismo de cuenca adoptar las medidas necesarias para asegurar el cumplimiento de esta obligación.


Seccion 3. Navegación, flotación, establecimiento de barcas de paso y sus embarcaderos
Art. 55.

Las declaraciones responsables para usos con fines de navegación en las aguas de las corrientes naturales, de los lagos y lagunas y de los embalses se presentarán ante el organismo de cuenca.


Art. 56.

En las zonas colindantes a las playas naturales de los ríos, lagos, lagunas o embalses donde no estuviese expresamente prohibido el baño, no se precisará ningún tipo de declaración responsable para el uso de medios de flotación que, por su tamaño y características, puedan ser considerados como complementarios del baño.


Art. 57.

Las declaraciones responsables para el establecimiento de embarcaderos, rampas, cables y demás instalaciones precisas para la navegación o complementarias de dicho uso se regirán por lo dispuesto en los artículos 51 bis y 52 del presente reglamento.


Art. 58.

1. A los efectos de este reglamento, toda embarcación que navegue por las aguas continentales de una cuenca hidrográfica, con la excepción de las previstas en el artículo 56, deberá ir provista de matrícula normalizada.

2. Se eximirán de los requisitos de matriculación a las embarcaciones respecto de las que se presente declaración responsable para navegar exclusivamente con motivo de descensos de ríos, pruebas deportivas u otras ocasiones similares de carácter esporádico.


Art. 59.

1. Quienes presenten declaraciones responsables para navegar responden de que sus embarcaciones cumplan con la legislación vigente en cuanto a estabilidad de las mismas, elementos de seguridad de que deben disponer y buen estado de conservación de aquéllas y éstos.

2. Las embarcaciones de propulsión a motor o vela con eslora superior a 4 metros deberán estar aseguradas contra daños a terceros mediante la correspondiente póliza de seguro. La declaración responsable de navegación, cualquiera que sea su plazo, carecerá de validez fuera del período de vigencia de la póliza. Para el resto de las embarcaciones queda a criterio del organismo de cuenca la exigencia de seguro.


Art. 60.

1. Para el manejo o gobierno de las embarcaciones será preciso estar en posesión del correspondiente título expedido por el Organismo competente, en aquellos casos en que sea preceptivo de acuerdo con la clase de embarcación.

2. Quien presente una declaración responsable de navegación otorgada para el uso de una pluralidad de embarcaciones, queda obligado a velar por la suficiencia del título de quienes las manejen.


Art. 61.

Las declaraciones responsables de navegación recreativa en embalses se condicionarán, como exige el artículo 78 del Texto Refundido de la Ley de Aguas, atendiendo a los usos previstos para las aguas almacenadas, protegiendo su calidad y limitando el acceso a las zonas de derivación o desagüe, del modo que se prescribe en los artículos siguientes de este Reglamento.


Art. 62.

1. En aquellos lagos, lagunas, embalses o ríos en los que los usos recreativos de navegación y baños alcancen suficiente grado de desarrollo, el organismo de cuenca correspondiente podrá fijar las zonas destinadas a navegación, fondeo y acceso a embarcaderos, que se balizarán adecuadamente, así como aquéllas en las que se prohíba la navegación por peligro para los bañistas, peligrosidad de las aguas o proximidad de tomas de abastecimiento, azudes, presas u órganos de desagüe de las mismas.

2. En el supuesto de que la zona por balizar sea utilizada para la navegación por una o más personas físicas o jurídicas que dispongan de instalaciones previstas para este uso, se podrá obligar a cada una de ellas a que realice por su cuenta el balizamiento de las zonas correspondientes a sus fondeos y mangas. El coste del balizamiento en la zona común podrá ser repercutido sobre las mismas, en proporción al canon que corresponda al conjunto de embarcaciones que hagan uso de cada instalación.


Art. 63.

1. La presentación de la declaración responsable no supondrán monopolio ni preferencia de clase alguna a favor del declarante. El ejercicio de la navegación podrá ser suspendido temporal o definitivamente por la Administración por razones de seguridad, salubridad u otros motivos justificados, sin que el declarante tenga derecho a indemnización alguna.

2. Las declaraciones de navegación por las aguas continentales quedarán sometidas al canon por utilización del dominio público hidráulico a que se refiere el 112 del Texto Refundido de la Ley de Aguas.


Art. 64.

Los organismos de cuenca clasificarán los lagos, lagunas y embalses comprendidos dentro de sus respectivos ámbitos geográficos de acuerdo con las posibilidades que presenten para la navegación a remo, vela y motor, así como para el uso de baños. Para los embalses se tendrán en cuenta, además de sus características naturales y de acceso, las limitaciones que se deduzcan de la compatibilidad de dichos usos con el destino de las aguas, el régimen de explotación, la variabilidad de niveles y demás circunstancias que puedan condicionarlos.


Art. 65.

Cualquier alteración sobrevenida en las obras, instalaciones o entorno de un embalse y que, de forma permanente o temporal, pueda repercutir en los usos de baños o navegación o modificar las limitaciones establecidas, deberá ser comunicada de inmediato al organismo de cuenca correspondiente por el responsable de la explotación del embalse.


Art. 66.

Los organismos de cuenca podrán establecer un sistema de clasificación, similar al de lagos, lagunas y embalses, para aquellos tramos de ríos en que resulte conveniente a la vista de sus condiciones de navegabilidad. La clasificación podrá ser revisada, así como ampliada o reducida en su ámbito, teniendo en cuenta las estadísticas de navegación en los años precedentes.


Art. 67.

1. Las declaraciones responsables de flotación fluvial para transporte de madera por piezas sueltas o con almadías se presentará ante el organismo de cuenca correspondiente, indicando además de los datos para la identificación del declarante, los siguientes: tramo o tramos de río que se pretende utilizar, especificando su principio y su final, relación de azudes, tomas de aguas y demás obstáculos existentes en el tramo, con indicación de sus características y, en su caso, sistema que se propone para salvarlos, número y dimensiones de las piezas o de las almadías, y fechas en que se vaya a llevar a cabo la flotación.

2. El trámite se ajustará a lo dispuesto en los artículos 51 bis y 52 de este reglamento.


Art. 68.

El declarante será responsable de cuantos daños se puedan producir al dominio público hidráulico y a los bienes de particulares o del Estado que puedan existir en el tramo objeto de la flotación. Para responder de ellos y antes de iniciar estas actividades, prestará fianza en la cuantía que, en cada caso concreto, fije la Administración, la cual será devuelta si no se hubieran producido daños.



Art. 69.

1. La presentación de declaración responsable relativa a barcas de paso, incluidos sus embarcaderos, se formulará en los términos señalados en el artículo 51 bis y 52.

2. A dicha declaración, se unirá la siguiente documentación:

a) Proyecto suscrito por técnico competente.

En el supuesto de que no existan cables en las instalaciones y no esté previsto el transporte de vehículos a motor, se podrá sustituir el proyecto por planos del embarcadero y una memoria descriptiva y justificativa de las instalaciones y de la embarcación, de la cual deberán quedar definidas como mínimo las siguientes características: Eslora, manga, puntal, desplazamiento en lastre y en carga, cabida máxima de personas, tipo de propulsión y potencia en su caso, y material de que está construido el casco.

b) Si se destinan al servicio público, el Reglamento de explotación.

3. Se podrá prescindir de la información pública en el caso de que no se prevea el uso público de la embarcación y que, por las características de la instalación, no sea preceptiva la presentación del proyecto.

4. Simultáneamente a la presentación de la declaración responsable necesaria para el establecimiento de las instalaciones, se presentará la relativa a la navegación, que se sujetará a las normas previstas para este uso en el presente reglamento.


Seccion 4. Otros usos comunes especiales
Art. 70.

Las declaraciones responsables para utilización de pastos en el dominio público hidráulico seguirán los trámites señalados en los artículos 51 bis y 52 con las siguientes especialidades:

1. A la declaración se unirá documentación análoga a la señalada en el artículo 73 para las plantaciones y cortas.

2. La información pública se practicará con inserción de anuncios en los ayuntamientos en que radique el aprovechamiento.

3. Estas declaraciones permitirán el ejercicio de la actividad por un plazo máximo de dos años.

4. La presentación de la declaración responsable de pastos, salvo que la Administración lo considere necesario para una mejor explotación, no supone el ejercicio de la actividad con carácter exclusivo.


Art. 71.

La utilización de embalses o tramos de río por hidroaviones se someterá a declaración responsable y se acomodará a lo previsto en el presente capítulo, siempre que sea compatible con la naturaleza y finalidad de la utilización del dominio público hidráulico.


Sección 5. Usos comunes especiales que por su especial afección del dominio público hidráulico puedan dificultar la utilización del recurso por terceros.
Art. 72.

1. La utilización o aprovechamiento por los particulares de los cauces o de los bienes situados en ellos requerirá la previa autorización administrativa.

2. En el otorgamiento de autorizaciones para aprovechamientos de áridos, vegetación arbórea o arbustiva, establecimiento de puentes o pasarelas, embarcaderos e instalaciones para baños públicos, se considerará la posible incidencia ecológica desfavorable, debiendo exigirse las adecuadas garantías para la restitución del medio.


Art. 73.

Las autorizaciones para siembras, plantaciones y corta de árboles en terrenos de dominio público hidráulico, se sujetarán a lo dispuesto en el artículo 53 y a las siguientes normas:

1. Se concretará expresamente la extensión superficial de la siembra o plantación en hectáreas, sus límites, tipo de arbolado y densidad. En el caso de cortas, el peticionario deberá señalar además si realizó personalmente la plantación o si tiene permiso del que la hizo para llevarlas a cabo. Si se tratara de árboles nacidos espontáneamente, indicará la cantidad de madera medida en metros cúbicos.

2. A la petición se unirá la siguiente documentación:

a) Plano a escala de la zona, si la superficie fuera igual o superior a una hectárea.

b) Croquis de la zona, si fuera inferior a una hectárea.

c) En su caso, documento justificativo de que el peticionario realizó la plantación o cuenta con autorización del que la hizo.


Art. 74.

1. En el anuncio de la información pública, si se trata de autorizaciones de siembra, plantaciones o de corta de árboles nacidos espontáneamente, se advertirá la posibilidad de presentar peticiones en competencia e incompatibles con la petición inicial.

2. En el caso de que se formularan peticiones en competencia con la inicial e incompatibles con ella, se resolverá sobre la base de dar preferencia al propietario colindante con el cauce, salvo que se haya presentado petición en competencia por alguna entidad pública y para fines de utilidad pública, en cuyo caso se dará preferencia a la misma. Si la adjudicación no se hiciera a favor del peticionario inicial, el adjudicatario vendrá obligado a indemnizar al primero los gastos realizados, debidamente justificados.

3. Las autorizaciones para siembras y plantaciones se otorgarán por un plazo máximo igual al del ciclo vegetativo de la especie correspondiente.

3 bis. Las autorizaciones de siembras, plantaciones o corta de árboles, establecerán la obligación al titular de restituir el terreno a su condición anterior, lo que puede incluir entre otros el destoconado, plantación de vegetación de ribera autóctona y eliminación de obras de defensa, salvo que se obtenga una nueva autorización para seguir con el cultivo durante el siguiente período vegetativo.

4. Al amparo de estas autorizaciones no se podrán llevar a cabo, en ningún caso, obras de movimientos de tierras que alteren la sección del cauce o su configuración.

5. La corta de árboles nacidos espontáneamente quedará sometida al canon de utilización de los bienes de dominio público hidráulico, establecido en el artículo 112 del Texto Refundido de la Ley de Aguas.

6. Los derechos del beneficiario, en caso de revocación, se limitarán al aprovechamiento de los árboles o plantas en el estado en que se encuentren al producirse aquélla.

7. El titular de una autorización para siembra, plantación o corta de árboles, será responsable de que la actividad no altere las condiciones de desagüe de la corriente en ese tramo, debiendo retirar árboles o ramas caídos o cualquier otro elemento relacionado con la explotación, que pudiera suponer un obstáculo al flujo y causar daños al dominio público hidráulico o a terceros.


Art. 75.

Las autorizaciones para establecimientos de baños o zonas recreativas y deportivas en los cauces públicos o sus zonas de policía serán tramitadas de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 53 de este reglamento. Además regirán las siguientes prescripciones:

a) La documentación técnica incluirá, como mínimo, planos y memoria explicativa y justificativa de las obras e instalaciones, señalando en aquéllos la posición relativa de éstas respecto a las tomas de agua para abastecimiento, azudes, presas y sus órganos de desagüe, que queden a distancia inferior a 500 metros.

b) En el caso de que se trate de instalaciones deportivas entre cuyos fines se incluya la navegación en ríos o embalses, la documentación técnica incluirá, además de los datos correspondientes a los embarcaderos, una propuesta de balizamiento de las zonas dedicadas a fondeos, mangas de salida y acceso, así como de aquéllas en las que se habrá de prohibirse la navegación por peligro para los bañistas, peligrosidad de las aguas, proximidad a las instalaciones propias de los embalses, azudes o tomas de abastecimiento u otras causas. Este balizamiento correrá a cargo del peticionario.

c) En este tipo de autorizaciones se establecerá el trámite de competencia de peticiones.

d) El plazo de estas autorizaciones será como máximo de veinticinco años.

e) La declaración responsable para la navegación de las embarcaciones que pretendan hacer uso de las instalaciones a que se refiere este artículo se presentará de forma independiente y de acuerdo con lo previsto en los artículos 55 al 66 de este reglamento.


Art. 76

1. Las extracciones de áridos en terrenos de dominio público que no pretendan el uso exclusivo de un tramo precisarán autorización administrativa, que se tramitará de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 53 de este reglamento.

2. En la petición se concretarán: cauce, zona de extracción y término municipal, emplazamiento de las instalaciones de clasificación y acopio, si las hubiere, puntos de salida y acceso a la red de carreteras, volumen en metros cúbicos y plazo en que ha de realizarse la extracción, medios que se utilizarán en ésta y en el transporte y tarifas de venta, en su caso.

3. A la petición reseñada se unirá la siguiente documentación:

a) Para extracción de más de 20.000 metros cúbicos, se presentará proyecto suscrito por técnico competente.

b) Para extracciones comprendidas entre 20.000 metros cúbicos y 500 metros cúbicos, se presentará: Memoria descriptiva de la extracción, en la que se justificará que el desarrollo de los trabajos está orientado al encauzamiento y mejor desagüe del río, contribuyendo a la minoración de las inundaciones marginales, planos de situación y topográfico de la gravera y perfiles transversales de ésta con sus cubicaciones.

c) Para extracciones inferiores a 500 metros cúbicos, bastará con la presentación de croquis de situación y de la gravera, este último acotado.

4. El plazo por el que se otorguen estas autorizaciones será proporcionado al volumen de la extracción, sin que pueda exceder de un año, pudiendo ser prorrogado por otro año previa petición justificada. Podrá prescindirse del trámite de información pública en las extracciones inferiores a 5.000 metros cúbicos.

5. En estas autorizaciones se ponderará su incidencia sobre el estado de las masas de agua. Cuando la extracción se pretenda realizar en los tramos finales de los ríos y pueda ocasionar efectos perjudiciales en las playas o afecte a la disponibilidad de áridos necesarios para su aportación a las mismas, será preceptivo el informe del Organismo encargado de la gestión y tutela del dominio público marítimo, al que se dará después traslado de la resolución que se adopte.

6. Los beneficiarios de estas autorizaciones, antes de iniciar los trabajos, vendrán obligados a constituir una fianza o aval para responder de los posibles daños al dominio público hidráulico. El importe de esta fianza o aval será de cuantía igual al importe del canon y, como mínimo, de 300 €. Se podrá eximir de esta fianza en las extracciones inferiores a 500 metros cúbicos. La fianza será devuelta, una vez terminados los trabajos de extracción, si no se han producido aquellos daños.


Art. 77.

1. Las solicitudes de autorización para derivaciones de agua de carácter temporal que no pretendan un derecho al uso privativo de ella, deberán hacer constar todos los datos necesarios para la adopción de la correspondiente resolución y deberán ir acompañadas de un croquis detallado de las obras de toma y del resto de las instalaciones y de una memoria descriptiva de unas y otras, en la que deberá justificarse, asimismo, el caudal solicitado y la no afección sensible a otros aprovechamientos preexistentes.

2. El organismo de cuenca podrá recabar del interesado la presentación de un proyecto justificativo de las obras e instalaciones, suscrito por técnico competente, si por su importancia lo considerase necesario y, una vez haya estimado suficiente la documentación aportada, procederá a contrastar la compatibilidad de la petición con las disposiciones del Plan Hidrológico de Cuenca.

3. En el caso de que la solicitud se estime compatible con las previsiones del Plan, se concederá sin más trámites la autorización, que no podrá otorgarse por un plazo superior a dos años, en la que se hará constar que se concede a precario, pudiendo quedar revocada si el organismo de cuenca lo cree conveniente para una mejor gestión del dominio público hidráulico.


Seccion 6. Autorizaciones en zona de policia
Art. 78.

1. Para realizar cualquier tipo de construcción en zona de policía de cauces, se exigirá la autorización previa al organismo de cuenca, a menos que el correspondiente Plan de Ordenación Urbana, otras figuras de ordenamiento urbanístico o planes de obras de la Administración, hubieran sido informados por el organismo de cuenca y hubieran recogido las oportunas previsiones formuladas al efecto. En todos los casos, los proyectos derivados del desarrollo del planeamiento deberán ser comunicados al organismo de cuenca para que se analicen las posibles afecciones al dominio público hidráulico y a lo dispuesto en el artículo 9, 9 bis, 9 ter, 9 quáter, 14 y 14 bis.

2. A la petición referida se unirá plano de planta que incluya la construcción y las márgenes del cauce, con un perfil transversal por el punto de emplazamiento de la construcción más próximo al cauce, en el que quedarán reflejadas las posibles zonas exentas de edificios.

3. La tramitación será la señalada en el artículo 53 de este reglamento.

4. Los organismos de cuenca notificarán al ayuntamiento competente las peticiones de autorización de construcción de zona de policía de cauces, así como las resoluciones que sobre ella recaigan a los efectos del posible otorgamiento de la correspondiente licencia de obras.


Art. 79.

 

Para la ejecución de obras de defensa o nivelaciones de terrenos, caminos rurales, acequias y drenajes en zona de policía que alteren sensiblemente el relieve natural, la petición, documentación y trámites se ajustarán a lo dispuesto en el artículo 53.


Art. 80.

Las extracciones de áridos en zonas de policía de cauces, sin perjuicio de lo establecido en la legislación de Minas, sólo podrán ser otorgadas al propietario de la finca o a personas que gocen de su autorización.

Se tramitarán de acuerdo con lo señalado en el artículos 53, con las peculiaridades propias del caso y con las salvedades siguientes:

a) Se suprimirá en la documentación técnica todo lo referente a cubicaciones.

b) En la misma documentación se hará resaltar cuanto corresponda a la realización de los trabajos en relación con las márgenes y sus refuerzos con el fin de evitar la desviación del cauce como consecuencia de la depresión causada con las extracciones. Igualmente se estudiará la posible reposición del hueco ocasionado con productos sobrantes de la extracción u otros materiales.


Art. 81.

La autorización de cualquier otra actividad a que hace referencia el artículo 9.1.d) se tramitará por el Organismo de cuenca de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 53.

En relación con plantaciones, serán de aplicación para la zona de policía los mismos condicionantes establecidos en el artículo 74.7.


Art. 82.

1. Las acampadas colectivas en zona de policía de cauces públicos que, de acuerdo con la legislación vigente, necesiten autorización de los organismos competentes en materia de regulación de campamentos turísticos, habrán de ser autorizadas por el organismo de cuenca, previa la correspondiente petición formulada por el interesado, al menos con un mes de antelación a la fecha en que quiera iniciarse la acampada.

2. Esta autorización señalará las limitaciones a que habrá de sujetarse la acampada, en lo referente a los riesgos para la seguridad de las personas o de contaminación de las aguas por vertidos de residuos sólidos o líquidos.

Seccion 7. Usos privativos por disposicion legal
Art. 83.

1. El derecho al uso privativo, sea o no consuntivo, del dominio publico hidraulico, se adquiere por disposicion legal o por concesion administrativa.

2. No podra adquirirse por prescripcion el derecho al uso privativo del dominio publico hidraulico (art. 50 de la la).


Art. 84.

1. El propietario de una finca puede aprovechar las aguas pluviales que discurran por ella y las estancadas dentro de sus linderos, sin mas limitaciones que las establecidas en la ley de aguas y las que se deriven del respeto a los derechos de tercero y la prohibicion del abuso del derecho (art. 52.1 de la la).

2. En las condiciones que establece este reglamento, se podran utilizar en un predio aguas procedentes de manantiales situados en su interior y aprovechar en el aguas subterraneas cuando el volumen total anual no sobrepase los 7.000 metros cubicos. En los acuiferos que hayan sido declarados como sobreexplotados, o en riesgo de estarlo, no podran realizarse nuevas obras de las amparadas por este apartado sin la correspondiente autorizacion (art. 52.2 de la la).

3. Las aguas a que se refieren los apartados anteriores no podran utilizarse en finca distinta de aquellas en las que nacen, discurren o estan estancadas.


Art. 85.

1. A efectos administrativos de control, estadisticos y de inscripcion en el registro de aguas, el propietario de la finca o, en su nombre, el que ejercite el derecho reconocido en el articulo anterior, viene obligado a comunicar al organismo de cuenca las caracteristicas de la utilizacion que se pretende, acompañando documentacion acreditativa de la propiedad de la finca.

La fecha de registro de entrada en el organismo de cuenca de la comunicacion y documentacion indicadas servira de referencia para determinar los aprovechamientos con derechos preexistentes que hayan de ser respetados, asi como las nuevas peticiones de concesiones que puedan resultar incompatibles.

2. En la comunicación citada deberá indicarse: El caudal máximo instantáneo, el volumen máximo anual y el volumen máximo mensual derivados, finalidad de la derivación, término municipal y descripción de las obras a realizar para la derivación.

3. A los mismos efectos indicados en el primer parrafo del apartado 1, se debera comunicar al organismo de cuenca cualquier cambio en la titularidad de la finca que afecte al aprovechamiento o a las caracteristicas de este. Esta comunicacion se presentara y tramitara como si se tratara de una comunicacion de nuevo aprovechamiento, y en ella se debera hacer constar los datos precisos para identificar en el registro de aguas la utilizacion que se modifica.


Art. 86.

1. En los casos de utilizacion de aguas pluviales a que se refiere el articulo 84 se acompañara a la comunicacion una copia del plano parcelario del catastro, donde se indicaran las obras y, en caso de que el destino sea el riego, la zona regada.

2. El organismo de cuenca, con reconocimiento sobre el terreno si lo considera preciso, comprobara la suficiencia de la documentacion y si la utilizacion cumple las condiciones legales y, en caso de conformidad, lo comunicara al dueño de la finca, procediendo a inscribir la derivacion a su favor, con indicacion de sus caracteristicas y de la fecha de entrada en el organismo de cuenca de la comunicacion del usuario, a los efectos señalados en el articulo 85.

En caso de disconformidad lo comunicara, asimismo, al dueño del predio mediante resolucion motivada. El solicitante podra reiterar su peticion despues de subsanar en debida forma los defectos que se le hayan puesto de manifiesto.


Art. 87.

1. En los casos de utilizacion de aguas procedentes de manantiales o alumbramientos de aguas subterraneas a que se refiere al articulo 84, el derecho de utilizacion queda limitado a un total de 7.000 metros cubicos anuales, aunque sean mas de uno los puntos de derivacion o extraccion dentro del mismo predio.

Cuando el volumen total anual aprovechado supere los 3.000 metros cubicos, el interesado justificara que la dotacion utilizada es acorde con el uso dado a las aguas, sin que se produzca el abuso o despilfarro, prohibido en el articulo 48.4 de la ley de aguas.

Si el volumen anual a derivar fuera superior a 7.000 metros cubicos, el propietario del predio solicitara la concesion de la totalidad de aquel, siguiendo el procedimiento indicado al efecto en el presente reglamento.

2. Cuando la extraccion de las aguas sea realizada mediante la apertura de pozos, las distancias minimas entre estos o entre pozos y manantial, seran las que señale el plan hidrologico de cuenca y, en su defecto, para caudales inferiores a 0,15 litros segundo, la de diez metros en suelo urbano, de veinte metros

En suelo no urbanizable, y de cien metros en caso de caudales superiores al mencionado. Iguales distancias deberan guardarse, como minimo, entre los pozos de un predio y los estanques o acequias no impermeabilizados de los predios vecinos.

3. A la documentacion se unira copia del plano parcelario del catastro, indicando en ella las obras a realizar y la superficie regable, en su caso.

Tambien se situaran los manantiales o pozos que se pretendan aprovechar o construir, señalando la distancia entre los mismos y las que les separen de otras tomas de agua, corrientes naturales o artificiales, edificaciones, caminos, minas u otras instalaciones existentes.

4. Cuando el pozo se situase en la zona de policia de las margenes, sera necesario, en todo caso, solicitar autorizacion del organismo de cuenca, que comprobara si con la extraccion se distraen aguas superficiales con derecho preferente.


Art. 88.

1. El organismo de cuenca, con reconocimiento sobre el terreno si lo considera preciso, comprobara la suficiencia de la documentacion aportada y la adecuacion tecnica de las obras y caudales que se pretendan derivar para la finalidad perseguida.

2. En caso de conformidad, lo comunicara al dueño de la finca, procediendo a inscribir la derivacion a su favor, con indicacion de sus caracteristicas.

3. En caso de disconformidad lo comunicara, asimismo, al dueño del predio, señalandose las omisiones de la documentacion, la causa de inadecuacion técnica de las obras o caudales, las modificaciones que en su caso sea preciso introducir o la causa de ilegalidad de la derivacion, prohibiendo al mismo tiempo la misma sin perjuicio de que el usuario pueda reiterar su peticion una vez corregidas aquellas.


Seccion 8. Extincion del derecho al uso privativo
Art. 89.

1. El derecho al uso privativo de las aguas, cualquiera que sea el titulo de su adquisicion, se extingue:

A) por termino del plazo de su concesion.

B) por caducidad de la concesion en los terminos previstos en el articulo 64 de la ley de aguas.

C) por expropiaciones forzosas.

D) por renuncia expresa del concesionario.

2. La declaracion de la extincion del derecho al uso privativo del agua requerira la previa audiencia de los titulares del mismo.

3. Cuando el destino dado a las aguas concedidas fuese el riego o abastecimiento de poblacion, el titular de la concesion podra obtener una nueva con el mismo uso y destino para las aguas, debiendo formular la solicitud en el tramite de audiencia previa en el expediente de declaracion de extincion o durante los ultimos cinco años de la vigencia de aquella.

En caso deproducirse la solicitud y siempre que a ello no se opusiere el plan hidrologico nacional, el

Organismo de cuenca tramitara el expediente excluyendo el tramite de proyectos en competencia.

4. Al extinguirse el derecho concesional revertirán al Estado gratuitamente y libres de cargas cuantas obras hubieran sido construidas dentro del dominio público hidráulico para la explotación del aprovechamiento, sin perjuicio del cumplimiento de las condiciones estipuladas en el documento concesional y, en su caso, las relativas a la reversión de otros elementos situados fuera del demanio.

Si en dicho momento, la Administración hidráulica considerase posible y conveniente la continuidad del aprovechamiento, podrá exigir del concesionario la entrega de los bienes objeto de reversión en condiciones de explotación tal como prevén los artículos 164.3, 165.3 y 167.3 y 4. Si por el contrario lo considerase inviable, o su mantenimiento resultase contrario al interés público, podrá exigir la demolición de lo construido en dominio público de conformidad con el artículo 101 de la Ley 33/2003, de 3 de noviembre, del Patrimonio de las Administraciones Públicas.

5. Los derechos adquiridos por disposicion legal se perderan segun lo establecido en la norma que los regule o, en su defecto, por disposicion normativa del mismo rango (art. 51 de la la).

6. El expediente que se incoe a los efectos de declarar la extincion del derecho al uso privativo de las aguas seguira la tramitacion establecida en los articulos 163 al 169.


Seccion 9. Regimen de explotacion de los embalses superficiales y acuiferos subterraneos. Asignaciones y reservas de recursos.
Art. 90.

1. El organismo de cuenca, cuando asi lo exija la disponibilidad del recurso, podra fijar el regimen de explotacion de los embalses establecidos en los rios y de los acuiferos subterraneos, regimen al que habra de adaptarse la utilizacion coordinada de los aprovechamientos existentes.

2. Con caracter temporal, podra tambien condicionar o limitar el uso del dominio publico hidraulico para garantizar su explotacion racional. Cuando por ello se ocasione una modificacion de caudales que genere perjuicios a unos aprovechamientos en favor de otros, los titulares beneficiados deberan satisfacer la oportuna indemnizacion, correspondiendo al organismo de cuenca, en defecto de acuerdo entre las partes, la determinacion de su cuantia.

3. Cuando existan caudales reservados o comprendidos en algun plan del estado que no sean objeto de aprovechamiento inmediato, podran otorgarse concesiones a precario que no consolidaran derecho alguno ni daran lugar a indemnizacion si el organismo de cuenca reduce los caudales o revoca las autorizaciones (art. 53 de la la).

4. La adopcion de las medidas a que se refieren los apartados 1 y 2 de este articulo se realizara previa deliberacion de la junta de gobierno del organismo de cuenca.


Art. 91.

1. La asignacion de recursos establecidos en los planes hidrologicos de cuenca determinara los caudales que se adscriben a los aprovechamientos actuales y futuros.

2. Las concesiones existentes deberan ser revisadas cuando lo exija su adecuacion a las asignaciones formuladas por los planes hidrologicos de cuenca. La revision de la concesion dara lugar a indemnizacion cuando, como consecuencia de la misma, se irrogue un daño efectivo al patrimonio del concesionario, en los terminos previstos en el articulo 158.


Art. 92.

1. El organismo de cuenca, de acuerdo con las previsiones de los planes hidrologicos, debera

Reservar para regadios, pesca, aprovechamientos hidroelectricos o para cualquier otro servicio del estado o fin de utilidad publica determinados tramos de corrientes, sectores de acuiferos subterraneos, o la totalidad de algunos de ellos. 2. Los caudales que deban ser reservados se inscribiran en el registro de aguas a nombre del organismo de cuenca, siendo titulo suficiente para ello la inclusion de los recursos citados en las previsiones que para reservas formulen los planes hidrologicos de cuenca.

En el asiento que a tal efecto se practique debera especificarse la cuantia de los caudales, el plazo de la reserva y los servicios del estado o fines de utilidad publica a los que se adscriben aquellos.

3. En su momento las comunidades de usuarios, organismos publicos o particulares, podran solicitar la concesion de los recursos reservados, que se otorgara por el organismo de cuenca, previa apertura de un periodo de informacion publica.

4. Otorgada la concesion se procedera a la inscripcion de la misma en el registro de aguas a nombre del concesionario, debiendo detraerse el caudal concedido de la reserva inscrita a nombre del organismo de cuenca.


CAPITULO III. AUTORIZACIONES Y CONCESIONES
Seccion 1. La concesion de aguas en general
Art. 93.

1. Todo uso privativo de las aguas no incluido en el artículo 54 del texto refundido de la Ley de Aguas requiere concesión administrativa Su otorgamiento será discrecional, pero toda resolución será motivada y adoptada en función del interés publico. Las concesiones serán susceptibles de revisión con arreglo a lo establecido en el artículo 65 del texto refundido de la Ley de Aguas.

2. El procedimiento ordinario de otorgamiento de concesiones se ajustara a los principios de publicidad y tramitacion en competencia, prefiriendose, en igualdad de condiciones, aquellos que proyecten la mas racional utilizacion del agua y una mejor proteccion de su entorno. El principio de competencia podra suprimirse cuando se trate de abastecimiento de agua a poblaciones (art. 71.2 de la la).

3. El otorgamiento de autorizaciones y concesiones referentes al dominio publico hidraulico es atribucion del organismo de cuenca, salvo cuando se trate de obras y actuaciones de interes general del estado, que corresponderan al ministerio de obras publicas y urbanismo, tal como se establece en el articulo 22, a), de la ley de aguas.

4. No obstante, lo dispuesto en el apartado 1, los órganos de la Administración del Estado o de las comunidades autónomas podrán acceder a la utilización de las aguas, previa autorización especial extendida a su favor o del Patrimonio del Estado, sin perjuicio de terceros.


Art. 94.

En aplicacion de lo establecido en el articulo 71 de la ley de aguas, llevaran implicita la declaracion de utilidad publica las concesiones de agua cuando su finalidad sea el abastecimiento de poblacion a que se refiere el parrafo primero del apartado 3 del articulo 58 de la ley de aguas, o cuando, siendo otra su finalidad, se ajusten a las condiciones que para ello se definan en los respectivos planes hidrologicos de cuenca.


Art. 95.

1. Podran disfrutar de los beneficios implicitos en la declaracion de utilidad publica las concesiones de aguas que no reunan los requisitos señalados en el articulo anterior, siempre que sean

Necesarias para el funcionamiento de una actividad que haya obtenido previamente una declaracion del mismo caracter otorgada por la autoridad competente.

2. La solicitud para acogerse a esta posibilidad, que podra ser conjunta con la de la concesion de las aguas, sera presentada en el organismo de cuenca acompañando documentacion justificativa de la declaracion de utilidad publica de la actividad. Los tramites se reduciran a una informacion publica con el mismo ambito espacial y geografico previsto para la concesion en el articulo


Art. 96.

1. Las concesiones se otorgarán teniendo en cuenta la explotación racional conjunta de los recursos superficiales y subterráneos, sin que el título concesional garantice la disponibilidad de los caudales concedidos (art. 57.2 de la LA).

2. Las concesiones y reservas para usos existentes o previsibles se otorgan según las disponibilidades existentes obtenidas una vez que se ha aplicado la restricción derivada del cumplimiento de los caudales ecológicos de conformidad con el artículo 49 ter.

3. Si para la realización de las obras de una nueva concesión fuese necesario modificar la toma o captación de otra u otras preexistentes, el Organismo de cuenca podrá imponer, o proponer en su caso, la modificación, siendo los gastos y perjuicios que se ocasionen a cargo del peticionario (art. 57.3 de la LA).


Art. 97. Duración de las concesiones.

Toda concesión se otorgará según las previsiones de los Planes Hidrológicos; tendrá carácter temporal y plazo máximo de duración, incluidas las prórrogas, no superior a setenta y cinco años de conformidad con el artículo 93.3 de la Ley 33/2003, de 3 de noviembre, del Patrimonio de las Administraciones Públicas.

El plazo comenzará a computar desde el día siguiente al de la notificación de la resolución concesional.

Art. 98.

1. En las concesiones se observara, a efectos de su otorgamiento, el orden de preferencia que se establezca en el plan hidrologico de la cuenca correspondiente, teniendo en cuenta las exigencias para la proteccion y conservacion del recurso y su entorno.

2. Toda concesion esta sujeta a expropiacion forzosa, de conformidad con lo dispuesto en la legislacion general sobre la materia, a favor de otro aprovechamiento que le preceda segun el orden de preferencia establecido en el plan hidrologico de cuenca.

3. A falta de dicho orden de preferencia, regirá con carácter general el siguiente:

1.º Abastecimiento de población, incluyendo en su dotación la necesaria para industrias de poco consumo de agua situadas en los núcleos de población y conectadas a la red municipal.

2.º Regadíos y usos agrarios.

3.º Usos industriales para producción de energía eléctrica.

4.º Otros usos industriales no incluidos en los apartados anteriores.

5.º Acuicultura.

6.º Usos recreativos.

7.º Navegación y transporte acuático.

8.º Otros aprovechamientos.

El orden de prioridades que pudiere establecerse específicamente en los Planes Hidrológicos de cuenca deberá respetar, en todo caso, la supremacía de uso consignado en el apartado 1.º de la precedente enumeración.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 58 del texto refundido de la Ley de Aguas, el Consejo de Ministros podrá alterar el mencionado orden de preferencia en los términos expuestos en el referido artículo.

En todo caso, el abastecimiento a nuevos desarrollos urbanos deberá haber sido planificado de conformidad con el artículo 15.3.a) del texto refundido de la Ley del Suelo, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2008, de 20 de junio, y con el artículo 25.4 del texto refundido de la Ley de Aguas.

Dentro de cada clase estarán incluidas las categorías y subcategorías previstas en la clasificación de usos descrita en el artículo 49 bis. De no especificarse las subcategorías, se entenderá que cada categoría engloba todas las subcategorías previstas en la mencionada clasificación con igual preferencia.

4. Dentro de cada clase, en caso de incompatibilidad de usos, seran preferidas aquellas de mayor utilidad publica o general, o aquellas que introduzcan mejoras tecnicas que redunden en un menor consumo de agua (art. 58 de la la).

Modificaciones

Art. 99.

1. Toda concesion se entendera hecha sin perjuicio de tercero.

2. El agua que se concede queda adscrita a los usos indicados en el titulo concesional, sin que pueda ser aplicada a otros distintos, ni a terrenos diferentes si se trata de riegos.

3. No obstante, la administracion concedente podra imponer la sustitucion de la totalidad o de parte de los caudales concesionales por otros de distinto origen, con el fin de racionalizar el aprovechamiento del recurso.

La administracion respondera unicamente de los gastos inherentes a la obra de sustitucion, pudiendo repercutir estos gastos sobre los beneficiarios.

4. Cuando el destino de las aguas fuese el riego, el titular de la concesion debera serlo tambien de las tierras a las que el agua vaya destinada, sin perjuicio de las concesiones otorgadas a las comunidades de usuarios y de lo que se establece en el articulo siguiente (art. 59 de la la).


Art. 100.

1. Podran otorgarse concesiones de aguas para riego en regimen de servicio publico a empresas o particulares, aunque no ostenten la titularidad de las tierras eventualmente beneficiarias del riego, siempre que el peticionario acredite previamente que cuenta con la conformidad de los titulares que reunieran la mitad de la superficie de dichas tierras.

2. En este supuesto, la administracion concedente aprobara los valores maximos y minimos de las tarifas de riego, que habran de incorporar las cuotas de amortizacion de las obras.

3. El titular de una concesion para riego en regimen de servicio publico no podra beneficiarse de lo previsto en el articulo 51.3 de la ley de aguas, correspondiendo a los titulares de la superficie regada el derecho a instar una nueva concesion en los terminos de dicho apartado.

4. Las obras e instalaciones que no hayan revertido al estado pasaran, en su caso, a la titularidad del nuevo concesionario (art. 60 de la la).


Art. 101.

En las concesiones de aguas publicas y en las modificaciones de las mismas que se autoricen, se

Entendera comprendida la de los terrenos de dominio publico hidraulico necesarios para su utilizacion.


Art. 102.

1. En toda concesión de aguas públicas se fijará la finalidad de ésta, su plazo, el caudal máximo instantáneo, el volumen máximo anual y en su caso el volumen máximo mensual cuyo aprovechamiento se concede, indicando el período de utilización cuando ésta se haga en jornadas restringidas. Se identificará el término municipal y provincia donde está ubicada la captación y las referencias cartográficas de las captaciones de aguas y de sus lugares de aplicación.

2. En las concesiones de agua para riegos se fijará, además, la superficie con derecho a riego y la superficie regable en hectáreas, los términos municipales y provincias donde la misma esté situada, el volumen de agua máximo a derivar por hectárea y año, y el volumen máximo mensual derivable que servirá para tipificar el caudal máximo instantáneo.

3. En las concesiones de agua para usos hidroeléctricos se fijarán, además, las características técnicas de los grupos instalados y el tramo de río afectado, entendiendo por tal el comprendido entre las cotas de máximo embalse normal en el punto de toma y de restitución al cauce público.


Art. 103.

La tramitacion total o parcial de los aprovechamientos de agua que impliquen un servicio publico o la constitucion de gravamenes sobre los mismos requerira autorizacion administrativa previa.

En los demas casos solo sera necesario acreditar de modo fehaciente, en el plazo y forma establecidos en este reglamento, la transferencia o la constitucion del gravamen (art. 61 de la la).

Seccion 2. Normas generales de procedimiento


Art. 104.

Quien desee obtener una concesion de aguas superficiales presentara una instancia al organismo de cuenca correspondiente, manifestando su pretension y solicitando la iniciacion del tramite de competencia de proyectos si ello fuera procedente, haciendo constar los siguientes extremos:

-peticionario (persona fisica o juridica).

-destino del aprovechamiento.

-caudal de agua solicitado.

-corriente de donde se han de derivar las aguas, y

-terminos municipales donde radican las obras.


Art. 105.

1. El organismo de cuenca redactara el anuncio conforme a la peticion presentada, para su publicacion en los boletines oficiales de las provincias donde radiquen las obras. En el anuncio se indicara la apertura de un plazo de un mes, ampliable hasta tres a criterio de la administracion si por la importancia de la peticion lo considera oportuno, a contar desde la publicacion de la nota en el boletin oficial de la provincia, para que el peticionario presente su peticion concreta y el documento tecnico correspondiente, admitiendose tambien, durante dicho plazo, otras peticiones que tengan el mismo objeto que aquella o sean incompatibles con la misma.

Tambien se indicara que, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado siguiente, se denegara la tramitacion posterior de toda peticion presentada que suponga una utilizacion de caudal superior al doble del que figura en la peticion inicial, sin perjuicio de que, el peticionario que pretenda solicitar un caudal superior al limite fijado, pueda acogerse a la tramitacion indicada en el apartado 3 del presente articulo.

2. Tanto la peticion del iniciador del expediente como la de otros posibles concurrentes a este tramite no podran contemplar una utilizacion de caudal superior al doble del que figuraba en la peticion que sirvio de base al concurso, entendiendose que las que sobrepasasen ese limite tienen manifiesta disparidad respecto de aquella y, en consecuencia, el organismo de cuenca denegara la tramitacion de las mismas, mediante acuerdo motivado, que se notificara a los interesados con devolucion de la documentacion presentada.

3. Cualquier posible concurrente que proyectase utilizar un caudal superior al doble de la peticion inicial podra dirigirse por escrito al organismo de cuenca dentro del plazo fijado en el anuncio de aquella para la presentacion de peticiones, remitiendo su peticion en la forma prevista en el articulo anterior y solicitando la paralizacion del tramite de la publicada inicialmente. A la peticion acompañara resguardo de haber depositado una fianza para responder de la presentacion del documento tecnico correspondiente a su peticion. El importe de esta fianza sera determinado por el organismo de cuenca de forma general, teniendo en cuenta el caudal solicitado y el destino del mismo.

El organismo de cuenca procedera a remitir el nuevo anuncio en la forma señalada anteriormente, indicando que esta peticion paraliza, provisionalmente, la tramitacion de la anterior, inmediatamente antes del tramite de desprecintado de los documentos tecnicos que a la misma se hubieran presentado. Esta suspension provisional del tramite se comunicara directamente al primer peticionario y a los concurrentes, una vez finalizado el plazo de admision de peticiones.

Si en la nueva competencia no fuese presentada ninguna peticion, o no fuera admitida, el expediente continuara su tramitacion con el desprecintado de los documentos aceptados. En caso contrario, se elevara a definitiva la suspension, mediante acuerdo motivado, que se notificara a los interesados con devolucion de sus respectivos documentos tecnicos.


Art. 106.

1. Durante el plazo señalado en el articulo anterior, el peticionario y cuantos deseen presentar proyectos en competencia, se dirigiran al organismo de cuenca correspondiente, mediante instancia, en la que se concrete su peticion, pudiendo solicitar en ese momento la declaracion de utilidad publica y la imposicion de servidumbres que se consideren necesarias.

2. A la instancia se acompañara:

A) proyecto por cuadruplicado, debidamente precintado, suscrito por tecnico competente, en el que se determinaran las obras e instalaciones necesarias, justificandose los caudales a utilizar, los plazos de ejecucion y, si se tratase de riegos en regimen de servicio publico, los valores maximos y minimos de las tarifas correspondientes, que habran de incorporar las cuotas de amortizacion de las obras. El proyecto podra ser sustituido por un anteproyecto, en el que queden definidas las caracteristicas del aprovechamiento, las obras y las afecciones en grado suficiente para llevar a cabo una informacion publica o resolver una posible competencia de proyectos quedando obligados a completar el grado de definicion si la administracion la considerase todavia insuficiente.

En cualquier caso, el documento tecnico presentado incluira un ejemplar de la hoja correspondiente de un mapa del instituto geografico nacional, donde se señalara el punto o puntos de toma de agua, asi como el esquema del resto de las instalaciones.

En el supuesto de que se solicite la declaracion de utilidad publica, a efectos de expropiacion forzosa, el documento tecnico debera recoger la relacion concreta e individualizada de los bienes o derechos que considere de necesaria expropiacion. Si se pretende la imposicion de servidumbres se cumpliran los requisitos que se señalan para esta finalidad en el capitulo i del titulo ii de este reglamento.

b) Cuando la concesión solicitada sea para riegos, se acompañarán, además los documentos públicos o fehacientes que acrediten la propiedad de la tierra a regar, o en el caso de concesiones solicitadas por comunidades de usuarios o en régimen de servicio público, los documentos que justifiquen haber sido aprobada la solicitud de concesión en Junta general o tener la conformidad de los titulares que reúnan la mitad de la superficie a regar, respectivamente. El documento técnico justificativo de este tipo de aprovechamientos incluirá un estudio agronómico que abarcará como mínimo un cálculo de la dotación de agua referido a cada uno de los meses en que el riego es necesario y un estudio económico de la transformación de secano a regadío que permita dictaminar sobre la procedencia o improcedencia de la misma. Asimismo, la solicitud se acompañará de un análisis y propuesta de buenas prácticas para limitar la contaminación difusa y exportación de sales, especialmente en las zonas declaradas vulnerables.

3. La administracion podra solicitar en cualquier caso, y a la vista de la importancia de las afecciones, la aportacion de estudios complementarios sobre la incidencia sanitaria, social y ambiental y sus soluciones, con la valoracion de cada una de ellas. Los estudios se ajustaran a los modelos normalizados, en el caso de que los mismos existan.


Art. 107.

El desprecintado de los documentos tecnicos se realizara en la fecha y hora designada por el organismo de cuenca en el anuncio de la competencia. Esta fecha habra de fijarse para despues de seis

Dias de la conclusion del plazo de presentacion de peticiones.

Se levantara acta del resultado, que deberan firmar los interesados presentes y el representante del organismo de cuenca designado para el efecto.


Art. 108.

1. El organismo de cuenca examinara el documento tecnico y la peticion de concesion presentados para apreciar su previa compatibilidad o incompatibilidad con el plan hidrologico de cuenca.

2. En caso de compatibilidad previa, se proseguira la tramitacion del expediente de concesion, de acuerdo con los articulos siguientes del presente reglamento.

3. Si para la compatibilidad previa con el plan hidrologico de cuenca fuese preciso establecer condiciones que en alguna forma limiten la peticion, o del examen indicado en el apartado 1 se dedujera que unicamente era posible otorgar una concesion a precario, de las indicadas en el articulo 53.3 de la ley de aguas, el organismo de cuenca pondra en conocimiento del peticionario aquellas condiciones o la circunstancia indicada, segun el caso, a fin de que el mismo, en el plazo de quince dias, manifieste si desea proseguir la tramitacion de la concesion, aun cuando esta pueda quedar afectada por las limitaciones citadas, sobreentendiendose su conformidad si no hiciera manifestacion en contrario durante el plazo citado.

4. En caso de incompatibilidad, sin que sea posible aplicar el articulo 53.3 de la ley de aguas, el organismo de cuenca resolvera o propondra al ministerio de obras publicas y urbanismo, en su caso, la denegacion de la concesion solicitada.


Art. 109.

1. Ultimados los tramites anteriores y en caso de proseguir la tramitacion de las peticiones de concesion, se someteran estas y las obras proyectadas a informacion publica, mediante la publicacion de la correspondiente nota-anuncio en los boletines oficiales de las provincias afectadas por las obras y su exposicion en los ayuntamientos en cuyos terminos municipales radiquen las mismas o se utilicen las aguas.

El organismo de cuenca podra ampliar el ambito de esta publicacion, cuando lo estime pertinente en base a las circunstancias que concurran, apreciadas discrecionalmente, mediante la difusion de la nota-anuncio por otros medios adecuados de comunicacion social.

2. La nota-anuncio, ademas del nombre del peticionario, caudal y terminos municipales afectados, indicara cualquier otra caracteristica y circunstancia precisas para definir el aprovechamiento pretendido y expresara si se ha solicitado la declaracion de utilidad publica a los efectos de expropiacion forzosa o la imposicion de servidumbres, debiendo indicar asimismo que, durante el plazo que se señale, que en ningun caso sera inferior a veinte dias naturales, contados a partir de su publicacion en el boletin oficial de la provincia, los que se consideren perjudicados podran examinar el

Expediente y documentos tecnicos en el organismo de cuenca, adonde deberan dirigir por escrito las alegaciones pertinentes, por los medios establecidos en la ley de procedimiento administrativo, dentro del mismo plazo.

3. Los alcaldes de los ayuntamientos en los que se ordene la exposicion al publico de la nota-anuncio remitiran al organismo de cuenca, al termino del plazo de exposicion, un certificado acreditativo de haber cumplimentado tal tramite, con expresion del resultado del mismo.

4. De cuantas reclamaciones se presenten se dara vista al peticionario para que en el plazo de quince dias manifieste, si lo desea, cuanto en relacion con las mismas considere oportuno en defensa de sus intereses.


Art. 110.

1. Simultaneamente con el tramite de informacion publica, el organismo de cuenca remitira copia del expediente y de los documentos tecnicos aportados a la comunidad autonoma, para que esta pueda manifestar en un plazo de tres meses lo que estime oportuno en materias de su competencia.

Durante el mismo periodo se solicitara de otros organismos los informes que sean preceptivos o que se consideren necesarios para acordar lo mas procedente.

2. En las concesiones de agua para riego se tendran en cuenta los criterios generales establecidos por el ministerio de agricultura, pesca y alimentacion en materias propias de su competencia, siendo preceptivo su informe en cuanto a su posible afeccion a los planes de actuacion existentes.


Art. 111.

1. El organismo de cuenca, ultimada la tramitacion anterior, citara con antelacion suficiente a todos los interesados al acto de reconocimiento sobre el terreno, para confrontar el documento o documentos tecnicos presentados, de lo que se levantara acta detallada, que suscribiran los asistentes.

2. En los casos en que no se haya presentado ninguna peticion en competencia, el organismo de cuenca podra prescindir de este tramite cuando, por la escasa importancia de las obras a realizar y la ausencia de reclamaciones o indole estrictamente legal de estas, no se considere necesario.


Art. 112.

Previo estudio de la documentacion del expediente y del resultado del reconocimiento sobre el terreno, si el mismo se realiza, el servicio encargado emitira informe sobre los documentos tecnicos presentados, viabilidad de su ejecucion, peticion que se considerea preferente si hubieran concurrido varias al tramite de competencias y modificaciones que convenga introducir, tanto en lo relativo al caudal solicitado como en lo concerniente a la ejecucion de las obras. Informara, asimismo, lo procedente sobre las reclamaciones presentadas y estudio de tarifas, si lo hubiera, y designara, en su caso, el peticionario a favor del cual ha de resolverse la competencia y las condiciones en que podra otorgarse la concesion.


Art. 113.

Emitidos los anteriores informes, si alguno fuera negativo o modificase las caracteristicas esenciales de la concesion solicitada, o si hubiera habido proyecto en competencia, o alegaciones en el tramite de informacion publica, el organismo de cuenca dara audiencia a los interesados, la forma que determina la ley de procedimiento administrativo, sea o no competente para otorgar la concesion.


Art. 114.

En los casos previstos en el articulo anterior para el tramite de audiencia, y una vez concluido este, el organismo de cuenca, cuando le corresponda el otorgamiento de la concesion, recabara informe de los servicios juridicos.


Art. 115.

1. En los expedientes de concesion cuya resolucion corresponda a los organismos de cuenca, estos, teniendo en cuenta los informes emitidos, decidiran sobre la competencia de peticiones, si se hubiera planteado, de acuerdo con lo dispuesto en el articulo 58 de la ley de aguas, y fijaran las condiciones que regiran la concesion, que comprenderan obligatoriamente las derivadas de los articulos 51, 53, 56, 62, 63 y 64 de la ley de aguas.

2. Ademas, se exigiran en cada caso las que sean de aplicacion entre las siguientes:

A) la sujecion de las obras al documento tecnico presentado con las modificaciones que se consideren procedentes y con obligacion de presentar el proyecto constructivo correspondiente, si aquel no ha tenido ese caracter.

B) los plazos de comienzo, terminacion y explotacion.

C) modulaciones pertinentes.

D) inspeccion y vigilancia de las obras e instalaciones.

E) reserva de la posibilidad de utilizar caudales de la concesion por parte de la administracion para la construccion de obras publicas.

F) caracter provisional y a precario de la concesion, en epocas de estiaje, si no hay caudal disponible.

G) caudales minimos que respetar para usos comunes o por motivos sanitarios o ecologicos, si fueran precisos.

H) el condicionado que se derive del resultado del estudio de la incidencia ambiental de las obras.

I) pago de canones.

J) integracion forzosa en la zona regable dominada por canales construidos por el estado, asi como en las comunidades de usuarios que la administracion determine.

K) sujecion a la legislacion de pesca, de industria y ambiental.

L) fijacion de una fianza, no superior al 3 por 100 del presupuesto de la obras a realizar en dominio publico, para responder de los daños al dominio publico hidraulico y de la ejecucion de las obras.

M) las especiales que el organismo de cuenca estime pertinentes, de acuerdo con los informes emitidos y la naturaleza del aprovechamiento objeto de la concesion, especialmente aquellas que procedan, cuando

Haya vertido de aguas residuales.

3. Según el uso para el que se otorgue la concesión su condicionado específico deberá recoger además las siguientes condiciones:

a) Concesiones para riego en régimen de servicio público: las condiciones referidas en el artículo 62.2, 3 y 4 del texto refundido de la Ley de Aguas.

b) Concesiones para aprovechamientos hidroeléctricos: se hará constar la distribución temporal en litros por segundo del régimen de caudales de mantenimiento concesional. Cuando sea posible, se especificará, en litros por segundo, el caudal establecido en sequía y el máximo admisible, así como el valor absoluto de este último y su frecuencia en años; la magnitud en litros por segundo, la duración en horas, la frecuencia en años y la estacionalidad del caudal generador, así como la tasa máxima de cambio de caudal por unidad de tiempo en su fase de ascenso y de descenso en m³/s/d asociada a eventos generadores y en m³/s/h asociada a caudales máximos.

c) En las concesiones y autorizaciones de reutilización de aguas depuradas: los elementos de control y señalización del sistema de reutilización, el programa de autocontrol de la calidad del agua regenerada, las medidas de gestión del riesgo en caso de calidad inadmisible de las aguas para el uso autorizado y cualquier otra condición que el organismo de cuenca considere oportuna en razón de las características específicas del caso y del cumplimiento de la finalidad del sistema de reutilización del agua.

4. En todo tipo de concesiones, se condicionara la explotacion total o parcial de estas a la aprobacion del acta de reconocimiento final de las obras correspondientes.

Modificaciones

Art. 116.

Las condiciones en que puede otorgarse la concesion se notificaran al peticionario unico o al designado entre los presentados al tramite de competencia, para que en el plazo de quince dias habiles manifieste su conformidad con las mismas o formule las observaciones que estime pertinentes.

Si el peticionario no contestase al ofrecimiento de condiciones en el plazo indicado, se reiterara aquel de nuevo, para que lo haga en el plazo de diez dias, con la advertencia de que, en caso de no contestar, se entendera que desiste de la peticion de concesion, archivandose el expediente o prosiguiendo el mismo con los restantes peticionarios, si los hubiera.

Si el peticionario aceptase las condiciones propuestas, el organismo de cuenca otorgara la concesion de acuerdo con las mismas, desde cuyo momento surtira efectos.

Si el peticionario formulase observaciones y el organismo de cuenca las aceptase, este otorgara la concesion y, si no las aceptase, fijara al peticionario un plazo de ocho dias para que las acepte de plano, advirtiendole que, de no hacerlo o no contestar en el plazo indicado, se procedera a denegar su peticion prosiguiendo el expediente con los restantes peticionarios, si los hubiera.

El plazo para resolver las peticiones de concesión del dominio público hidráulico no podrá exceder de dieciocho meses. Transcurrido dicho plazo podrá entenderse desestimada la petición. Las resoluciones de los organismos de cuenca dependientes de la Administración General del Estado serán recurribles ante el Director general de Calidad de las Aguas.

En cualquier caso, la resolucion se comunicara a los interesados en la forma establecida en la ley de procedimiento administrativo y se publicara la concesion en los boletines oficiales de las provincias a que afecten las obras.


Art. 117.

Cuando la resolucion del expediente de concesion venga atribuida al ministerio de obras publicas y urbanismo, de conformidad con el articulo 15, c), de la ley de aguas, el organismos de cuenca, una vez terminada la tramitacion indicada en los articulos 104 al 113, ambos inclusive, emitira su informe y elevara a dicho departamento ministerial el expediente.

El ministerio resolvera previo informe del servicio juridico, si procede, publicandose las resoluciones oportunas en el y notificandolas al organismo de cuenca para conocimiento, a efectos de inspeccion y vigilancia, del cumplimiento de condiciones y de su inscripcion en el registro de aguas.


Art. 118.

La concesión otorgada, así como su modificación, revisión, novación y extinción, serán inscritos de oficio en el Registro de Aguas del Organismo de cuenca donde radique la captación.

A los efectos de garantizar el control de las concesiones y mantener actualizados los datos contenidos en el Registro de Aguas, los titulares deberán comunicar a la Administración correspondiente cualquier cambio en la denominación social, domicilio social y, en su caso, domicilio a efectos de notificación.

Modificaciones

Seccion 3. Normas complementarias de procedimiento
Art. 119.

El procedimiento ordinario para el otorgamiento de concesiones de aguas se regira ademas por las siguientes normas:

1. Si la solicitud inicial hubiera sido sometida al tramite de competencia y en el mismo se hubiesen presentado otras solicitudes, toda peticion que durante la tramitacion del expediente se formule en orden a introducir cualquier modificacion en las concesiones sera denegada sin mas tramite.

2. En el caso de que en el momento de la peticion inicial no se hubiera realizado tramite de competencia, el peticionario podra solicitar modificaciones en la concesion, las cuales deberan someterse a dicho tramite si superan los minimos que para efectuar el mismo se exigen en este reglamento. 3. Si en el momento de la peticion inicial no se hubieran formulado otras, el solicitante podra pedir que se realicen modificaciones en la concesion, debiendose someter a tramite de competencia en el caso de que las modificaciones representen una alteracion del caudal superior al 10 por 100 en mas o en menos.

4. Si no procediese el tramite de competencia, o si, una vez efectuado, no se hubiesen presentado otras peticiones, se convalidara la tramitacion ya realizada con la peticion inicial, excepcion hecha de lo establecido en el apartado siguiente.

5. Cualquiera que sea la modificacion solicitada, sera denegada si, realizados los tramites indicados en el articulo 108, no se pudiera alcanzar una compatibilidad previa con el plan hidrologico de cuenca.

6. Toda modificacion sera sometida al tramite de informacion publica cuando, a juicio del organismo de cuenca, pueda afectar a intereses de terceros, pudiendo pedirse tantos informes como se consideren necesarios a la vista de las modificaciones solicitadas.


Art. 120.

1. Cuando un peticionario desista de su peticion se decretara el archivo de expediente, sin perjuicio de que el organismo de cuenca pueda adoptar las medidas e imponer al que desista las actuaciones que considere oportunas para la defensa del dominio publico hidraulico que hubiere resultado afectado por la actuacion de aquel.

2. Si la peticion fuera colectiva, o habiendo sido sometida al tramite de competencia de proyectos no se hubiera resuelto la misma, el desistimiento afectara solamente a quien lo hubiera formulado, prosiguiendose la tramitacion del expediente con los restantes interesados, previa comunicacion a los mismos, a fin de que estos manifiesten, en el plazo de diez dias, si alguno desea continuar el expediente. Si asi fuera, se proseguira este con los que comparezcan, decidiendo nuevamente sobre la competencia de proyectos, si fueran mas de uno. En caso contrario se procedera a su archivo, con la facultad prevista en el apartado 1 de este articulo.


Art. 121.

1. Se suspendera provisionalmente la tramitacion de toda nueva peticion cuando se compruebe que la concesion cuyo otorgamiento se solicita resulta incompatible con otra que este en tramitacion, salvo que la incompatibilidad pueda ser eliminada aplicando el apartado 2 del articulo 96, o si la concesion en tramite pudiera ser expropiada en caso de ser otorgada la segunda solicitada. En estos dos ultimos casos se decretara la acumulacion de los expedientes para su tramitacion conjunta.

El acuerdo de suspension, si procede, sera notificado al peticionario y quedara automaticamente revocado, en caso de archivo del expediente de la concesion primeramente solicitada o de denegacion de la misma. En estos supuestos se reanudara la tramitacion suspendida.

Si la concesion primeramente solicitada fuese concedida, se estara a lo dispuesto en los apartados 2 y 3 de este articulo.

2. Si la incompatibilidad de la nueva peticion se comprobase en relacion con una concesion ya otorgada, se suspendera de forma definitiva la tramitacion en el punto en que se halle y, previa audiencia del peticionario, se denegara la concesion solicitada, a no ser que esta goce de los derechos de preferencia señalados en el articulo 98 de este reglamento y pueda ser declarada de utilidad publica a los efectos de expropiacion forzosa, o que la incompatibilidad pueda ser eliminada por aplicacion del articulo 96 del mismo.

3. Todo peticionario de una concesion con derecho preferente, de acuerdo con el articulo 98 de este reglamento, y que pueda ser declarada de utilidad publica a los efectos de expropiacion forzosa, podra solicitar del organismo de cuenca que no autorice modificaciones en el estado de las obras o instalaciones de las concesiones eventualmente sujetas a expropiacion hasta el momento de iniciarse el expediente de expropiacion, siempre que se afiancen, en la forma que el organismo de cuenca establezca, los posibles perjuicios que su peticion ocasione.


Seccion 4. Tramitacion de concesiones de aguas para abastecimiento de poblaciones y urbanizaciones
Art. 122.

La tramitacion de concesiones de agua para abastecimiento de poblaciones y de urbanizaciones aisladas que no puedan ser abastecidas desde la red municipal,, se regira por el procedimiento que se indica en los articulossiguientes, suprimido el tramite de competencia de proyectos.


Art. 123.

1. Cuando se trate de concesion de aguas para el servicio publico de abastecimiento de una poblacion, la instancia inicial del expediente debera ser suscrita por el representante de la corporacion local o de la persona juridica que gestione el servicio, en la que se haran constar las especificaciones contenidas en el articulo 104. En la misma instancia se podra solicitar la imposicion de las servidumbres

Que se consideren necesarias. 2. Cuando se trate de la concesion de aguas para el abastecimiento conjunto de varias poblaciones, pertenecientes a varios municipios, la instancia debera venir suscrita por la mancomunidad, consorcio o entidad semejante a que hace referencia el articulo 81 de la ley de aguas. Si no se hubiera constituido todavia, y a los meros efectos de tramitacion del expediente concesional, se podra admitir la instancia suscrita por los representantes de las corporaciones, que en su dia, y siempre antes de otorgar la concesion definitiva, habran de constituir aquella.

3. A la instancia se acompañaran los siguientes documentos:

A) justificacion de la capacidad para actuar del compareciente, acreditada de acuerdo con la legislacion de regimen local o con el reglamento de la entidad constituida por la asociacion de las corporaciones locales, debiendo, en este ultimo caso, justificar, asimismo, la aprobacion de aquel.

B) censos de poblacion y ganadero de los nucleos de poblacion a abastecer con la concesion solicitada.

C) cualquier otro documento que se considere conveniente, justificativo de las necesidades de agua del nucleo o nucleos de poblacion.

D) informe sanitario de la administracion competente relativo a la idoneidad de la captacion, calificacion sanitaria de las aguas y minimos precisos para su potabilizacion.

E) el proyecto suscrito por tecnico competente, por cuadruplicado, en el que se debera proponer el sistema de potabilizacion de las aguas, si fuera preciso.


Art. 124.

1. Si se trata de la concesion de aguas para abastecimiento de una urbanizacion aislada, la instancia inicial debera ser suscrita por el representante de la comunidad de propietarios, si la misma ha sido ya constituida. Si no se hubiera constituido todavia, y a los meros efectos de la tramitacion del expediente concesional, se podra admitir la instancia suscrita por el promotor de la urbanizacion, o de la entidad urbanizadora en su caso.

2. A la instancia se acompañaran los documentos señalados en el punto 3 del articulo 123, sustituyendose el censo de poblacion por la justificacion del numero de habitantes autorizado en la urbanizacion y certificacion, expedida por el alcalde del municipio donde radique la urbanizacion, de que la misma no puede ser abastecida desde las instalaciones municipales.


Art. 125.

Los tramites subsiguientes para el otorgamiento de las concesiones indicadas en los articulos 123 y 124 se ajustaran a lo dispuesto en los articulos 108 al 118, ambos inclusive, del presente reglamento, con las siguientes particularidades:

1. Dentro de los informes indicados en el articulo 110, se solicitara de las autoridades sanitarias competentes el relativo a la suficiencia de la dotacion por habitante considerada, a la posibilidad de

Utilizar las aguas solicitadas para el abastecimiento, desde el punto de vista sanitario, a las medidas de proteccion en la toma y a la idoneidad de las instalaciones de potabilizacion proyectadas.

2. En el condicionado de la concesion debera recogerse la responsabilidad del concesionario en la obligacion de suministrar el agua del abastecimiento con arreglo a la legislacion sanitaria vigente.

3. En las concesiones para el servicio publico de abastecimiento, prestado por las corporaciones locales en regimen de gestion indirecta, la duracion de la concesion no podra exceder de la fijada para el regimen de gestion.

4. En los mismos supuestos del apartado anterior, se hara constar en el condicionado de la concesion que el titular de la misma no podra beneficiarse de lo previsto en el articulo 51.3 de la ley de aguas, atribuyendo a las

Corporaciones locales correspondientes, aisladas o agrupadas en la forma prevista en el articulo 81 de la ley de aguas, segun sea el aprovechamiento individual o conjunto, el ejercicio del derecho a instar una nueva concesion, en los terminos indicados en el citado articulo 51.3 de la ley de aguas.

5. En los casos de las concesiones contempladas en esta seccion, se notificara a las autoridades sanitarias competentes la resolucion que proceda.


Seccion 5. Tramitacion de concesiones de obras e instalaciones en el dominio publico hidraulico
Art. 126. Obras dentro y sobre el dominio publico hidráulico.

1. La tramitación de los expedientes de concesiones y autorizaciones de obras dentro o sobre el domino público hidráulico se realizará según el procedimiento regulado en los artículos 53 y 54, con las siguientes salvedades y precisiones:

a) En el caso de estabilización de márgenes o labores de mera conservación y mantenimiento de cauces, la documentación comprenderá, como mínimo, un plano de planta a escala de la obra a ejecutar, en el que la misma quede perfectamente definida en relación con ambas márgenes del cauce, acompañado de una sucinta memoria descriptiva.

Cuando por la índole de la obra solicitada, pueda verse modificada la capacidad de evacuación del cauce, se incluirán perfiles transversales del mismo y un cálculo justificativo de la capacidad a distintos niveles. Se podrán sustituir los planos a escala por croquis acotados, si se trata de obras de poca importancia a realizar en cauces públicos de escasa entidad.

b) Obras de encauzamientos, motas de defensa, puentes y pasarelas u otras modificaciones no incluidas en el apartado anterior, requerirán la presentación de proyecto suscrito por técnico competente. El Organismo de cuenca podrá acordar la sustitución del proyecto por planos a escala, descriptivos de la totalidad de las obras y una memoria justificativa, cuando a su juicio se trate de obras de poca importancia a realizar en cauces públicos de escasa entidad.

Los proyectos de cortas o cobertura de cauces contendrán un plano topográfico que defina los vértices de la poligonal que delimita los cauces nuevo y antiguo referenciados con coordenadas ETRS89.

c) En el caso de que con las obras se pretendan recuperar terrenos que hayan pertenecido al peticionario, esta circunstancia se hará constar expresamente en la solicitud inicial, debiendo justificar la propiedad de los mismos mediante la presentación del oportuno título o certificación registral, junto con una copia del plano parcelario de la finca que se pretende recuperar y un plano topográfico que defina los vértices de la delimitación de los terrenos referenciados con coordenadas ETRS89 respecto del cauce, que deberá contrastarse con la correspondiente delimitación del dominio público hidráulico de la que disponga el Organismo de cuenca. Esta delimitación de los terrenos no vinculará el resultado del deslinde que se desarrolle en los términos previstos en los artículos 240 y siguientes.

2. Podrá prescindirse de la información pública cuando los estudios hidráulicos realizados por el solicitante y validados por la Administración hidráulica competente demuestren que no se produce un incremento de niveles tanto en la otra margen del río como aguas arriba y abajo del tramo en cuestión, o bien se trate de estabilización de márgenes, labores de mera conservación y mantenimiento de cauces, puentes, pasarelas y coberturas de escasa importancia en cauces de pequeña entidad.

3. La actuación deberá someterse a la tramitación ambiental necesaria en función de la legislación ambiental aplicable en cada caso.

4. No necesitarán la concesión a que se refiere este artículo las obras que realice el Estado o las comunidades autónomas, incluidas en Planes que hubieran sido informados por el Organismo de cuenca y hayan recogido sus prescripciones. No obstante, todos los proyectos de las administraciones públicas que se realicen en estos ámbitos deberán someterse a informe del Organismo de cuenca para que se analicen las posibles afecciones al dominio público hidráulico.

5. Las actuaciones derivadas de estos expedientes y de cualquier otro que suponga una afección al dominio público hidráulico, se almacenarán y mantendrán actualizadas en un sistema informático convenientemente georreferenciadas de forma que sirvan de base al inventario de presiones establecido en el Reglamento de la Planificación Hidrológica, aprobado por el Real Decreto 907/2007, de 6 de julio.


Artículo 126 bis. Condiciones para garantizar la continuidad fluvial.

1. El Organismo de cuenca promoverá el respeto a la continuidad longitudinal y lateral de los cauces compatibilizándolo con los usos actuales del agua y las infraestructuras hidráulicas recogidas en la planificación hidrológica.

2. En los condicionados de las nuevas concesiones y autorizaciones o de la modificación o revisión de las existentes, que incluyan obras transversales en el cauce el Organismo de cuenca exigirá la instalación y adecuada conservación de dispositivos que garanticen su franqueabilidad por la ictiofauna autóctona. Igual exigencia tendrá lugar para las obras de este tipo existentes, vinculadas a concesiones y autorizaciones que incluyan esta obligación en su condicionado o que deban incorporar tales dispositivos en aplicación de la legalidad vigente.

Se podrá prescindir temporalmente de estos dispositivos por criterios ambientales o por inviabilidad técnica, a justificar adecuadamente en cada caso. En función de la evolución ambiental del tramo o de la mejora de las técnicas, el Organismo de cuenca podrá exigir su instalación cuando las condiciones así lo aconsejen.

3. En las obras y en la tramitación de expedientes de autorizaciones y concesiones que correspondan a obras de defensa frente a inundaciones, el Organismo de cuenca tendrá en cuenta los posibles efectos sobre el estado de las masas de agua Salvo casos excepcionales, solo podrán construirse obras de defensa sobreelevadas lateralmente a los cauces en la zona de flujo preferente cuando protejan poblaciones e infraestructuras públicas existentes.

4. El Organismo de cuenca promoverá la eliminación de infraestructuras que, dentro del dominio público hidráulico, se encuentren abandonadas sin cumplir función alguna ligada al aprovechamiento de las aguas, teniendo en consideración la seguridad de las personas y los bienes y valorando el efecto ambiental y económico de cada actuación.

5. Para el otorgamiento de nuevas autorizaciones o concesiones de obras transversales al cauce, que por su naturaleza y dimensiones puedan afectar significativamente al transporte de sedimentos, será exigible una evaluación del impacto de dichas obras sobre el régimen de transporte de sedimentos del cauce. En la explotación de dichas obras se adoptarán medidas para minimizar dicho impacto.

Artículo 126 ter. Criterios de diseño y conservación para obras de protección, modificaciones en los cauces y obras de paso.

Además del cumplimiento de los requisitos previstos en los dos artículos anteriores con carácter general, se establecen los siguientes criterios para el diseño de las actuaciones en dominio público hidráulico:

1. En las obras de protección frente a inundaciones se tenderá, en lo posible, a aumentar el espacio del cauce y no agravar la inundabilidad y el riesgo preexistente aguas arriba y aguas abajo de la actuación, teniendo en consideración lo establecido en el artículo 28.3 y el párrafo segundo del artículo 36.2 Plan Hidrológico Nacional aprobado por la Ley 10/2001, de 5 de julio.

2. Como criterio general no será autorizable la realización de cubrimientos de los cauces ni la alteración de su trazado, sin perjuicio de la aplicación de lo establecido en los apartados 3, 4 y 5. En los casos excepcionales debidamente justificados en los que se plantee la autorización de cubrimientos, la sección será, en lo posible, visitable y dispondrá de los elementos necesarios para su correcto mantenimiento y en cualquier caso, deberá permitir el desagüe del caudal de avenida de 500 años de período de retorno.

3. El diseño de los puentes, pasarelas y obras de drenaje transversal en las autopistas, autovías, vías rápidas y nuevas carreteras convencionales y de la red ferroviaria, así como de aquellas otras vías de comunicación que den acceso a instalaciones y servicios básicos para la planificación de protección civil, se realizará de forma que no se ocupe la vía de intenso desagüe con terraplenes o estribos de la estructura de paso y no se produzcan alteraciones significativas de la zona de flujo preferente, para lo cual la obra de paso se complementará con posibles obras de drenaje adicionales y pasos inferiores.

En caso necesario, podrán ubicarse pilas dentro de la vía de intenso desagüe, minimizando siempre la alteración del régimen hidráulico, y garantizando que la sobreelevación producida sea inferior a los límites establecidos en el artículo 9.2. En aquellas zonas donde pueda verse afectada la seguridad de las personas y bienes o el posible desarrollo urbanístico, la sobreelevación máxima será inferior a 10 cm.

4. Los puentes en caminos vecinales, vías y caminos de servicio y otras infraestructuras de baja intensidad de tráfico rodado, deberán tener, al menos, la misma capacidad de desagüe que el cauce en los tramos inmediatamente aguas arriba y aguas abajo. Asimismo, se diseñarán para no suponer un obstáculo a la circulación de los sedimentos y de la fauna piscícola, tanto en ascenso como en descenso.

5. En el diseño de los drenajes transversales de las vías de comunicación se respetarán en la medida de lo posible las áreas de drenaje naturales y deberán adoptarse las medidas necesarias para limitar el incremento del riesgo de inundación que pueda derivarse.

6. En todo caso, los titulares de estas infraestructuras deberán realizar las labores de conservación necesarias que garanticen el mantenimiento de la capacidad de desagüe de la misma, para lo cual los particulares facilitarán el acceso de los equipos de conservación a sus propiedades, no pudiendo realizar actuaciones que disminuyan la capacidad de drenaje de las infraestructuras.

7. Las nuevas urbanizaciones, polígonos industriales y desarrollos urbanísticos en general, deberán introducir sistemas de drenaje sostenible, tales como superficies y acabados permeables, de forma que el eventual incremento del riesgo de inundación se mitigue. A tal efecto, el expediente del desarrollo urbanístico deberá incluir un estudio hidrológico-hidráulico que lo justifique.


Art. 127.

1. Los cruces de lineas electricas y de otro tipo sobre el dominio publico hidraulico seran tramitados por el organismo de cuenca. La documentacion tecnica a presentar consistira en una sucinta memoria, especificando las caracteristicas esenciales de la linea y en planos de planta y perfil transversal, en los que queden reflejados el cauce, los apoyos y los cables, acotando la altura minima de estos sobre el nivel de las maximas crecidas ordinarias. El expediente se tramitara sin informacion publica.

2. En todos los cruces la altura minima en metros sobre el nivel alcanzado por las maximas avenidas se deducira de las normas que a estos efectos tenga dictada sobre este tipo de galibos el ministerio de industria y energia, respetando siempre como minimo el valor que se deduce de la formula.


Seccion 6. Especialidades en la tramitacion de otras concesiones
Art. 128.

1. La tramitación de concesiones de agua para riegos, que no sean en régimen de servicio público con caudal máximo instantáneo menor de 8 litros por segundo y volumen máximo anual menor de 100.000 metros cúbicos, usos domésticos hasta 2.000 personas, aun cuando no constituyan un núcleo habitado tipificado en el artículo 123, acuicultura hasta un caudal máximo instantáneo de 100 litros por segundo, o bien de un caudal máximo instantáneo inferior a 5 litros por segundo, para destinos no energéticos diferentes de los ya indicados, se regirá por el procedimiento indicado en los artículos siguientes.

2. La tramitacion conjunta de las concesiones y autorizaciones relativas a los aprovechamientos

Hidroelectricos de pontencia inferior a 5.000 KVA, se efectuara de conformidad con el procedimiento establecido en el real decreto 916/1985, de 25 de mayo, con las siguientes valoraciones:

A) las competencias de las comisarias de aguas se entenderan atribuidas al organismo de cuenca que corresponda.

B) los articulos 5 y 8 del citado real decreto 916/1985, de 25 de mayo, quedaran respectivamente sustituidos por los articulos 108 y 110 de este reglamento.

3. Si en virtud de lo dispuesto en el articulo 1 del mismo real decreto procediera la tramitacion separada de alguna de las concesiones y autorizaciones a que el mismo se refiere, se sustanciara en la forma establecida en los articulos siguientes.


Art. 129.

En las tramitaciones a que se refiere el apartado 1 del artículo anterior, se prescindirá del trámite de competencia de proyectos, y la información pública se realizará únicamente mediante anuncio en el boletín oficial de la provincia donde esté ubicada la toma y en los ayuntamientos de los municipios en cuyos términos municipales radique cualquier obra o instalación o se utilicen las aguas, sin perjuicio de la facultad del Organismo de cuenca de ampliar el ámbito de esta publicación, cuando discrecionalmente lo estime pertinente.


Art. 130.

1. En la tramitación de concesiones de aguas para aprovechamiento de riego con caudal máximo instantáneo menor de 4 litros por segundo y volumen máximo anual menor de 50.000 metros cúbicos, de usos domésticos hasta 50 personas, constituyan o no núcleo habitado, o de un caudal máximo instantáneo inferior a 2 litros por segundo para otros destinos diferentes de los indicados, además de prescindirse del trámite de competencia de proyectos y de limitar la información pública en la forma indicada en el artículo anterior, la documentación que se deberá acompañar a la instancia de petición de la concesión será la que se indica en los apartados siguientes.

2. Para todo tipo de concesiones, se adjuntara un croquis detallado y acotado de las obras de toma y del resto de las instalaciones, con una memoria descriptiva de una y de otras, en la que se justificara, asimismo, el caudal solicitado y un ejemplar de la hoja correspondiente de un plano del instituto geografico nacional, donde se señalaran el punto o puntos de toma de agua, asi como el esquema del resto de las instalaciones si la escala lo permite.

3. Cuando se trate de concesiones de agua para abastecimiento de poblacion debera aportarse ademas el informe sanitario a que hace referencia el articulo 123.3 de este reglamento.

4. En las concesiones de agua para riegos, ademas de adjuntar la documentacion indicada, se debera acreditar la propiedad, a favor del peticionario, de las tierras que se pretende regar o, en el caso de concesiones solicitadas por comunidades de usuarios, haber sido aprobada la solicitud de concesion en junta general. En todo supuesto se presentara una copia del plano parcelario del catastro, donde se señalara la zona regada.

5. El organismo de cuenca examinara la documentacion presentada para apreciar la compatibilidad o incompatibilidad de la peticion con el plan hidrologico de cuenca, procediendo en la forma indicada en el articulo 108 de este reglamento, pudiendo recabar del peticionario la presentacion de un proyecto justificativo de las obras suscrito por tecnico competente, si, por las caracteristicas peculiares del caso, lo considerase necesario.


Art. 131.

Ultimado el tramite anterior y en caso de proseguir la tramitacion de la peticion de concesion, se sometera esta y las obras a realizar a la informacion publica, en la forma prevista en los articulos 109 y 110 del reglamento, con las particularidades señaladas en el articulo 129 del mismo.


Art. 132. Utilización con fines hidroeléctricos de infraestructuras del Estado.

1. Cuando, de acuerdo con el Plan Hidrológico de la demarcación, exista la posibilidad de utilizar con fines hidroeléctricos presas de embalse o los canales construidos total o parcialmente con fondos del Estado o propios del Organismo de cuenca, podrá sacarse a concurso público la explotación de dichos aprovechamientos, de acuerdo con lo indicado en los siguientes artículos.

2. La disposición a que hace referencia el apartado anterior también será de aplicación, sin necesidad de su inclusión en el Plan Hidrológico de demarcación, a las infraestructuras que hayan revertido al Estado en los casos de extinción de concesiones.

Art. 133.

Con caracter previo, el organismo de cuenca redactara y aprobara el pliego de bases a que ha de sujetarse el concurso, en el que se fijaran, como minimo, los siguientes puntos: objeto del concurso; obras de la administracion que podran ser utilizadas en el aprovechamiento; regimen normal de utilizacion del embalse o canal y condiciones hidraulicas a que haya de sujetarse la explotacion; plazo maximo de la concesion y del comienzo y finalizacion de las obras; cantidad, precio y punto de entrega de la energia que ha de suministrarse para determinadas necesidades de la administracion; canon anual integrado por una cantidad fija y otra funcion de la energia producida; forma de revisar el canon y el precio de la energia para la administracion; medidas que garanticen la reversion al estado de todas las instalaciones, al termino de la concesion, en las debidas condiciones de conservacion, y extremos sobre los que versara la licitacion, que, ademas de los que se consideren oportunos, deberan incluir:

1. Maxima utilizacion de la energia de posible obtencion.

2. Valores de f y c que se introduciran en la siguiente formula para calcular el importe anual del canon

I = f + c x p

En la que i es el importe anual del canon en euros .

F, cantidad fija independiente de la energia producida y expresada en euros año.

C, cantidad en euros por kwh generado.

P, produccion anual en kwh.

3. Plazo de la concesion solicitada.


Art. 134.

1. El anuncio del concurso se publicara en el , fijando un plazo no

Inferior a tres meses ni superior a seis para la presentacion de anteproyectos y propuestas acerca de los extremos sobre los que versa la licitacion.

2. Los anteproyectos deberan dar idea exacta de las obras e instalaciones que se pretenda construir para enlazar con las obras realizadas o a realizar por la administracion y de cuantos datos y antecedentes se consideren convenientes para poder resolver el concurso. En la solicitud de la concesion, ademas de indicar las ofertas para los puntos objeto de licitacion, se hara la declaracion explicita de aceptar en todo tiempo el regimen normal de caudales determinado por el organismo de cuenca y las variaciones que justificadamente establezca.

3. Los anteproyectos se presentaran precintados y las solicitudes cerradas y lacradas, realizandose el desprecintado y apertura en el lugar, dia y hora fijado en la convocatoria.

4. Previos los tramites e informes que considere precisos, el organismo de cuenca declarara desierta la licitacion o elegira uno de los anteproyectos presentados, aprobandole, con las prescripciones que crea conveniente y resolviendo el concurso a favor del peticionario que lo hubiere presentado, con las condiciones previstas del pliego de bases. En el segundo de los supuestos, el peticionario debera depositar en el organismo de cuenca, en el plazo maximo de un mes, una fianza del 1 por 100 del importe total del presupuesto de las obras e instalaciones del anteproyecto, como garantia definitiva del cumplimiento de su compromiso.

Tambien debera presentar, en el plazo que se fije al aprobar el anteproyecto, la instancia solicitando la concesion y el proyecto de construccion de las obras e instalaciones definitivas, desarrollado de acuerdo con el anteproyecto aprobado y con las prescripciones que se hayan podido imponer en la resolucion del concurso.


Art. 135.

La instancia y el proyecto seran tramitados de acuerdo con lo dispuesto en los articulos 109 y siguientes con las particularidades que se indican a continuacion:

A) a los efectos señalados en este reglamento, el tramite indicado en el articulo 134 se considerara como de competencia de proyectos.

B) entre las condiciones de la concesion, ademas de las indicadas en el articulo 115 que le sean de aplicacion, se debera imponer la obligacion de cumplir las condiciones señaladas en la resolucion aprobatoria del anteproyecto y de adjudicacion del concurso. El canon ofrecido en la licitacion habra de ser abonado desde el dia en que las obras debian de haber sido terminadas sin prorrogas por ningun concepto, salvo que las mismas hayan sido suspendidas o retrasadas por causas de fuerza mayor o imputables a la administracion publica.

C) estos aprovechamientos quedan exentos de los canones y tarifas que puedan derivarse de las mismas obras que los originan.


Art. 136.

1. Las extracciones de aridos que se pretenda realizar con exclusividad en un tramo de rio, precisaran concesion administrativa.

2. Para obtener una concesion de esta clase, el peticionario presentara ante el organismo de cuenca correspondiente una instancia en terminos similares a los señalados en el articulo 104 de este reglamento, acompañando el correspondiente anexo, en la que necesariamente se expresaran, ademas de los datos referidos al peticionario, el cauce, el tramo del mismo en que se proyecta realizar la extraccion, la cantidad expresada en metros cubicos y el destino, sea uso propio o venta.

3. El organismo de cuenca, recibida la peticion y estimada conforme, iniciara los tramites de competencia de proyectos, pero indicandose expresamente en el anuncio que la competencia versara sobre:

A) cantidad de aridos a extraer.

B) mejora de las caracteristicas hidraulicas, ecologicas y paisajisticas.

C) destino, primando el uso propio sobre la venta, y entre estas, las tarifas propuestas como criterio de seleccion unicamente.

4. Estas concesiones, que se tramitaran de acuerdo con los articulos 75.5, 109 y siguientes de este reglamento, se otorgaran por un plazo maximo de diez años, dependiendo del volumen a extraer y caracteristicas del cauce. En el condicionado se fijara un volumen minimo de extracciones anuales y la obligacion de prestar una fianza, de importe igual al canon, para responder de los posibles daños al dominio publico hidraulico, que sera devuelta al terminar los trabajos si no se han producido tales daños.

5. Las extracciones realizadas estaran sujetas al pago del canon de utilizacion del dominio publico, previsto en el articulo 104 de la ley de aguas.


Art. 137.

1. El organismo de cuenca, cuando por las circunstancias fisicas de un cauce lo estime necesario, podra tomar la iniciativa de redactar un proyecto para someter a licitacion publica la ejecucion de las obras y la concesion de los aridos obtenidos con la misma.

2. El proyecto redactado por el organismo de cuenca sera sometido a los mismos tramites previstos en este reglamento para las concesiones de extraccion de aridos. Una vez aprobado, se redactara el pliego de bases para la licitacion publica de la ejecucion de las obras y de la concesion de los aridos obtenidos con la misma. En el se haran constar los extremos sobre los que versara aquella licitacion, incluyendo como minimo: cantidad de aridos, canon por metro cubico y plazo de ejecucion.

3. Igualmente podra ofrecerse el concurso de proyecto y obra, mediante la publicacion del correspondiente pliego de bases.

4. Los tramites subsiguientes se ajustaran a lo previsto en la legislacion de contratos del estado.


Art. 138.

1. El organismo de cuenca llevara un registro de concesiones de extraccion de aridos, en el que se inscribiran de oficio sus caracteristicas esenciales y aquellas observaciones que definan la concesion, recogiendo asimismo los cambios que se produzcan en su titularidad.

2. Como caracteristicas esenciales se consideraran: el titular, cauce, termino municipal y provincia donde radique la extraccion, volumen a extraer, fecha de la autorizacion y plazo.


Art. 139.

1. En estas concesiones no se autorizaran otras modificaciones de caracteristicas esenciales que las del cambio de titularidad, las cuales se tramitaran de acuerdo con lo previsto en los articulos 145 y 146, en cuanto les sea de aplicacion.

2. Las modificaciones de las caracteristicas no esenciales se solicitaran por el concesionario al organismo de cuenca, que las autorizara, si procede, previos los tramites que se consideren preceptivos u oportunos. En el caso de modificacion de tarifas, se realizara una informacion publica, por plazo no inferior a veinte dias, en el de la provincia donde radique la extraccion y en el de las limitrofes si se considera conveniente.


Artículo 139 bis. Transformación de derechos privados en concesionales.

1. De conformidad con la disposición transitoria décima del texto refundido de la Ley de Aguas los titulares de aprovechamientos de aguas inscritos en el Catálogo de aguas privadas de la cuenca a que se refiere la disposición transitoria cuarta de dicha norma, podrán solicitar en cualquier momento el otorgamiento de la correspondiente concesión.

2. El trámite de otorgamiento de la concesión se llevará a cabo sin competencia de proyectos y exigirá, además del informe de compatibilidad con el Plan Hidrológico y el de la Administración competente en función del uso a que se destine, la práctica del trámite de información pública y, en caso de existir Comunidad de Usuarios, la solicitud de informe a la misma.

3. La concesión a otorgar tendrá las siguientes características:

a) El término de la concesión será el 31 de diciembre de 2035, teniendo preferencia en ese momento el concesionario para obtener una nueva concesión.

b) Recogerá las características con que el aprovechamiento esté incluido en el Catálogo de Aguas privadas de la cuenca, singularmente en lo que se refiere al uso del agua, previa comprobación de la adecuación de estas características a la realidad por parte del Organismo de cuenca.

4. No obstante cuando la solicitud de concesión se refiera a masas de agua subterránea declaradas en riesgo de no alcanzar un buen estado y que cuenten con el programa de actuación a que se refiere el artículo 56 del texto refundido de la Ley de Aguas, la concesión estará sometida a las limitaciones establecidas en dicho programa. Cuando no exista un programa de actuación aprobado, no se podrá instar la transformación del derecho.


Seccion 7. Novacion de concesiones
Art. 140.

Los titulares de una concesion de aguas para riego o para abastecimiento de poblaciones, o los usuarios a que hace referencia el articulo 60.3 de la ley de aguas, podran obtener una nueva concesion para el mismo uso y destino, que se tramitara de acuerdo con lo establecido en los articulos siguientes.


Art. 141.

1. La solicitud de la nueva concesion debera formularse del modo previsto en el articulo 89.3 de este reglamento.

2. El organismo de cuenca examinara la compatibilidad o incompatibilidad de la peticion con el plan hidrologico nacional.


Art. 142.

1. Ultimado el tramite anterior, y en caso de que se aprecie la compatibilidad con el plan hidrologico nacional, se otorgara la concesion ajustando sus caracteristicas al plan hidrologico de cuenca.

2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado anterior la administracion, para mejor proveer, podra recabar los informes que estime pertinentes asi como acordar tramite de informacion publica.


Seccion 8. Modificaciones de las caracteristicas de las concesiones
Art. 143.

Toda modificacion de las caracteristicas de una concesion requerira previa autorizacion administrativa del mismo organo otorgante (art.62 de la la).


Art. 144.

1. No podran variarse las caracteristicas esenciales de una derivacion de aguas, ni las condiciones de la concesion, sin la autorizacion administrativa del mismo organo otorgante. Esta autorizacion sera denegada, cualquiera que sea la variacion solicitada, si en el examen inicial de la

Modificacion a realizar por el organismo de cuenca no se pudiera alcanzar una compatibilidad previa de la misma con el plan hidrologico de cuenca, a traves de los tramites indicados en el articulo 108.

2. Por características esenciales se entenderán: Identidad del titular, volumen máximo anual, volumen máximo mensual cuando así se haya establecido en el título concesional y caudal máximo instantáneo a derivar, corriente y punto de toma, finalidad de la derivación, superficie regable en las concesiones para riego y tramo afectado en las destinadas a producción de energía eléctrica.

3. Las solicitudes de autorizacion para estas modificaciones seran sometidas a informacion publica con el ambito que determine el organismo de cuenca, siempre que a juicio de este puedan suponer afecciones para terceros. Tambien se pediran los informes de otros organismos que sean preceptivos en los supuestos de concesion, o que se consideren por el organismo de cuenca imprescindibles par la resolucion.

4. El organismo de cuenca podra incoar de oficio el expediente de modificacion de caracteristicas, cuando se trate de acomodar el caudal concedido a las necesidades reales del aprovechamiento, restringiendo su caudal o mateniendolo.

5. En aquellas concesiones cuyo otorgamiento viene atribuido por la Ley de Aguas al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente la tramitación de las solicitudes de modificación de características esenciales o condiciones, siguiendo el procedimiento previsto en los artículos 145 al 148, se llevará a cabo por el Organismo de cuenca, el cual tramitará el expediente elevándolo posteriormente al mencionado Ministerio, para su resolución definitiva, a excepción de las relativas a la titularidad del aprovechamiento, que resolverá el propio Organismo de cuenca.

En los casos en que la resolución se apruebe por el Ministerio, éste dará traslado al Organismo de cuenca a efectos de inspección, vigilancia y de inscripción en el Registro de Aguas.

Art. 145.

La transmision total o parcial de los aprovechamientos de agua que impliquen un servicio publico o la constitucion de gravamenes sobre los mismos requerira autorizacion administrativa previa.

En los demas casos solo sera necesario acreditar de modo fehaciente, en el plazo y forma que reglamentariamente se establezca, la transferencia o la constitucion del gravamen.


Art. 146.

1. Cuando cambie la titularidad de una concesion, el nuevo titular debera solicitar mediante instancia presentada ante el organismo de cuenca la oportuna inscripcion de transferencia en el registro de aguas regulado en la seccion 12 de este capitulo, aportando la documentacion indicada en los articulos siguientes.

Especialmente, debera acreditarse la existencia de la autorizacion administrativa previa a que se refiere el articulo 145, para la inscripcion en dicho registro de la transmision total o parcial de los aprovechamientos de agua que impliquen un servicio publico o de la constitucion de gravamenes sobre los mismos, sin cuyo requisito no se efectuara dicha inscripcion.

Tal instancia debera presentarse dentro del año siguiente a producirse el cambio de titularidad, cuando este sea debido a sucesion mortis causa, y dentro del plazo de tres meses a partir del cambio en cualquier otro supuesto.

2. En todo caso, cualquiera que sea el destino de la concesion debera presentarse:

A) documento publico o fehaciente que acredite el tracto sucesivo de la concesion o su reanudacion.

B) declaracion jurada sobre la coincidencia o variaciones existentes, entre las caracteristicas de la derivacion en aquel momento y la que figuran en el registro de aguas, indicando asimismo si el aprovechamiento se encuentra en condiciones de explotacion.

3. En el supuesto de que no sea posible acreditar fehacientemente el tracto sucesivo del derecho a la concesion por los medios ordinarios, el peticionario lo pondra de manifiesto por declaracion jurada, bastando con presentar el titulo o titulos fehacientes de la propiedad o derecho real del bien inmueble a que se destinan las aguas, o, en su defecto, de las instalaciones necesarias para el aprovechamiento.


Art. 147.

1. Formulada la peticion, el organismo de cuenca estudiara la documentacion aportada y, si no la estima suficiente, requerira al peticionario para que la complete en lo necesario.

2. Una vez completada la documentacion, de acuerdo con el apartado anterior, o si la misma hubiera sido considerada suficiente desde el principio, el organismo de cuenca dictara resolucion aprobando la transferencia y ordenando la inscripcion de esta en el registro de aguas, quedando subrogado desde ese momento el nuevo titular en los derechos y obligaciones del anterior.

3. Esta inscripcion tendra caracter provisional y se hara constar este caracter en la misma, si, de acuerdo con lo indicado por el peticionario, existiesen variaciones en las caracteristicas respecto a las inscritas; si el aprovechamiento no se encontase en condiciones de explotacion; o si se hubiera aportado la documentacion prevista en el articulo 146.3.


Art. 148.

1. En los casos indicados en el apartados 3 del articulo anterior, previa citacion al peticionario, se realizara una visita de reconocimiento del aprovechamiento, levantando acta en la que constaran las caracteristicas del mismo y su situacion respecto a las condiciones de utlizacion.

2. Si el aprovechamiento se encontrase en condiciones de explotacion y sus caracteristicas coinciden con las inscritas provisionalmente, se dictara resolucion elevando a definitiva la inscripcion.

3. Si el aprovechamiento se encontrase en condiciones de explotacion, pero se hubieran variado las caracteristicas, se dictara resolucion fijando al nuevo titular un plazo para que inicie expediente de modificacion de caracteristicas o nueva concesion, si la variacion comprobada asi lo exigiera.

En la resolucion de los expedientes citados, que se tramitaran de acuerdo con lo previsto en este reglamento para las modificaciones objetivas, habra de decretarse la anulacion de oficio de la inscripcion provisional y su sustitucion, si procede, por otra definitiva con las caracteristicas correspondientes.

Si no procediera la nueva inscripcion, por no aprobarse las variaciones o no otorgarse la concesion, se fijara un plazo al peticionario para que adapte el aprovechamiento a las caracteristicas inscritas, advirtiendole que, en caso de incumplimiento, se procedera a iniciar el correspondiente expediente de extincion del derecho al aprovechamiento de aguas.

Si el aprovechamiento se pusiera en condiciones de explotacion con las caracteristicas de la inscripcion, se elevara de oficio a definitiva la inscripcion, una vez comprobadas aquellas circunstancias.

4. Si el aprovechamiento no se encontrase en condiciones de explotacion y no se tuviera constancia de que la misma hubiese estado interrumpida por un periodo superior a tres años consecutivos, se dictara resolucion fijando un plazo al nuevo titular, para que lo ponga en condiciones de explotacion normal, con la advertencia de que, en caso de incumplimiento, se procedera a iniciar expediente de extincion del derecho de concesion.

La elevacion a definitiva de la inscripcion se efectuara de oficio, una vez que se haya comprobado que se ha puesto el aprovechamiento en condiciones normales de explotacion.

5. En el supuesto del apartado anterior, si el peticionario pretendiera introducir modificaciones en las caracteristicas de la inscripcion del aprovechamiento, lo hara asi constar en el acta levantada con motivo del reconocimiento previsto en el apartado 1 de este articulo y, en ese caso, en la resolucion, el plazo se fijara para la iniciacion del expediente de modificacion de caracteristicas o de nueva concesion, tal como se indica en el apartado 3, prosiguiendo la tramitacion en la forma alli indicada.

6. Si con el reconocimiento del aprovechamiento efectuado, de acuerdo con el apartado 1, y con las averiguaciones que se consideren oportunas, se adquirise certeza de que la explotacion del aprovechamiento habia estado paralizada por un periodo de tiempo superior a tres años consecutivos, se dictara resolucion iniciando el expediente de extincion de la concesion.


Art. 149.

En toda peticion de autorizacion para modificar el objeto de la concesion, se debera justificar su conveniencia y aportar la documentacion que en cada caso se señala en este reglamento para obtener la concesion. Los documentos tecnicos que recojan las obras a realizar o justifiquen la suficiencia de las ya existentes, tendran el mismo caracter y tipo de definicion que para obtener el derecho a derivar aguas resultantes de las modificaciones se hubiera exigido de acuerdo con el reglamento.


Art. 150.

1. Las modificaciones de las caracteristicas esenciales relativas al objeto de una concesion otorgada por procedimientos para los que este reglamento no exige tramite de competencia, no seran sometidas tampoco a tal tramite, siempre que no superen ahora las condiciones que permitieron su exclusion, en cuyo caso se sometera la totalidad de la concesion a competencia. 2. Igual tramitacion, en este aspecto, se realizara para las modificaciones indicadas en el apartado anterior, relativas a los derechos de derivacion a que se refiere la disposicion transitoria primera de la ley de aguas en sus apartados 1 y 2, siempre que por sus caracteristicas hubieran podido tramitarse sin competencia de proyectos, de acuerdo con lo dispuesto en el presente reglamento.


Art. 151.

1. En todos los demas casos de modificaciones del objeto de la concesion que no queden incluidos en el articulo anterior, se tramitara el expediente de acuerdo con las normas que siguen.

2. Las modificaciones que no supongan alteración del destino de las aguas, del caudal o del tramo de río afectado por los aprovechamientos hidroeléctricos se tramitarán sin someter la concesión resultante a nueva competencia de proyectos, cualquiera que sea el momento en que se soliciten.

3. Si las modificaciones suponen alteración del caudal, cualquiera que sea la finalidad de la concesión, o del tramo afectado en el cauce por los aprovechamientos hidroeléctricos, y aquéllas se solicitasen antes de que se hubiera ejecutado el 20 por ciento del presupuesto de las obras proyectadas, se tramitarán sin nueva competencia de proyectos, cuando la variación no supere el 10 por ciento en más o en menos, a no ser que, en caso de disminución, el Organismo de cuenca considere conveniente dicho trámite. Si las variaciones superan el 10 por ciento en más o en menos, se someterá siempre a nuevo trámite de competencia de proyectos la totalidad de la concesión, incluidas las modificaciones.

En cualquier caso, las modificaciones, para ser tramitadas, se definirán en el proyecto de construcción, y en éste se recogerán con el mismo grado de definición las obras ya ejecutadas, si las hay, y su valoración.

En cualquier caso, las modificaciones, para ser tramitadas, se definiran en el proyecto de construccion, y en este se recogeran con el mismo grado de definicion las obras ya ejecutadas, si las hay, y su valoracion.

4. Si las modificaciones del apartado anterior se solicitasen una vez ejecutado el 20 por 100 del presupuesto de las obras proyectadas o con las obras ya concluidas y en fase de explotacion, las variaciones que supongan disminucion de las caracteristicas indicadas se tramitaran con nueva competencia de proyectos de la totalidad de la concesion, si el organismo de cuenca lo considera conveniente. Si supone aumento, se tramitaran con dicha competencia, limitando esta unicamente a las diferencias que se pretendan aumentar, cuando estas diferencias superen el 10 por 100 y ademas superen

Tambien los limites marcados en el articulo 128 para la obligatoriedad de este tramite; en otro supuesto, se tramitaran sin competencia.

5. Las variaciones en más o menos del 10 por ciento, indicadas en los artículos anteriores, a falta de otros criterios de valoración recogidos en el plan hidrológico de cuenca, se considerarán sobre el caudal para todas las finalidades de las concesiones, excepción hecha de las destinadas a producción hidroeléctrica, en las que esta variación se considerará sobre el denominado índice concesional, que queda definido como el producto del caudal expresado en metros cúbicos por segundo por el desnivel del tramo afectado en metros.

Si el salto tuviera varias tomas o el aprovechamiento estuviera compuesto por varios saltos, el índice concesional será la suma de los productos indicados para cada toma.

En caso de variaciones sucesivas, la comparación para determinar si aquéllas superan el 10 por ciento se hará siempre entre la concesión inicial y la resultante de la ultima variación en trámite.

6. No obstante lo establecido en los apartados anteriores, los aprovechamientos hidroelectricos situados en una corriente cuyo caudal este regulado por embalses, podran ser autorizados para modificar sus instalaciones e incrementar la potencia instalada, con el fin de utilizar mejor el caudal regulado y concentrar la produccion en las horas de mayor demanda, sin que para ello sea necesario el tramite de competencia.

7. Si la modificacion supone un cambio en el destino de las aguas, se tramitara sin nueva competencia, siempre que se haya ejecutado el 20 por 100 del presupuesto de las obras proyectadas; en caso contrario, se sometera a nuevo tramite de competencia la concesion con su nueva finalidad, a no ser que esta no la precise de acuerdo con lo previsto en este reglamento.


Art. 152.

1. En los supuestos en que se ha previsto tramite de competencia, el organismo de cuenca elegira la peticion de mayor importancia y utilidad de acuerdo con lo dispuesto en el articulo 58 de la ley de aguas. Al concesionario primitivo se le reservara el derecho de tanteo sobre la peticion preferida, si tuviera la misma finalidad, derecho que podra ejercer en el plazo de un mes. Para hacer uso del mismo, debera abonar al peticionario elegido el doble del coste del documento o documentos tecnicos presentados. Si no utilizara el derecho de tanteo y hubiera salido a competencia de proyectos la totalidad de la concesion, caducara esta y se otorgara nueva concesion a favor del peticionario elegido, quien debera hacerse dueño de las obras utilizables, a juicio del organismo de cuenca, de entre las ya ejecutadas, abonando al primitivo concesionario su importe, evaluado a los precios del proyecto.

2. Haya habido o no competencia de proyectos, si se accediese a las modificaciones solicitadas por el

Peticionario inicial o este hiciese uso del derecho de tanteo, el organismo de cuenca fijara las condiciones de la nueva concesion y, entre ellas, la perdida de una parte proporcional de la fianza depositada, cuando haya habido reduccion en las caracteristicas.

3. Los restantes supuestos, se dictara resolucion denegando la modificacion y se mantendran las caracteristicas de la concesion inicial.

4. Al autorizar una variación, el organismo de cuenca cuidará de que las variaciones del plazo de ejecución, si se estimaran necesarias, sean proporcionadas al aumento o disminución de obra y guarden relación con el plazo de ejecución de la concesión primitiva.


Art. 153. Aumento del plazo de concesión.

1. Las autorizaciones de modificación de características solo podrán conllevar un aumento del plazo concesional, si así lo solicitara el concesionario, cuando la modificación exigiera la realización de inversiones que no pudieran ser amortizadas dentro del plazo de concesión restante. La duración de la prórroga se fijará en atención al necesario período de amortización sin que el plazo total de la concesión pueda superar, en ningún caso, el máximo fijado en el artículo 97.

2. Las solicitudes de aumento de plazo a que hace referencia el apartado anterior no se admitirán durante los últimos tres años de vigencia de la concesión.

Art. 154.

1. Cuando para la normal utilización de una concesión fuese absolutamente necesaria la realización de determinadas obras, cuyo coste no pueda ser amortizado dentro del tiempo que falta por transcurrir hasta el final del plazo de la concesión, éste podrá prorrogarse por el tiempo preciso para que las obras puedan amortizarse, con un límite máximo de diez

Años y por una sola vez, siempre que dichas obras no se opongan al plan hidrológico correspondiente y se acrediten por el concesionario los perjuicios que se le irrogarían en caso contrario (art. 57.6 de la la).

2. A la solicitud de autorización para realizar las obras, se acompañará proyecto suscrito por técnico competente en el que se justificará la necesidad de aquéllas para la utilización normal de la concesión, se definirán y valorarán las mismas y se estudiará la prórroga precisa en el plazo concesional para su amortización, teniendo en cuenta el tiempo que le reste de disfrute de la concesión.


Art. 155.

1. Los plazos de ejecución de las obras, podrán prorrogarse a instancia del concesionario, cuando acredite que el incumplimiento se ha debido a causas independientes de su voluntad, que apreciará la administración, pudiendo ser denegada la prórroga cuando no se hubiese comunicado la causa generadora del retraso dentro de los treinta días siguientes a haberse producido.

2. La solicitud de prórroga, acompañada de la documentación justificativa, habrá de presentarse ante el

Organismo de cuenca con anterioridad mínima de dos meses a la fecha en que expire el plazo cuya ampliación se solicita, describiendo la obra realizada y la que falta por ejecutar, con su valoración aproximada.

3. El organismo a quien corresponda conocer de la prórroga, previos los informes que estime oportunos y vistas la documentación y circunstancias concurrentes, resolverá lo que estime pertinente. En caso de acceder a la prórroga, la concederá por el tiempo que estime necesario, pero cuidando de

Que las variaciones del plazo de ejecución sean proporcionadas a la obra que falta por ejecutar y al plazo primitivo. Asimismo, podrá ser impuesta una fianza complementaria.


Sección 9.ª revisión de las concesiones
Art. 156.

1. Las concesiones podrán ser revisadas:

A) cuando se hayan modificado los supuestos determinantes de su otorgamiento.

B) en casos de fuerza mayor a petición del concesionario.

C) cuando lo exija su adecuación a los planes hidrológicos.

Sólo en el tercer caso, el concesionario perjudicado tendrá derecho a indemnización, de conformidad con lo dispuesto en la legislación general de expropiación forzosa (art. 63 de la la).

2. Se considerará que se han modificado los supuestos a que hace referencia el epígrafe a) del apartado anterior cuando las circunstancias objetivas que sirvieron de base para el otorgamiento de la concesión hayan variado de modo que no sea posible alcanzar sustancialmente la finalidad de la concesión.

3. Por razones de tipo técnico e independientemente de las posibilidades de revisión de la concesión indicadas en el artículo 63 de la ley de aguas, la administración, dentro de sus facultades de inspección y vigilancia de las obras, podrá imponer modificaciones de un proyecto en curso de ejecución.

Será condición precisa que las variaciones sean compatibles con todas las cláusulas de la concesión, excepción hecha de aquéllas en que se prescribe la obligación de ejecutar las obras con sujeción al proyecto aprobado.


Artículo 156 bis. Acreditación de menor dotación y ahorro.

1. Para la acreditación a que hace referencia el artículo 65.2 del texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de junio, se tendrán en cuenta, entre otros, los criterios siguientes:

a) Las dotaciones máximas establecidas en el Plan Hidrológico.

b) Las superficies realmente regadas y la población realmente servida en un período suficientemente representativo.

c) Los caudales realmente derivados en un período suficientemente representativo.

d) La capacidad de derivación y transporte de las infraestructuras vinculadas con el aprovechamiento, salvo que:

1.º Se hayan realizado modificaciones no autorizadas que comporten una mayor derivación o consumo de agua.

2.º La mala conservación de las infraestructuras implique un mayor consumo de agua.

e) El hecho de que los caudales concedidos sean ya suministrados por una red pública de abastecimiento o una comunidad de usuarios o que se encuentren comprendidos en otra concesión posterior.

f) La introducción de las mejoras técnicas disponibles en cada momento.

2. A los efectos de aplicación de los apartados 1.b) y c) podrá considerarse como período suficientemente representativo el de cinco años hidrológicos, comprendidos entre los diez años anteriores a la fecha de iniciación del procedimiento de revisión.

Art. 157.

Los expedientes de revisión podrán ser iniciados de oficio o a instancia de parte, y su tramitación la realizará el organismo de cuenca, con independencia de que la resolución corresponda al organismo competente para el otorgamiento de la concesión de haberse tratado de una nueva petición.


Art. 158.